Intel tendría problemas con el i9-10900K y los fabricantes de placas se desesperan

La conferencia de Intel ha sido mucho más descafeinada de lo que se esperaba y aunque el gran atractivo ha sido sin duda Tiger Lake y sus gráficas DG1, los usuarios esperaban la presentación oficial de lo que debería ser la plataforma Comet Lake-S para la gama entusiasta y principal competidor de Zen 2. Pero aunque esto no ha gustado a los usuarios, hay alguien de peor humor: los fabricantes de placas base, ¿por qué?

Nuevos rumores han levantado ampollas entre los fabricantes de placas base para dicha arquitectura, ya que, según parece, la fecha límite fijada hace poco más de dos semanas (según las filtraciones) no será correcta. Todo parece coincidir en un único punto de controversia: los procesadores Comet Lake-S no estarían listos en la totalidad de la gama.

Intel tendría problemas muy específicos con el i9-10900K

i9-10900k

Las fuentes afirman que Intel tiene problemas muy concretos, donde se da la casualidad de que al parecer los fabricantes tienen listas sus placas base Z490 para acompañar el lanzamiento de los procesadores. En cambio, como hemos podido ver en este CES 2020, Intel no ha dicho prácticamente nada acerca de Comet Lake-S, ni ha mostrado siquiera un ES o una placa base con dicho chipset.

Todo está en el más oscuro agujero porque, según parece, el i9-10900K, buque insignia de la marca para competir contra Zen 2 y el Ryzen 9 3900X, tiene algunos problemas. En cambio, el resto de la gama parece que discurre sin dichos problemas y llegaría a tiempo a la marcada fecha de febrero.

En cambio el decacore de Intel no podría alcanzar cifras satisfactorias de producción a tiempo porque, al parecer, este i9-10900K tiene serios problemas de consumo. Según han revelado varios fabricantes de placas base, esta CPU va a romper la marca de los 300 vatios en plena carga, algo que tiene bastante sentido si tenemos en cuenta que el i9-9900KS ya roza los 250 vatios en full.

Los 10 núcleos y 20 hilos a 4,9 GHz presentan problemas de temperatura

Intel-10th-Gen

Y es que hay que tener en cuenta que un consumo de 300 vatios a plena carga es actualmente muy difícil de disipar por sistemas de refrigeración líquida custom premium, ya que los bloques actualmente tienen una superficie bastante reducida para ello. Solo hay que tener en cuenta que AMD con sus Threadripper 3000 tiene más del doble de superficie útil para disipar el calor, y los bloques siguen la misma tendencia.

Incluir un consumo en full de 300 vatios es por norma inasumible por cualquier usuario medio y queda muy alejado de los 125 vatios de TDP que establece la compañía. Sus 20 hilos a 4,9 GHz están marcando el fin de lo que los 14 nm++ del gigante azul pueden ofrecer y sería otro de los motivos por los que los fabricantes de portátiles y la propia Intel no han lanzado CPUs para este sector con más de 8 núcleos.

Por lo tanto, los rumores ahora sitúan a Comet Lake-S sobre el mes de abril o mayo, de manera que los fabricantes de placas base tienen que esperar otros 4 meses con sus productos en los almacenes, por lo que están algo nerviosos vistos los problemas que están enfrentando con las ventas de Coffee Lake-s vs Zen 2 y la escasez de muchos modelos de AMD en ciertos países.