AMD tendrá que subir los precios si quiere mantener su crecimiento

AMD tendrá que subir los precios si quiere mantener su crecimiento

Rodrigo Alonso

AMD está teniendo un ritmo de crecimiento que nunca habían visto hasta ahora, alcanzando el 86% en el último año. No obstante, y ahora con sus acciones en bolsa ya estabilizadas, los analistas de mercado están preocupados y aseguran que o AMD sube los precios de sus productos, o su crecimiento se estancará o incluso podría llegar a caer. ¿Qué estrategia seguirá AMD a partir de ahora? ¿Subirá realmente los precios?

Ya sabéis que aunque nos pese, este tipo de cosas están movidas por la bolsa. La idea en este momento parece ser que la marca quiere establecerse en la marca de los 40 dólares por acción (en el momento de escribir estas líneas está casi a 39, pero ha llegado a sobrepasar los 41 dólares), todo un hito porque hace un año sus acciones valían menos de la mitad.

Esta estabilidad es especialmente meritoria teniendo en cuenta que la compañía ha mantenido su estrategia de competir con Intel gracias a unos precios siempre reducidos, y sin parar de lanzar productos para todos los mercados (servidores, escritorios y por no hablar de la próxima generación de consolas de SONY y Microsoft, que estarán equipadas con hardware de AMD y por supuesto supondrán un incremento de ventas para la compañía).

La estrategia de AMD respecto a los precios

Parte del problema, según sugieren algunos analistas de la industria, es que AMD vende sus productos demasiado baratos. El argumento es que la estrategia tradicional de la empresa de «debilitar» a la competencia es excelente a corto plazo, pero cuando se intenta generar crecimiento y ganar cuota de mercado para mantener una estabilidad financiera, es necesario capitalizar su posición subiendo los precios.

Es cierto que si bien el precio de las acciones es fuerte y estable en este momento, los márgenes de beneficios de AMD siempre han sido bastante escuetos comparados con Intel o NVIDIA, y la diferencia es que estos dos venden siempre más caro que AMD. De hecho, AMD está invirtiendo mucho en la mejora de sus productos, y los analistas dicen que esta situación ya no es sostenible porque invierten casi todo lo que ganan, sin generar apenas beneficios. Esto se traduce en que están en un punto en el que van a dejar de crecer, o incluso podrían empezar a tener pérdidas otra vez… salvo que suban el precio de sus productos.

Esto implicaría que AMD tiene que confiar en que los usuarios compran sus productos ya no solo porque son más baratos, sino porque les convence el rendimiento y desempeño que proporcionan. Está claro que si AMD sube los precios, venderán menos, pero el margen de beneficio por cada venta será mayor y eso a la larga saldrá más rentable (solo hay que ver los enormes beneficios que tienen Intel o NVIDIA).

Por el momento AMD no se ha manifestado al respecto, así que por ahora no debemos temer una inminente subida de precios de sus productos, por lo que debemos pensar que se mantendrán fieles a su política de ofrecer productos más baratos que la competencia. En cualquier caso, si los temores de los analistas se hacen realidad, no debemos descartar que AMD suba los precios próximamente.

¿Qué opináis vosotros? ¿Seguiríais comprando AMD aunque los precios de sus productos se equipararan a Intel y NVIDIA?