Con este SSD podrás dar una segunda vida a tu viejo portátil

Es posible que tengas un viejo portátil que ya no usas porque funciona excesivamente lento, y quizá pienses que no merece la pena invertir nada de dinero en él. No obstante, en este artículo te vamos a contar cómo por muy poco dinero podrás darle una nueva vida y volver a utilizarlo con un rendimiento bastante decente solo instalándole el SSD que te vamos a recomendar.

Muchas veces os hemos contado que el instalar un SSD a un equipo que lleva disco duro mecánico convencional es la mejor actualización que se le puede hacer, ya que se acelera enormemente el desempeño del PC o portátil. Ya no solo es que el equipo arrancará mucho más rápido, sino que todo lo que hagas funcionará mejor y de forma mucho más fluida simplemente gracias al SSD.

Kingston A400, un SSD barato para renovar tu portátil

Tal y como hemos mencionado, cambiar el disco duro por un SSD en un viejo portátil va a servir para darle una nueva vida de forma sencilla, incluso aunque el portátil sea tan viejo que ni siquiera utilice interfaz SATA 3 (por esto no te preocupes, ya que la interfaz SATA es retrocompatible y aunque el portátil sea SATA 2 podrás instalar un SSD SATA 3 sin problemas).

Kingston A400

Este Kingston A400 que te recomendamos sería la mejor elección para darle una nueva vida a un portátil viejo. ¿Por qué? Porque aunque no sea el SSD de 2,5″ más rápido del mercado (ni de lejos), sí que es el modelo más barato y de un fabricante con garantías. Te permitirá de manera sencilla y barata poder darle más capacidad y mayor velocidad a tu portátil por muy poco dinero, ya que por ejemplo el modelo de 120 GB tiene un precio que ronda los 25€, mientras que (el más recomendable bajo nuestro punto de vista) el modelo de 480 GB cuesta apenas 45€.

Obviamente hay mejores opciones, pero definitivamente no tan baratas, y esto es precisamente lo que lo convierte en la elección ideal para un portátil viejo en el que no quieres invertir demasiado dinero. Solo con este SSD lograrás que un portátil que iba «a pedales» funcione de manera decente y que no se te haga eterno simplemente el encenderlo, ya que en comparación con un disco duro convencional estarás multiplicando la velocidad, por lo menos, por 4.

El Kingston A400 ofrece velocidades de hasta 500 MB/s de lectura y, dependiendo de la capacidad elegida, hasta 450 MB/s de escritura (el modelo de 120 GB tiene 320 MB/s de escritura, el de 240 GB 350 MB/s, y el resto ya ofrecen hasta 450 MB/s de velocidad de escritura). Esto, en comparación con los apenas 100 MB/s de velocidad que ofrecen los discos duros mecánicos de 2,5 pulgadas (que seguramente sean menos si estamos hablando de un portátil viejo), hará que lo notes mucho más rápido y con un rendimiento lo suficientemente bueno para que te entren ganas de volver a utilizarlo.

Además, por la durabilidad no tendrás que preocuparte en exceso ya que a pesar de ser un SSD barato, tiene 1 millón de horas MTBF de tiempo de vida útil e incluso el modelo más pequeño y barato, el de 120 GB, tiene hasta 40 TBW de durabilidad (el modelo que te recomendamos, el de 480 GB, tiene 160 TBW).

1 Comentario