¿Qué mejoras trae la memoria RAM DDR5 frente a la DDR4?

¿Qué mejoras trae la memoria RAM DDR5 frente a la DDR4?

Rodrigo Alonso

Tal y como prometieron los fabricantes, a partir de 2020 la memoria RAM DDR5 ya ha entrado en fase comercial, y no pasará mucho tiempo hasta que veamos las primeras placas base que ya adopten esta nueva tecnología. Pero, ¿qué mejoras traerá frente a la DDR4 y, más importante, será un salto que merezca la pena dar? Vamos a verlo.

El estándar DDR5 establecido por el JEDEC ofrecerá el doble de ancho de banda que la memoria RAM DDR4 con mayor eficiencia por canal y todo esto combinado con una interfaz más fácil de utilizar para los usuarios. En definitiva, la memoria RAM DDR5 debe proporcionar más rendimiento y mejor eficiencia que la RAM DDR4.

Más velocidad, más densidad y menos consumo

La memoria RAM DDR5 tendrá una frecuencia base de 4800 MHz y se podrá encontrar en densidades de hasta 128 GB por módulo de memoria (aunque se espera que esto crezca hasta los 256 GB), aunque Sk Hynix ya mostró al mundo el primer módulo de memoria RAM DDR5 hace tiempo, con una frecuencia de 5200 MHz y a tan solo 1,1 voltios, consumiendo un 30% menos de energía que la memoria RAM DDR4 estándar.

Para este estándar se han centrado en desarrollar tecnologías que permitan aumentar la velocidad de funcionamiento manteniendo el voltaje, a la vez que se reduce el ruido eléctrico en transmisiones a tan alta velocidad. Para ello han creado una tecnología de sincronización multifásica, novedad en la memoria RAM, que permite realizar estas transmisiones a un voltaje más bajo ya que pondrán varias fases en el mismo PCB, de manera que se baje el consumo en cada fase pero que, combinados, permiten una alta velocidad.

Todos estos números parecen muy prometedores, pero la realidad es que el aumento de rendimiento en tareas reales en un PC será bastante escaso, al menos al principio, dado que la RAM DDR4 a estas alturas ya está proporcionando casi esas velocidades de fábrica en muchos fabricantes. En cuanto al consumo, sí que consumirán menos, pero teniendo en cuenta que proporcionalmente el consumo de la RAM afecta muy poco al global de un PC, no es un factor que vaya a ser determinante para poder decir que merece la pena.

El futuro de la memoria RAM DDR5

Es cierto que la DDR5 ya está empezando a llegar, pero también lo es que los fabricantes ya tienen la vista puesta en la DDR6. Ese estándar permitiría llegar a velocidades de transmisión de hasta 12 Gbps por chip (frente a los 5.2 Gbps de la DDR5), lo que implicaría un 60% de incremento de velocidad frente a la DDR4, una cifra que ya sí que es bastante considerable.

Según las previsiones de los analistas de la industria, en 2021 un 25% de la demanda total de memoria RAM a nivel global corresponderá a la DDR5, mientras que para 2020 se espera que esa cifra suba a un 44%. ¿Qué significa esto? Que la adopción del nuevo estándar será bastante rápida. Hacia 2025 nos encontraríamos en la misma situación en la que estamos ahora con la DDR4, momento en el que ya estaremos hablando del estándar DDR6.

SK-Hynix-DDR5

Ahora bien, como siempre el factor más importante a tener en cuenta para la adopción de una nueva tecnología será el precio. Está claro que el estándar ya está listo y que los fabricantes de placas base y procesadores trabajan para implementarla, pero si el coste de fabricación de estos nuevos productos va a ser muy elevado, entonces la demanda no será la que pretenden que sea. En otras palabras: si el precio sube demasiado, los usuarios seremos más reacios a actualizar y buscaremos mantener más tiempo los sistemas actuales que tengamos.

Prefetch en DDR5

RAM Fecha de lanzamiento Voltaje Ancho de banda Prefetch
DEG 1993 3.3V 1,6 GB / s 1n
DDR (DDR1) 2000 2.5 / 2.6V 3,2 GB / s 2n
DDR2 2003 1.8V 8,5 GB / s 4n
DDR3 2007 1.3 / 1.5V 17 GB / s 8n
DDR4 2014 1.2V 25,6 GB / s 8n
DDR5 2019 1.1V 32 GB / s 8 / 16n

Es uno de los apartados más interesantes que se pueden encontrar entre DDR4 y DDR5. Las mejoras en la arquitectura del prefetch hacen referencia al número de datos que se pueden leer a la vez en cuanto a unidades se refiere. Así 1n realizaría una lectura a la unidad de datos, 2n duplicaría esa cifra y así sucesivamente.

Esto comunmente se describe dentro de un búfer de datos para prefetch, el cual siempre hace referencia al 1n teniendo como base precisamente la SDRAM. DDR4 es 8n frente a SDRAM, pero DDR5 aumentará hasta 16n dicha cifra.

Entonces, ¿merecerá la pena actualizar?

Como siempre, depende. Ya hemos mencionado el factor determinante que es el precio, pero finalmente pasará como con todas las tecnologías que se actualizan: la anterior desaparecerá (es lo que hace tiempo que ya sucedió con la DDR3, imposible encontrarla en tiendas y ya solo podemos comprar DDR4). Por este motivo, al final queramos o no, tendremos que adoptar la tecnología salvo que aguantemos la DDR4 el tiempo suficiente hasta que salga la DDR6.

Respondiendo a la pregunta, inicialmente no merecerá la pena actualizar. Tendremos mejor rendimiento y menos consumo, sí, pero el cambio no será lo suficientemente sustancioso como para que sea un motivo de actualización de plataforma (y menos con lo que ello conlleva, ya que no hablamos solo de cambiar la RAM sino también placa y procesador). Ya pasado el tiempo, cuando se estandarice, estaremos hablando de otros términos.