Gigabyte incluye un disipador AIO en su Z490 AORUS Master

Gigabyte incluye un disipador AIO en su Z490 AORUS Master

Rodrigo Alonso

Gigabyte ha anunciado el lanzamiento de su nueva placa base Z490 AORUS Master WaterForce, una variante de la actual Z490 AORUS Master que ahora incluye un disipador de refrigeración líquida AIO integrado con radiador de 360 mm, con el objetivo de ser utilizada en conjunto con los procesadores más «calientes» de Intel como el Core i9-10900K.

La nueva generación de procesadores de Intel tiene unos requisitos de disipación térmica bastante elevados, y los procesadores de más alta gama requieren soluciones de refrigeración avanzadas si se quieren poder utilizar adecuadamente, especialmente para procesadores que incorporan tecnología Thermal Velocity Boost, mediante la que son capaces de aumentar su frecuencia de funcionamiento si la temperatura lo permite.

Por este motivo, Gigabyte ha decidido integrar un sistema de refrigeración líquida todo en uno en esta placa base, que supone la segunda mejor de su catálogo actualmente, de manera que los usuarios no tengan que pensar en compatibilidad -salvo en que el radiador quepa en su caja- ni en rendimiento térmico, puesto que garantizan un funcionamiento a óptimas temperaturas de cualquier procesador compatible con la placa base.

Gigabyte Z490 AORUS Master WaterForce, con refrigeración líquida

Placa base Z490 AORUS Master WaterForce

La mayor curiosidad de esta placa base es que su disipador de refrigeración líquida no incluye un bloque de CPU como tal, sino que cuenta con una dimensiones más que considerables de manera que no solo sirve para refrigerar el propio procesador, sino también los VRM de la placa base.

El radiador tiene unas dimensiones de 360 x 120 mm (realmente mide unos 40 cm de largo incluyendo el depósito) y viene de fábrica con tres ventiladores de 120 mm PWM con iluminación ARGB que obviamente pueden ser configurados, monitorizados y controlados con el propio software de la placa base. De hecho, el propio bloque de CPU + VRM incorpora iluminación RGB con el logo de AORUS y una X transversal que solo se ve en los laterales, mientras que el disipador del chipset también tiene iluminación configurable.

Por el momento, Gigabyte no ha desvelado números de rendimiento de este sistema de refrigeración líquida, pero es de esperar que incluso un Core i9-10900K tenga bastante margen para incluso hacerle overclock con este disipador.

Características técnicas

En cuanto a las especificaciones técnicas de la Z490 AORUS Master WaterForce, son idénticas a las de la versión «no WaterForce». Con el nuevo socket Intel LGA1200, soporta procesadores Intel de 10ª generación y destaca por su excelente capacidad para overclock con VRM de 14+1 fases capaces de entregar hasta 90A de intensidad de corriente, PCB de 6 capas para mayor estabilidad y dos capas de cobre en el mismo. De hecho, es una placa base que ya viene con dos conectores EPS de 8 pines para poder darle mayor potencia al procesador.

Gigabyte Z490 Aorus Master

A destacar la solución de audio ESS SABRE Hi-FI con DAC 9118, tres conectores M.2 para SSDs NVMe PCIe 3.0 x4 con disipadores Thermal Guard, Dual BIOS, USB TurboCharger con dos puertos USB 3.2 Gen1 para el frontal y conectividad Intel WiFi 6 802.11 ax 2T2R y Bluetooth 5.0 incorporada.

Gigabyte ha anunciado el lanzamiento de esta nueva placa base, pero todavía no está ni tan siquiera listada en su página web, así que tampoco han dicho cuándo estará disponible en tiendas ni a qué precio. Obviamente, dado que incluye un disipador AIO de 360 mm y la versión «no WaterForce» ya cuesta 400 euros, podemos esperar fácilmente que cueste entre 500 y 600 euros.