Las NVIDIA RTX 30 Mobile, ¿qué ventajas tienen frente al resto de GPUs?

Si hay algo que sabe cualquier usuario que necesita portabilidad es que el hecho de poder tanto trabajar como jugar en cualquier parte es algo importante, caro y donde todo se resuelve por norma general en una marca puntera: NVIDIA. AMD no está lista para competir con sus GPUs Mobile para portátiles y su más directo rival tiene las nuevas RTX Serie 30 en el mercado con una serie de tecnologías que son patentadas y que tienen grandes ventajas en gaming. ¿Merece la pena saltar de una RTX Serie 20 comprando con ello un nuevo portátil?

El mercado de portátiles está monopolizado por NVIDIA, no hay otra manera de verlo. Sus GPUs están por todas partes hasta el punto de que los mineros ante la escasez de tarjetas para escritorio están comprando portátiles para las criptomonedas. Esto nos da una idea del potencial que entrañan y lo valiosas que son. Pero si tenemos un portátil con una RTX Serie 20, ¿qué novedades traen consigo estas RTX Serie 30 en los nuevos portátiles gaming?

NVIDIA RTX Serie 30 Mobile, cargadas de características

NVIDIA-RTX-3000-Mobile

Hasta 5 son las nuevas novedades que ha traído NVIDIA con esta serie de tarjetas gráficas:

  • DLSS 2.0
  • Resizable BAR
  • Dynamic Boost
  • Whisper Mode
  • Battery Boost

Lo que debemos saber es que algunas podrán ser usadas con las GPUs anteriores, mientras que otras son exclusivas de los nuevos modelos RTX Serie 30 y de su soporte en los nuevos portátiles gaming.

Esto es un extra de exclusividad que hace que aquellos usuarios que quieran o bien mejorar rendimiento, autonomía o mejorar la calidad visual de sus juegos puedan optar por estas tecnologías que NVIDIA ofrece ahora a sus usuarios. Pero ¿qué hace exactamente cada una de ellas en las RTX Serie 30 Mobile? ¿cuáles son exclusivas de esta serie y cuáles se comparten?

Deep Learning SuperSampling 2.0, la IA al servicio del gaming

Así es, la inteligencia artificial llegó de la mano de la RTX Serie 20 y ahora con las RTX Serie 30 y RTX 30 Mobile en el mercado NVIDIA exporta su nueva versión DLSS 2.0 a estas nuevas GPUs para lograr un rendimiento y calidad no vista hasta ahora.

Cuando probamos en su momento DLSS y Ray Tracing comentamos que estábamos más impresionados por el primero que por el segundo, pese a las dificultades de implantación que se tuvo como tecnología revolucionaria que era. Ahora, DLSS 2.0 no solo está maduro, es que es imprescindible para todo aquel juego que lo soporta.

DLSS 2.0 sigue usando los Tensor Cores de las GPUs RTX (en exclusiva de esta serie) mediante una nueva red neuronal mejorada con Deep Learning que logra renderizar solo la mitad de los píxeles en pantalla para impulsar el rendimiento, mientras que al mismo tiempo la IA consigue utilizar de forma más eficiente el potencial de los Tensor Cores, aumentando el rendimiento general de todo aquel que porte DLSS 2.0.

Además, esta nueva versión que es compatible con todas las RTX del mercado incluidas las RTX Serie 30 Mobile para portátiles tiene una ventaja más: la red de IA es generalizada, por lo que cada vez más juegos la usarán y estará disponible a un mayor número de motores, llegando a más usuarios poseedores de una GPU NVIDIA en su PC.

Por si fuese poco, ahora con DLSS 2.0 se ofrecen tres modos de rendimiento diferentes, donde así podremos calcular la resolución de renderización, ergo, podremos ajustar si queremos impulsar los FPS, la calidad o un mixto de ellos.

Resizable Bar en NVIDIA, una manera de empujar el rendimiento en gaming

geforce-rtx-30-series-laptops-resizable-bar-looping-video

Esta tecnología da soporte a las nuevas especificaciones de PCI-Express, y a partir del 30 de marzo ya está disponible en todas las gráficas de escritorio de la marca (si bien es cierto que hace falta que la placa base sea compatible y tenga su BIOS actualizada).

Pero, ¿qué es realmente Resizable Bar? Es una tecnología que proviene de la interfaz PCI Express y que va intrínsecamente relacionada con la GPU y el propio bus, pero sobre todo con la VRAM de la tarjeta gráfica. Como sabemos, aunque los motores actuales cuando detectan que la VRAM se está acabando o va a ser llenada exportan las texturas al completo a la RAM de sistema y de ahí las transfieren a dicha memoria gráfica, la realidad que estábamos viviendo hasta ahora solo dejaba traspasar información en bloques de 256 MB como máximo.

Esta opción era una limitación que si bien ha hecho funcionar todo correctamente desde su implementación en el PCIe 3.0, ahora NVIDIA ha decidido desbloquear junto con Intel y AMD este límite hasta la totalidad del búfer de la VRAM.

¿Qué se consigue con esto? Pues que si la GPU está en una plataforma compatible (indispensable tener soporte para BAR) ahora la GPU puede solicitar toda la carga gráfica para su VRAM, tal y como ella quiera o necesite, y no depender de un mapeador de solo 256 MB.

