NVIDIA une ARM y RTX junto a Mediatek, ¿planean abandonar el PC x86?

Durante la presentación que ayer realizo el CEO de NVIDIA, Jen-Sen Huang, trataron muchos temas en solo dos horas, pero entre ellos hubo dos anuncios cuanto menos controvertidos si los relacionados con el proceso de compra por parte de NVIDIA. Siendo el que más destaca a corto plazo el acuerdo entre NVIDIA y Mediatek para la integración de las RTX 3000 Mobile junto a SoCs ARM.

La compra de ARM por parte de NVIDIA dibuja un mapa de ruta claro, teniendo sus propias CPU llegará a un punto en que no les interesará seguir apostando por x86. Ayer pudimos ver ya indicios de ese camino.

NVIDIA y MediaTek unen GPUs RTX y SoCs ARM

NVIDIA Mediatek

NVIDIA ha llegado a un acuerdo para la implementación de sus GPUs NVIDIA RTX en los portátiles de MediaTek. ¿La particularidad? No estamos hablando de portátiles basados en una CPU x86 de Intel o AMD, sino en SoCs con núcleos de ISA ARM de la propia Mediatek.

Durante la presentación en la GTC 2021, el CEO de NVIDIA ha justificado el acuerdo con las siguientes palabras:

MediaTek es el distribuidor más grande de chips ARM, los cuales se utilizan en todos sitios desde smartphones, Chromebooks y Smart TVs.

La respuesta del CEO de MediaTek, Rock Tsai en cambio es mucho más clara sobre las intenciones que hay detrás de este acuerdo.

Miramos hacia adelante para utilizar nuestra tecnología y trabajamos con NVIDIA para traer el poder de las GPUs a la plataforma de PCs basada en ARM para la creación de contenido, gaming y mucho más. La aceleración vía va a ser un gran acelerador para todo el ecosistema ARM.

La mención del gaming es lo que más destaca, ya que NVIDIA ha llegado donde esta gracias al gaming en PC x86 y parece que está dispuesta a dar el salto al gaming basado en ARM.

NVIDIA Mediatek

El primer hardware de Mediatek que va a utilizar son sus Chromebooks equipados con los SoC MT819X, los cuales se emparejaran con GPUS NVIDIA RTX 3000 Mobile.

¿Un SoC ARM conectado a una GPU NVIDIA?

NVIDIA DRIVE PX 2

En realidad esto no debería cogernos por sorpresa desde el momento en que NVIDIA ya lo ha hecho en sus plataformas Drive PX donde un SoC para automoción NVIDIA Tegra comparte placa con una GPU NVIDIA. ¿La forma de comunicarse entre CPU y GPU? A través de la interfaz propietaria NVLINK. 

Todas las arquitecturas de GPU de NVIDIA desde Pascal están diseñadas para comunicarse sin problemas con un SoC ARM que los acompañe. La primera vez que NVIDIA lanzo un Drive PX basado en SoC con CPUs ARM y una de sus gráficas fue con el Drive PX basado en el Tegra X2. Para ello adapto la arquitectura Pascal para que pudiese comunicarse sin problemas con el SoC. Desde entonces todas las GPU de NVIDIA tienen esa capacidad, aunque para ello necesitan estar equipado con una interfaz NVLink tanto el SoC como la GPU dedicada.

Dado que ninguna de las actuales RTX 3000 Mobile disponen de dicha interfaz, está claro que NVIDIA deberá lanzar una serie de GPUs especiales para emparejar con los SoC de MediaTek, los cuales también serán versiones especiales con dicha interfaz de comunicación.

¿Va a abandonar NVIDIA al PC x86 en el futuro?

ARM NVIDIA

Otro detalle en la presentación de ayer que quedo muy desapercibido fue el acuerdo entre NVIDIA y Amazon para la creación de servidores en la nube para el Cloud Gaming. Con el objetivo de mover los juegos para Android en la nube, donde se ejecutarán en servidores con GPUs de NVIDIA, y por tanto su código estará optimizado para estas.

Por lo que podemos deducir que NVIDIA se encuentra en un proceso donde lo que buscan es que los creadores tanto de aplicaciones Android como de videojuegos para la plataforma los empiecen a adaptar para las GPU de NVIDIA. En la actualidad, los núcleos basados en ARM del ecosistema Android pueden hablar casi de tú a tú los núcleos x86. Sumadle a esto la implementación de las GPU de NVIDIA y de ahí puede nacer un mercado gaming alternativo de los PCs con Windows.

Android tiene un ecosistema ya veterano de más de una década, con un gran conocimiento acumulado por parte de los estudios de desarrollo, los cuales pueden aprovechar muy bien la implementación de GPUs NVIDIA RTX junto a CPUs ARM. Lo cual puede ser un incentivo a futuro para la empresa de Jen-Sen Huang para abandonar la plataforma x86 si se acaba ejecutando la compra de ARM.