¿Qué es la tecnología DisplayPort Multi Stream Transport y para qué sirve?

Es posible que hayas escuchado o leído que tu tarjeta gráfica o incluso tu ordenador portátil cuentan con una salida de vídeo DisplayPort MST (Multi Stream Transport), pero también es posible que no sepas para qué sirve ni qué puede hacer esta tecnología por ti, así que en este artículo te lo vamos a explicar con todo lujo de detalles.

Si tienes un portátil o tarjeta gráfica que cuenta con una o varias salidas de vídeo con capacidad Multi Stream Transport, lo primero que debes saber es que tienes la posibilidad de conectar varios monitores a dicha salida de manera simultánea, algo que puede ser bastante útil para usuarios que quieren tener varios monitores en su espacio de ocio o de trabajo. Pero antes de entrar en materia vamos a comenzar explicando lo básico para que podáis entenderlo perfectamente.

¿Qué es DisplayPort Multi Stream Transport?

Daisy Chain

Introducida por primera vez con el estándar DisplayPort 1.2, esta tecnología permite conectar varias pantallas utilizando un solo puerto DisplayPort o mini DisplayPort, y es válido tanto en equipos de sobremesa como en ordenadores portátiles. Para lograrlo, se combinan múltiples señales de vídeo en una única transmisión (y de ahí su nombre) en un proceso conocido como multiplexación, enviándola a través de un cable DisplayPort a un dispositivo que desagrega la señal. Este dispositivo de «desagregación» puede ser o bien una serie de monitores conectados en cadena (daisy chain) o bien un concentrador MST.

Dicho de otra manera, la tecnología DisplayPort Multi Stream Transport permite conectar hasta cuatro pantallas utilizando un único cable, o mejor dicho utilizando una única salida de vídeo de la fuente que, como ya hemos mencionado, puede ser por ejemplo la tarjeta gráfica de tu PC o un ordenador portátil.

La especificación DisplayPort 1.2 incluye soporte para dos métodos de transporte: transporte de flujo único (SST) y transporte de flujo múltiple (MST). Con la introducción de MST, que combina múltiples señales de vídeo en un único flujo, el método predeterminado de transmisión de vídeo simple (una salida, un monitor) pasó a llamarse Single Stream Transport.

DisplayPort Multi Stream Transport

Para que esto funcione necesitarás algunos requisitos: para empezar, que la gráfica o el portátil sea compatible con DisplayPort Multi Stream Transport, y también necesitarás un cable DisplayPort que al menos cumpla con el estándar 1.2. Luego, depende de cómo vayas a montar el sistema, necesitarás o bien que los monitores sean compatibles con daisy chain para poder conectarlos en cadena, o bien utilizar un hub MST, con el que no necesitarás esto y podrás utilizar cualquier monitor incluso aunque no tenga DisplayPort, si bien en este caso se requiere que tenga entrada HDMI.

Por otro lado, también hay un requisito en cuanto al software y es que DisplayPort Multi Stream Transport solo es compatible con sistemas operativos Windows 10, 8, 8.1 y 7, pero no es compatible con otros sistemas como MacOS, ChromeOS o Linux por el momento.

Opciones de configuración, ventajas y desventajas

Daisy Chain monitores

Como hemos dicho antes, hay dos métodos de conexión o configuración para DisplayPort Multi Stream Transport: monitores conectados en cadena o con un hub MST, y a continuación os vamos a contar cuáles son las características, ventajas y desventajas de ambos.

Comenzamos con los monitores conectados en cadena (daisy chain). Para que esto funcione necesitarás cerciorarte de que cada monitor tenga una entrada de vídeo DisplayPort 1.2 compatible con MSI, pero también necesitas que tenga otra salida de vídeo DisplayPort 1.2 para poder conectarlo al siguiente en la cadena, ya que este método implica conectar la salida de vídeo a un monitor, luego de éste a otro y así sucesivamente, de manera que todos los monitores funcionan con una única salida de vídeo del PC o portátil. El único monitor que no necesitas que sea compatible con DisplayPort MST es el último de la cadena, ya que ese no se conectará a nada más y solo necesita tener una entrada.

De esta manera, el primer monitor de la cadena, el que está conectado al PC o portátil, debe tener puertos DP 1.2 MST, con entrada y con salida (esta última estará marcada como DisplayPort Out) y esto es obligatorio. En cuanto al segundo monitor, no necesitan ni tan siquiera que tenga DisplayPort ya que puedes utilizar por ejemplo un adaptador de DisplayPort a HDMI para conectarlo.

displayport-mst-daisy-chain-monitors

Por otro lado, tenemos los hub Multi Stream Transport, que son unos concentradores que ofrecen una mayor flexibilidad. Por ejemplo, puedes conectar hasta 4 monitores HDMI directamente al concentrador, puedes crear un mural de vídeo, o puedes conectar todos los monitores en cadena igualmente solo que en lugar de conectar unos monitores a otros en serie, todos ellos van conectados en cadena al hub. Dicho de otra manera, si quieres tener 4 monitores en lugar de necesitar un portátil o tarjeta gráfica con 4 salidas de vídeo tan solo necesitarás un hub MST, el cual conectarás al portátil o PC y luego cada monitor se conectará individualmente al hub.

displayport-mst-hub

Las tarjetas gráficas con DisplayPort Multi Stream Transport tienen un ancho de banda limitado, y un concentrador MST dividirá ese ancho de banda total entre los monitores conectados. Así, un monitor 1080p consume aproximadamente el 22% del ancho de banda límite de DisplayPort y por lo tanto podrás conectar 4 monitores 1080p sin problemas, pero si pretendes utilizar monitores 4K, éstos consumen en torno al 40% del ancho de banda y por lo tanto el límite que puedes conectar son 2.

Por supuesto, utilizando DisplayPort Multi Stream Transport tendrás las mismas posibilidades de configuración que tendrías conectando todos los monitores directamente a la tarjeta gráfica o portátil, es decir, puedes por ejemplo tener un escritorio extendido de cuatro pantallas 1080p, pero también podrás hacer que la pantalla de tu portátil se copie (mirror) en las cuatro pantallas, algo ideal si por ejemplo los tienes organizados en un mural y simplemente te interesa hacer presentaciones.

También puedes configurarlos como quieras en cuanto a forma, es decir, los monitores no tienen por qué estar los unos al lado de los otros sino que puedes colocarlos encima o debajo, ya que en el propio sistema operativo Windows podrás configurar su posición desde la configuración de pantalla.

1 Comentario