El estándar USB-C 2.1 aumenta de potencia, ¿para portátiles gaming?

Muy pronto, la mayoría de los portátiles del mercado no necesitarán estar equipados con un conector de carga propietario y específico; el USB-IF acaba de anunciar que la potencia de carga del conector USB-C, que llega a la versión 2.1, aumenta desde los 100 vatios actuales hasta nada menos que 240 vatios, siendo con ello por fin suficiente para los exigentes portátiles gaming actuales.

Hasta ahora, la especificación de suministro de energía del estándar USB-C alcanzaba como máximo 100 W, y definitivamente esto ha frenado un poco su adopción en la industria; por ejemplo, aunque el portátil Dell XPS 15 puede cargar «técnicamente» a través de USB-C, necesita 130 W de potencia para funcionar a máxima potencia por lo que este tipo de conexión es insuficiente y requiere un cargador y conector distintos para funcionar adecuadamente.

El USB-C tendrá 240 W de potencia, ideal para portátiles gaming

Cada vez más dispositivos utilizan el conector USB-C para funcionar, pero en la industria de los portátiles esto se ha visto bastante frenado por la escasa potencia del conector, insuficiente para la mayoría de equipos salvo aquellos que no tienen gráfica dedicada. No obstante, cuando lleguen los primeros productos con USB 2.1 que proporciona hasta 240 W de potencia, la cosa va a cambiar para bien y por fin podría llegar el día en el que todos los portátiles utilicen el mismo conector y ya no necesitemos andar buscando cargadores específicos para estos.

Portátil con cargador USB-C

Por supuesto, serán necesarios nuevos cargadores y cables USB-C para aprovechar las nuevas especificaciones, y el USB-IF ya ha dicho que estos deberán ir claramente especificados como cables EPR, que significa «Extended Power Range» o rango de potencia extendido. Estos cables deberán admitir hasta 5 amperios y 50 voltios para ser compatibles con la especificación.

A juzgar por las fotos a continuación, parece que los fabricantes también necesitarán modificar el diseño de sus cargadores para evitar daños a causa del alto voltaje:

Cargador USB-C

Por supuesto, seguirá habiendo algunos portátiles excepcionalmente potentes para los que esta nueva especificación USB-C con 240W de potencia no será suficiente; las fuentes de alimentación de 330 W todavía vienen de serie con algunos portátiles, y siempre habrá modelos específicos que requieran más de una fuente de alimentación para funcionar. Los ordenadores de escritorio para juegos generalmente requieren mucha energía, y una fuente de 650 W o más es lo habitual para los PC gaming, así que 240 W pueden no ser suficientes para las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft (por si te lo estabas preguntando).

Por otro lado, a medida que pasa el tiempo la industria sigue avanzando hacia una mejor eficiencia, y por ejemplo el nuevo iMac de Apple viene con un adaptador de corriente de tan solo 143 vatios, por lo que podría ser un candidato viable para utilizar USB-C como fuente de energía. Lo que os queremos decir con esto es que con 240 W de potencia, es bastante probable que incluso muchos PC de sobremesa de bajo consumo, consolas y otros dispositivos más allá de los portátiles terminen adoptando USB-C como el conector estándar para su fuente de energía.

¡Sé el primero en comentar!