Los procesadores Intel ganarán rendimiento gracias a este componente

Una de las cosas que más nos sorprenden de Intel y de sus microprocesadores Core de decimosegunda generación fue el soporte de la RAM. Dado que tenemos un doble controlador de memoria, uno para DDR4 y el otro para DDR5. Mientras que AMD, en cambio, con sus Ryzen 7000 bajo socket AM5 va a aportar por la segunda. Pues bien, la DDR de cuarta generación podría tener los días acabados en procesadores Intel también. ¿El motivo? El rendimiento que gana el i7-13700K con la DDR5. 

La función principal de un procesador es ejecutar las instrucciones de programas informáticos lo más rápido posible. A la hora de ejecutar cada una de ellas es cuando el tiempo que se tarda es una medida de rendimiento que se intenta mantener. Sin embargo, cuando tenemos varios núcleos funcionando al mismo tiempo es cuando el caudal o volumen de datos que entra es muy importante y, por tanto, es cuando el ancho de banda tiene más importancia.

20% más de rendimiento con el i7-13700K al usar DDR5

Una de las mejoras que vamos a ver en la siguiente generación de procesadores de Intel es un controlador para memoria DDR5 más rápido, soportando velocidades sin overclocking en la memoria de hasta 5600 millones de transferencias por segundo. Pues bien, parece ser que el i7-13700K tiene un aumento de velocidad bastante considerable al usar DDR de quinta generación. Y esto no es algo que digamos nosotros y tampoco nos lo hemos inventado, sino que es lo que se deduce tras poner a prueba un i7-13700K con DDR5, por un lado, como memoria principal y DDR4 por el otro. La prueba se ha hecho en diferentes placas base con 2 módulos de memoria de 16 GB cada uno.

 Un solo núcleoVarios núcleos
Intel Core i7-13700K con memoria DDR4-3200209016452
Intel Core i7-13700K con memoria DDR5-5200206919811

La disparidad entre los resultados se explica por lo que hemos dicho en la introducción. En cuanto a los resultados con un solo núcleo, hemos de partir que la DDR5 tiene una latencia mayor que la DDR4, lo que reduce la velocidad la hora de ejecutar las instrucciones. Sin embargo, el uso de un controlador de memoria más rápido disminuye la latencia respecto a su antecesor.

Intel Core 12 13 i7-13700K DDR5

No obstante, cuando tenemos a una bestia de 8 P-Cores y 8 E-Cores al mismo tiempo y con la capacidad de procesar hasta 24 hilos de ejecución como es el i7-13700K, entonces cuando un mayor volumen de información tiene una mayor importancia y este acaba enmascarando la latencia. No olvidemos que la diferencia principal entre los Core 12 y los Core 13 es el añadido en todas las configuraciones equivalentes de 4 E-Cores.

Crucial a la hora de escoger placa base

Esto es importante saberlo por el hecho que los Intel Core 13 serán compatibles con las actuales placas de la serie 600, donde podemos encontrar entre ellas varios modelos que soportan DDR4 y no DDR5. Por lo que si estáis pensando en ahorrar para compraros un PC nuevo que se base en la siguiente generación de los procesadores Core, entonces esto os puede ayudar, dado que un 20% de potencia adicional en el i7-13700K con DDR5 no es precisamente una pequeña mejora en rendimiento.

Por otro lado, no nos extrañaría ir viendo a las placas base compatibles con DDR4, desaparecer más rápido de las tiendas y más con la continúa bajada de precio del nuevo estándar de memoria. En todo caso, está claro que pronto será el momento para dar la transición al completo, independientemente de cuál sea la marca de tu procesador.

¡Sé el primero en comentar!