Intel Tiger Lake a 10 nm++ tendrá el mayor aumento de caché desde Skylake

Intel Tiger Lake a 10 nm++ tendrá el mayor aumento de caché desde Skylake

Rodrigo Alonso

Con la micro arquitectura Skylake, Intel realizó el mayor balance de la jerarquía de caché en sus procesadores de su historia, pero desde entonces han mantenido dicho balance en todas las nuevas generaciones. Esto parece que va a cambiar con Tiger Lake a 10 nm++, puesto que según se puede ver en un benchmark de Geekbench, estos próximos procesadores contarán con el mayor aumento de memoria caché de la historia de la compañía desde Skylake.

Un resultado publicado en la base de datos de benchmarks en Geekbench, muestra el resultado obtenido con un procesador Intel Tiger Lake-Y para portátiles, equipado con núcleos Willow Cove de nueva generación. Este resultado, además de publicar el rendimiento, nos da una gran información especialmente con respecto a la memoria caché de estos procesadores Tiger Lake.

400% más de caché L2 y 50% más de caché L3 en Tiger Lake

Asumiendo que Geekbench ha realizado las lecturas correctamente, este procesador cuenta con 4 núcleos físicos y 8 hilos de proceso con 1.25 MB de caché L2 por núcleo (5 MB en total) y 12 MB de caché L3 compartida (3 MB por núcleo físico). Intel también ha aumentado la caché L1D (datos) a 48 KB, mientras que la caché L1I (instrucciones) permanece con 32 KB. Para poner estos datos en perspectiva, Ice Lake tendrá 512 KB de caché L2 y Skylake tenía 256 KB.

Esto significa que la caché L2 es un 400% mayor que la anterior generación, mientras que la caché L3 ve su tamaño aumentado en un 50%. Al contrario que en «Skylake-X», el incremento de memoria caché L2 no viene acompañado con una reducción de la caché compartida L3 (por core), sino que supone una mayor cantidad de memoria caché añadida. En otras palabras, no es un simple balanceo, sino que han añadido más memoria, simple y llanamente.

El procesador Tiger Lake-Y utilizado en la prueba ha sido testeado en una plataforma prototipo «Corktown«, lo que supone que es una placa base específica para pruebas que cuenta con toda la conectividad posible disponible en la plataforma, así que hay que tener en cuenta la posibilidad de que Geekbench no haya tomado bien las lecturas de los datos y estos números de memoria caché no sean reales.

Se espera que Tiger Lake haga su aparición en algún momento entre finales de 2020 y principios de 2021 como sucesor de Ice Lake, y estará fabricado con la madura litografía 10 nm++ de Intel. Según noticias anteriores, Tiger Lake también contará con la nueva generación de memoria RAM LPDDR5, y seguirá siendo compatible con los conjuntos de instrucciones AVX-512. No obstante, tened en cuenta de que Tiger Lake solo se tiene constancia de la versión de baja potencia Tiger Lake-U y la de ultra baja potencia Tiger Lake-Y, así que todavía no hay plataforma de escritorio de esta generación a la vista, al menos de momento.