¿Tu ordenador portátil va demasiado lento? Te contamos la solución

Si te encuentras que tu portátil va lento, entonces no te desesperes, hay solución para que este vuelva a funcionar como el primer día. Solo tienes que seguir una serie de pasos muy sencillos y un mantenimiento concreto del mismo. Si lo haces no solamente te funcionará como el primer día, sino que además te durará muchos años y acabaras amortizando hasta el último céntimo que te hayas gastado en él.

No hay nada más frustrante que un ordenador que va lento, especialmente un portátil. Ya que nos podemos encontrar que necesitamos usarlo de manera inmediata y de repente vemos cómo va a saltos, a los programas les cuesta cargar y de repente a nuestro flamante Intel Core o AMD Ryzen le entra nostalgia y quiere interpretar a un 286. Lo peor de todo es que esto suele ocurrir con el tiempo y a medida que nuestro ordenador va ganando en años.

¿El portátil va lento por obsolescencia programada o se trata de otro fenómeno? Pues más bien, es producto de una serie de factores que se pueden evitar por parte del usuario final y a los que muchas veces no le prestamos mucha atención. Ya sea por el hecho de que los desconocemos o por no darles importancia hasta el momento en que ya han crecido demasiado en tamaño. Es por ello que os vamos a dar unas cuantas soluciones para que vuestro portátil deje de ir a pedales.

¿Por qué un ordenador portátil puede ir lento?

Pues hay varios factores diferentes que pueden hacer que nuestro portátil sea lento y, por tanto, no haga su trabajo con la suficiente celeridad. Aunque en general se pueden dividir en dos partes: un mal mantenimiento y una mala elección del hardware a la hora de adquirirlo. A continuación os vamos a dar algunos consejos sencillos que os ayudarán a mantener vuestro portátil a la máxima velocidad posible. No requieren de conocimientos avanzados y los puede hacer cualquier usuario.

Especificaciones técnicas insuficientes

El primero de los factores que tienes que mirar son las especificaciones de tu portátil para ver si existe un cuello de botella en el hardware que hace que de fábrica la velocidad del mismo se vea afectada negativamente. Y es que no sería la primera vez que por algún elemento en el hardware tu ordenador recién adquirido no rinda con la misma soltura. Es por ello que es mejor prevenir que curar antes de comprar cualquier portátil.

PC Lento caracol portátil

  • Mira con lupa las especificaciones, por ejemplo, que el procesador de tu portátil sea, por ejemplo, un i7, no significa que su rendimiento sea de gama alta. No sería la primera vez que Intel haya vendido un procesador de bajo consumo con nombre de alta gama. Y lo mismo se puede decir del caso de los Ryzen de AMD. Si necesitas especificaciones de un modelo en concreto, solo lo tienes que buscar dentro de la página web del fabricante de la CPU donde las encontraras al detalle, especialmente en la de Intel.
  • La memoria single channel supone contención en el acceso a la RAM, mayores latencias y un recorte importante en rendimiento. Si un portátil tiene dicho problema has de saber que viene con cuello de botella integrado.
  • Si dos modelos tienen las mismas especificaciones, pero grosores distintos, entonces sospecha. Mira en las especificaciones completas de cada uno, a veces una mayor eficiencia energética se consigue recortando la velocidad.
  • Si tienes que escoger un portátil con memoria flash para el almacenamiento siempre SSD NVMe, no tiene por qué ser PCIe de última generación, pero huye de los que usan eMMC. Y si te cuesta un poco más, pues espera un poco y ahorra. Claro está, que este problema no te lo encontraras en el caso de los portátiles gaming.

Un consejo que damos e independientemente de si vas a instalar uno del tipo NVMe o uno SATA, que si puedes, instales una unidad SSD en tu portátil. Creednos que vas a notar un aumento considerable en el rendimiento de tu lento portátil.