Esto es muy útil en altas resoluciones o en pantallas con muchos Hz, donde se obtienen resoluciones más bajas. Vista la tecnología, hay que ver el soporte, ya que es limitado:

CPU chipset BAR NVIDIA

Como vemos, solo las últimas plataformas de Intel y AMD tienen soporte así como sus CPUs más novedosas, pero ¿qué hay de los juegos? De momento y al ser una tecnología tan nueva y en plena fase de implementación hablamos de 8 títulos, todos Triple A:

Juegos BAR NVIDIA-RTX 3000 Mobile

Lógicamente este soporte se irá ampliando conforme avance el año y lleguen nuevos juegos y GPUs al mercado, pero de momento, es exclusivo de las RTX Serie 30 Mobile y la RTX 3060.

NVIDIA RTX Serie 30 Mobile y Dynamic Boost, ajustar la carga para controlar la temperatura

NVIDIA-Dynamic-Boost

Hace tiempo NVIDIA se dio cuenta de que los portátiles actuales desperdiciaban una gran cantidad de energía en forma de calor cuando realmente no era necesario por motivos de carga. Si a esto le sumamos que la gran mayoría de modelos de laptops comparten sistema de refrigeración, estamos ante un bonito cuello de botella térmico.

Tener dos componentes con dos TDP distintos, pero compartiendo sistema de refrigeración dejó de tener sentido hace años, por lo que, aunque la tendencia sigue por términos de costes, NVIDIA tenía que tomar cartas en el asunto y logró romper la tendencia con Dynamic Boost, un sistema de balanceo de TDP.

Lo que se consigue es que cuando la CPU está en un juego y tiene poca carga la energía que no está usando el procesador la pueda usar la GPU, elevando las frecuencias y con ello el rendimiento.

NVIDIA-Dynamic-Boost-2

Lo bueno es que esta tecnología es compatible con AMD e Intel y sus plataformas y será compatible con las GPU NVIDIA de la serie SUPER o RTX Serie 20 o superior.

El problema es que esta tecnología no solamente tiene como limitación la GPU en sí misma, sino que el fabricante tiene que querer habilitarla, ya que para ello NVIDIA necesita una serie de sensores extra y además el sistema de disipación tiene que tener un único heat pipe para CPU y GPU.

Esta tecnología tiene más sentido actualmente en GPUs NVIDIA RTX Serie 30 Mobile de gama media y baja, ya que son las que podrán compartir TDP con las CPUs. La gama alta de tarjetas tendrá su propio sistema independiente y carecerá por lo tanto de Dynamic Boost.

WhisperMode, NVIDIA logra el punto de eficiencia exacto en cada juego

NVIDIA WhisperMode

Es de las últimas tecnologías en llegar al mercado y por ello hablamos de lo último de lo último en cuanto a gaming. Hablamos de una técnica que logra sincronizar de forma inteligente los FPS de un juego con los ajustes del mismo.

Es decir, WhisperMode combina tres factores que NVIDIA prioriza:

  • Power Efficient Game Settings.
  • Game Tuned Frame Rates.
  • Perfiles de más de 400 juegos.

Con esto en mente se tienen que realizar test previos en laboratorio para determinar cómo trabaja la GPU, con qué consumo y a que niveles de detalle, de manera que se pueda determinar la mejor configuración entre alta calidad, eficiencia y ruido de cada portátil.

En definitiva y para que el concepto se entienda mejor, se busca la mayor calidad gráfica, influir lo mínimo posible en el rendimiento y controlar el consumo de energía y con ello la temperatura y la sonoridad.

Esto logra unos perfiles que priorizan sonoridad y calidad en favor de una tasa de FPS ajustada para hacer que el juego sea jugable y luzca lo mejor posible sin que nos quedemos sin tímpanos. Las RTX Serie 30 parten con la ventaja de un nodo más avanzado que las tarjetas Turing, lo que implica una mayor eficiencia por FPS a pesar de contar con mayores TBP. Así que deberíamos de obtener mayor rendimiento a mismo coste auditivo si contamos con estas nuevas GPU.

Battery Boost, el punto culmen para esos momentos sin batería

NVIDIA-Battery-Boost-RTX 3000 Mobile

A todos nos ha pasado que estamos jugando en nuestro portátil y de repente el indicador de batería baja se enciende. No hay que preocuparse si nuestro equipo tiene una GPU NVIDIA, sobre todo si esta es de la serie RTX Serie 30, ya que la compañía tiene una tecnología llamada Battery Boost para permitir que cualquier juego se ejecute a 30 FPS o más logrando aumentar la duración de la batería hasta el doble de lo que duraría en ese mismo portátil sin dicha tecnología.

Aunque esta va relacionada con Optimus, lo cierto es que da pánico estar en un juego y que se active el modo de ahorro de batería. Normalmente, este modo hace bajar las frecuencias de la CPU y la GPU, pero con Battery Boost esto no sucederá en gran parte, ya que de lo que se trata es de ajustar la cantidad de potencia necesaria para así ofrecer una experiencia gaming fluida.

Si hay más carga gráfica el portátil ajustará dinámicamente el rendimiento de la GPU, de manera que intentará evitar stuttering o tearing en cada juego. La tasa de FPS también puede ser ajustada a nuestras necesidades, ya que cada tipo de juego puede tener necesidades distintas y así de paso podemos ahorrar otro poco de batería, prolongando las horas de gaming.

Esto ha sido llevado al extremo en estas RTX Serie 30Mobile, ya que gracias a las nuevas SKU de Ampere los saltos de voltaje y frecuencia son menores, pudiendo ajustarlos de manera más precisa frente a Turing, por ejemplo.