Así puedes activar y desactivar los C-States en procesadores Intel

Así puedes activar y desactivar los C-States en procesadores Intel

Rodrigo Alonso

Los C-States de Intel se introdujeron en todos los procesadores del fabricante desde los 486DX4, y permiten que el procesador gestione la energía que consume. No obstante, según va pasando el tiempo y especialmente si quieres hacer overclock al procesador, pueden resultar ser una molestia puesto que causan inestabilidad en el sistema en cuanto el procesador no funciona a la frecuencia para la que ha sido diseñado. En este artículo te vamos a contar cómo activar y desactivar estos C-States y si merece o no la pena hacerlo.

En resumidas cuentas, los estados C o C-States de Intel son unos modos de gestionar la energía por parte del procesador; cada uno de ellos utiliza una cantidad diferente de energía, tiene bastante impacto en el rendimiento. Visto desde otra perspectiva, los estados van desde el 0 hasta el 10, siendo el 0 el modo normal y que consume más energía mientras que según va aumentando el número, hasta el C10, se va aumentando el modo de suspensión del procesador, el cual consume menos pero entrega menor rendimiento.

Cómo activar y desactivar los C-States en plataformas Intel

Por suerte, estos estados de energía son configurables desde la BIOS en mayor o menor medida (depende de la placa base y si ésta está orientada o no hacia el overclocking), pero siempre serán un parámetro que nosotros como usuarios podremos modificar. Como ya supondrás, estos C-States vienen activados por defecto y para modificar su configuración deberemos acceder a la BIOS de la placa base antes de que arranque el sistema.

Intel C-States Gigabyte

Como puedes ver en la captura de arriba, con una placa base Gigabyte, esta configuración la podemos encontrar en el apartado Advanced CPU Core Settings, o configuración avanzada de los núcleos del procesador. Dependiendo del fabricante de la placa base y de la generación del procesador Intel que tengas estas opciones las podremos encontrar en uno u otro apartado, pero siempre tendrá que ver con las opciones avanzadas del procesador, y si no encuentras nada específico como se muestra en la captura de arriba como los estados C3, C6 o C7, siempre deberás buscar la opción C1E.

Además, como hemos mencionado antes los C-States de Intel están presentes desde los viejos 486 de la marca, así que incluso en equipos muy antiguos puedes encontrar estas opciones. A continuación podéis verlo en una AMI BIOS de un procesador Intel Core 2 Duo E8600.

Desactivar C-States

Incluso aquí tenemos la «función C1E» de la que os hablábamos antes, y es la primordial que deberéis configurar dependiendo de si queréis activar o desactivar los C-States.

¿Para qué querrías desactivarlos y qué consecuencias tiene?

Como hemos mencionado antes, los C-States de los procesadores Intel son modos de gestión de energía, o podríamos calificarlos como estados de suspensión del procesador. Obviamente, si estás haciéndole Overclock a tu procesador te interesa desactivarlos puesto que cambiar el modo de energía del procesador causará inestabilidad, cuelgues del sistema, pantallazos azules, etc., y por lo tanto siempre es aconsejable deshabilitarlos antes incluso de comenzar con el overclock.

Las consecuencias de desactivar estos modos de energía incluyen, por ejemplo, que el equipo no pueda entrar ni en modo suspensión ni en hibernación, ya que para que esto suceda el procesador debe ser capaz de ponerse en el estado C3 (es el modo suspensión, y se detienen todos los relojes internos del procesador). Lo mismo sucede con la hibernación, que emplea los estados C6 y C7 (ahorro de energía profundo) mediante los que la CPU se apaga completamente además de vaciar la caché L3.