¿Se puede aumentar el rendimiento de un SSD haciéndole overclock?

¿Cuántos años llevamos con los SSD en el mercado? Pues más de una década fácilmente, aunque el primer disco de estado sólido se creó en la época de los 80 como tal en base a un prototipo. En todos estos años seguro que muchos os habréis preguntado algo muy básico: se le hace overclock al procesador, overclock a la tarjeta gráfica, overclock a la memoria RAM, a distintos buses, pero ¿por qué no se le hace overclock a los SSD?

Hay varios motivos por los que las palabras rendimiento/overclock/SSD no van juntas y en todos los casos tienen una misma respuesta: integridad de los datos. Todos lo han intentado, incluso lo han conseguido, pero con el tiempo y un ajuste mal adecuado los datos dejan de tener integridad y con ello se corrompen, pero ¿y si esto no ocurriese?

Overclock a un SSD: ni Intel lo ha conseguido

Varios SSD NVMe

Hace pocas semanas vimos como uno de los tantos proyectos de Intel que han terminado en el olvido era precisamente ese: lograr hacer overclock a sus SSD. El proyecto se canceló y los motivos no se explicaron, al igual que no lo han hecho otras compañías que lo han intentado como fue Samsung.

Vamos a intentar detallar por qué no se puede hacer a día de hoy overclock a un SSD para que entendamos hacia donde se dirige esta técnica en los discos de estado sólido.

El tiempo de acceso de la memoria NAND Flash

Intel-NAND-Flash-2016-2020

Es algo fundamental que cada fabricante intenta minimizar. El tiempo de acceso para una memoria NAND Flash varía dependiendo de la tecnología que use en cuanto a bits por celda y por supuesto a cómo la implemente cada fabricante. Para hacernos una idea, el tiempo de acceso aumenta a mayor número de capas, pero también se reduce cuando se baja a una litografía menor, todo por el esquema que siguen de funcionamiento.

Este es un valor muy guardado por cada marca, pero podemos decir que para los nanómetros actuales y en TLC en tiempo medio de acceso es de 15 ms por celda (tiempo total). El problema es que disminuir ese tiempo en cada una de ellas es prácticamente imposible por su número total y porque el valor no es estable y varía en unos pocos milisegundos dependiendo de la calidad del chip en cuestión. La integridad está demasiado en juego como para valorar siquiera reducir el tiempo de acceso con overclock.

La controladora

codensity_g4_block_diagram

El método más fácil sería aumentar la frecuencia de la controladora de las celdas, primero porque es accesible y programable, segundo porque es un solo valor para un solo chip y tercero porque requiere un voltaje total menor que el de las celdas y no está sujeta a guardar información importante.

El problema aquí es doble. En primer lugar por seguridad de los datos. Acceder a la controladora mediante software implica que exponemos a esta a ataques mucho más directos hacia nuestros datos y en segundo lugar, la controladora es quien administra la entrada, salida y disposición de los datos de las celdas, así que un error significa una pérdida de la integridad de los datos una vez más.

Por lo tanto y en resumen, las compañías, incluida Intel y Samsung, valoran mucho más que los datos sean correctos en las celdas que aumentar un 5% o 7% las tasas de transferencia o reducción del tiempo de acceso, porque nadie en su sano juicio mantendría datos corruptos en su SSD a expensas de una mejora nimia en su disco de estado sólido. Por ello, el overclock a los SSD será una quimera mientras la tecnología de las celdas y la seguridad de las controladoras se mantenga igual.

2 Comentarios