Pon al día el hardware de tu portátil para que deje de ir lento

Estos no tienen la misma capacidad de actualización que un sobremesa, pero hay dos elementos que a no ser que tengas un ordenador con memoria del tipo LPDDR y en consecuencia soldada a la placa, pues lo más seguro es que vas a tener algún módulo SO-DIMM sin ocupar. Así que mira bien las especificaciones de la RAM de tu ordenador y compra otro módulo similar. Si no sabes qué tipo de RAM utiliza tu ordenador con buscar en Google RAM y el modelo que tienes en concreto encontrarás la información exacta.

Y es que no es por nada, pero hay modelos de portátil en los que la memoria de doble canal se activa cuando sus dos ranuras tienen memoria instalada y no solo una. Por lo que ampliar la memoria RAM de un portátil lento siempre es una buena opción para ganar rendimiento. Otra opción es el almacenamiento, si tenemos la ranura M.2 vacía no dudéis en instalarle un SSD NVMe.

Las aplicaciones del inicio hacen que tu portátil vaya lento

Para nosotros el mejor arranque de Windows es que este se inicie sin ninguna aplicación más allá del entorno de escritorio. Desgraciadamente, a medida que las vamos instalando en nuestro PC nos encontramos con que no desmarcamos casilla de «ejecutar en el inicio» y luego tenemos una cola de aplicaciones enorme que quieren ponerse en marcha y empezar a consumir recursos ya desde el principio. Entre ellas, las peores son la que, con permiso o no del usuario, acaban por monitorizar continuamente lo que hacemos, como viejas del visillo en formato software.

Administrador de tareas inicio

Solucionar el problema es sencillo, simplemente pulsa al mismo tiempo las teclas CTRL, ALT y SUPR y en la pantalla que te aparece selecciona Administrador de Programas. Tras esto volverás al entorno anterior, pero con una nueva ventana de donde tendrás que ir a inicio para observar todas las aplicaciones que hacen que el inicio de tu portátil sea lento y que para colmo se quedan allí ejecutándose. Pues bien, dentro de la lista que sale, clic derecho y selecciona deshabilitar en todas las aplicaciones que puedas. Si hay una aplicación que necesitas tener ya desde el inicio por motivos más allá del rendimiento, entonces déjala activa.

Actualiza los drivers de tu equipo

En esto vamos a ser escuetos, unos drivers no puestos al día pueden llegar a dar muchos problemas y si es por algo que se lanzan nuevas versiones cada cierto tiempo, para solucionar problemas concretos, pero especialmente de rendimiento. Es por ello que su tu portátil va lento, nuestro consejo es que le actualices los controladores del hardware.

Actualizar drivers

Es tan fácil como buscar Administrador de dispositivos en el cuadro de búsquedas de barra de tareas para que la búsqueda por metadatos de Windows nos lleve hacía allí. Si ves que hay un elemento que está marcado en amarillo, entonces significa que funciona, pero no rinde como debiera por conflictos con el resto de los componentes o por problemas con el driver, por lo que será necesario actualizarlo. ¿Cómo? Muy sencillo, botón derecho del ratón y seleccionar actualizar controlador en el menú contextual. Windows entonces buscará en su repositorio a través de internet la última versión del controlador para dicho componente.

Mantén limpio tanto el portátil cómo su entorno

El polvo acumulado en el interior de un ordenador provoco un aumento de la temperatura, lo cual es fatídico en ordenadores portátiles, ya que sus sensores obligan a bajar la velocidad de reloj de los diferentes componentes. Es por ello que es muy importante trabajar en un entorno aséptico que lo mantengamos limpió de manera periódica y de tanto en cuanto abrir el ordenador para realizar una limpieza del polvo acumulado.

Limpiar Portátil Bastoncillo lento

Sírvete de bastoncillos para la limpieza de los oídos para las zonas más difíciles, un paño atrapapolvo y un spray de aire comprimido para efectuar la limpieza general. No es necesario que quites nada si no estás seguro de no saber cómo poder montarlo de nuevo. En muchos ordenadores es suficiente con retirar la cubierta inferior para ejecutar este proceso de limpieza. Eso sí, hazlo con la batería desconectada y el portátil sin alimentación externa de ningún tipo y por si acaso, asegúrate de llevar guantes contra descargas estáticas que se pueden dar durante la operación.

1 Comentario