Microsoft, ¿vencido antes de luchar? no le importan las ventas de XSX

Microsoft está últimamente muy activo y parece que conforme se acerca la fecha de presentación de sus nuevas consolas la agitación se palma más en el ambiente. En unas nuevas declaraciones, el director del programa de Xbox ha dejado una serie de frases bastante controvertidas y que para muchos no tienen sentido, ya que lo que se presupone de la compañía frente a su rival directo SONY es una lucha sin cuartel por cada usuario y venta, pero, ¿y si no es así?

Tendemos a pensar que las compañías se tiran de los pelos entre ellas por rascar hasta la más mínima venta de su producto, pero no solemos pararnos a pensar sobre el hecho de que todas las empresas diversifican y puede que el grueso del mercado no esté precisamente en la venta de un solo producto.

Microsoft parece que está siguiendo esta estrategia, al menos eso es lo que desprende Phil Spencer al ser preguntado por las posibles ventas de su consola.

Microsoft pierde antes de empezar, ¿por qué?

Xbox-Series-S-portada

Las declaraciones no tienen desperdicio y parecen enfocadas más hacia una guerra de precios que debilite a su rival que a una guerra por vender más consolas. Spencer dijo que si vender más consolas fuera su enfoque no pondrían sus juegos disponibles para PC, ni para Xbox One, no hubiesen desarrollado xCloud y por supuesto no permitirían que los jugadores usasen sus smartphones para jugar.

Por si esto fuera poco incendiario de por sí, agregó que no le importa cuantas consolas vende su empresa frente a otra empresa como SONY o Nintendo y mucho menos en el pasado, porque principalmente ese no es su enfoque.

Para terminar con dichas declaraciones, Spencer comenta que su empresa, Microsoft, valora las experiencias que ofrece a los jugadores por encima de las ventas de unidades de consolas puramente dichas. Algo importante, prosigue, puesto que a diferencia de PS5, XSX no tiene títulos exclusivos, lo cual sería un incentivo para animar a los consumidores para optar por su consola.

¿Por qué dan por perdidas las ventas?

Xbox Series X

Nos guste o no, esto es un claro indicativo de que Microsoft sabe que no va a vender tantas consolas como SONY, así que directamente da la batalla por perdida y se centra en los demás campos. Centrarse en servicios es un movimiento que SONY intenta copiar visto lo que está haciendo su rival, pero no deja de pelear por ajustar el precio de su consola y con ello competir.

Y no es para menos cuando en diferentes encuestas online y a falta de solo unos meses para la salida de ambas consolas el usuario medio afirma que es más probable que termine comprando una PS5 frente a una XSX, en concreto, un 84% de los usuarios aproximadamente piensa así.

SONY es consciente de esto y como ya avisamos hace casi mes y medio, está aumentando el volumen de producción en un importante porcentaje (no desvelado de momento). Lo que sí sabemos es que espera enviar entre 120 millones y 170 millones de unidades de entrada, un número que según Phil Spencer sería casi el doble de lo que ellos planean vender en los primeros meses de vida de Xbox Series X.

Si estos números se cumpliesen significaría que SONY tendría la consola más vendida de todos los tiempos en su salida, ¿lo logrará?