Las RTX 40 serán una simple evolución de las RTX 30, solo que a 5 nm

No es solo una nueva arquitectura, es una nueva hornada de tarjetas gráficas que se esperan como agua de mayo para que el precio de las RTX 30 caiga a niveles mucho más bajos. Pero desde el punto de vista de la arquitectura parece que los cambios serán mínimos y todo se fiará a TSMC y su nodo de 5 nm. ¿Son Hopper y Ada Lovelace en las RTX 40 una simple evolución de las RTX 30?

Según lo que se acaba de filtrar a modo de rumor así lo parece, puesto que aunque los FP64 volverán, en teoría, a niveles de 1:1 los cambios podrían ser mínimos desde el punto de vista de la arquitectura, lo cual sería bastante interesante por varios motivos.

NVIDIA RTX 40: solo una evolución con los 5 nm de TSMC

nvidia-ada-lovelace

Según parece, aunque sí que es cierto que Ada Lovelace traerá pequeños cambios a modo de mejoras al parecer no serían suficientes para llamarse una nueva arquitectura como tal. Esta sería una evolución menos natural de lo que nos tienen acostumbrados los de Huang, puesto que Ada Lovelace se basará en Ampere y compartirá gran parte de sus unidades tal y como están ahora.

¿Qué implica esto? Pues que los SM apenas habrían evolucionado y todo se logra gracias al nodo N5 de TSMC, por lo que el chip AD102 incluiría los ya nombrados en otros artículos 12 GPC, 72 TPC y 144 SM, los cuales y cada uno de ellos seguirían teniendo 128 Shaders o núcleos CUDA con el arrastre de la controversia de la duplicación de su número real (serían 64 CUDAS por SM en realidad).

La suma total sabiendo esto son los ya conocidos 18.432 Shaders, los cuales son nada menos que un 71% mayores en número frente a los actuales 10.752 del GA102. El rendimiento debería de estar si no por encima, cerca de los 90 TFLOPS, lo que supone un +152% frente a la RTX 3090 y un +125% frente a la RTX 3090 Ti, principalmente porque se hablan de frecuencias de locos: 2,5 GHz.

El salto a MCM y Hopper

NVIDIA-Hopper-RTX-40

NVIDIA se aferraría con ello a los 5 nm de TSMC y a pequeñas mejoras para conseguir ese rendimiento, todo a base de puro músculo y pocas optimizaciones, lo que sugiere un cambio de tendencia.

Parece que el golpe de AMD con Instinct MI200 les ha pillado a contrapié y el gancho de Intel con Xe y MCM sería el detonante de un hecho relevante: NVIDIA podría estar tecnológicamente por detrás después de casi dos décadas en la cúspide. Parece que los esfuerzos de los verdes estarían centrados en Hopper y MCM, así como su tecnología CFR, el sustituto de AFR y SFR que llegaría no para dos o más GPU, sino para la interconexión de dies.

Este sería el motivo por el cual el consumo se va a disparar tanto, principalmente porque se espera un empeoramiento de la eficiencia al no haber, en teoría, mejoras arquitectónicas suficientes que palíen la alta frecuencia para conseguir un mayor rendimiento. Esto nos recuerda a lo ocurrido con Intel y todas las arquitecturas tras Skylake (al menos en parte), salvo que NVIDIA necesitará solamente dos años para hacer los sucesivos cambios, no como en los RT Cores y Tensor Cores donde habían trabajado una década.

Por lo tanto, Ada Lovelace se espera como puro músculo y mucho vatio a consumir, una alta frecuencia y posiblemente un nulo overclock que dejará el margen térmico en un rango más que ajustado. AMD tiene con ello una oportunidad de oro para asestarle un certero golpe a NVIDIA, veremos si lo consigue.

Fuente > Mydrivers

¡Sé el primero en comentar!