USB-C vs Thunderbolt vs USB 3.0, ¿cuál es mejor y más rápido en PC?

USB-C vs Thunderbolt vs USB 3.0, ¿cuál es mejor y más rápido en PC?

Ángel Aller

Los puertos juegan un papel esencial en cualquier dispositivo porque la velocidad de transferencia cada vez tiene más importancia en el uso de unidades USB o discos duros externos. En un principio, las conexiones de alta velocidad son los puertos USB-C, Thunderbolt y USB 3.0. Sin embargo, estamos seguros de que queréis conocer cuál es el mejor de todos.

La interfaz USB se ha ido renovando con el paso del tiempo, lo que ha traído consigo la aparición de nuevos puertos. El hecho de ser una conexión universal le otorga cierto estatus, pero los usuarios se vuelven más exigentes con el paso del tiempo: quieren la conexión más veloz. En esta encrucijada entran los puertos USB-C, Thunderbolt y USB 3.0, los cuales vamos a analizar y presentar para averiguar cuál es más rápido y cuál es el mejor

USB-C

USB-C

Se trata de una conexión USB de 24 pines que realiza su primera aparición en 2013 y que se postula como el sustituto de los USB Tipo-A y Tipo-B. Se adoptó formalmente por la IEC (International Electrotechnical Comission) en 2016 y fue diseñado y desarrollado por el USB-IF, una organización compuesta por Intel, Microsoft, HP, Apple y muchas más empresas tecnológicas.

Un USB Tipo-C no tiene por qué implementar USB 3.1, ya que no es obligatorio tener dichos estándares. El primer avance estaba relacionado con la posibilidad de conectar el USB-C por ambos lados, ya que el USB Tipo-A solo se puede conectar por una dirección.

No hay que negar que vino con USB 3.1 bajo el brazo, una conexión que doblegaba al USB 3.0 gracias a su velocidad de transferencia de 10 Gbps, mientras que el USB 3.0 solo llega hasta 5 Gbps. Igualmente, el USB 3.1 surgió antes que el USB-C, ya que aterrizó en el mercado en 2013.

Esta conexión está presente en la mayoría de dispositivos móviles modernos, y está siendo recurrida por muchos fabricantes de portátiles como puerto de carga.

Thunderbolt

USB-C vs Thunderbolt vs USB 3.0

Thunderbolt es el nombre de una interfaz usada y desarrollada por Intel en colaboración con Apple, la cual permite la conexión de periféricos externos a nuestro PC. Es una conexión usada para fines muy específicos, que suelen coincidir con labores profesionales.

Como detalle, la conexión Thunderbolt 1 y 2 usan el mismo conector que Mini DisplayPort, así como Thunderbolt 3 usa el mismo conector que USB-C. Además, un puerto Thunderbolt podía soportar hasta 6 dispositivos con dicha conexión mediante un Hub.

El problema que plantea el puerto Thunderbolt en comparación con el USB-C y USB 3.0, es que es exclusivo de Intel. Esto significa que no lo veremos en equipos AMD, lo que limita mucho su uso.

Thunderbolt 1

Thunderbolt 1

Su primera versión apareció con los MacBook Pro de 2011 o iMacs del mismo año, y estaba basada en el puerto Mini DisplayPort. Se trataba de una conexión cuyo fin principal era la nueva tecnología I/O y que ofrecía una velocidad de transferencia total de hasta 20 Gbps, ya que cada canal ofrecía 10 Gbps. Justo en este año, Sony lanzó la gama de portátiles Vaio Z21, que usaban un Thunderbolt óptico para conectar EGPUs.

Thunderbolt 2

Thunderbolt 2 USB-C 3.0Thunderbolt 2 sería anunciado por Intel en 2013 y lo incorporarían los MacBook Pro del mismo año. La evolución consistía estaba en combinar 2 canales de 10 Gbps en un solo canal lógico, lo que ofrecía 20 Gbps. Esta versión fue muy usada para transferir vídeo en resoluciones altas; también, decir que incorporaba un soporte DisplayPort 1.2, lo que permitía el streaming de un vídeo 4K en 2 monitores QHD.

Thunderbolt 3

USB-C Thunderbolt 3.0

Nos vamos al puerto Thunderbolt 3, quizás, el más usado de todos y que compartía puerto con USB-C. La arquitectura Skylake de Intel sería la primera en soportar esta conexión, por lo que Thunderbolt 3 aparece entre 2015 y 2016. Respecto a los MacBook Pro, no la incorporarían hasta 2016.

La mejora principal estaba caracterizada por su banda ancha de 40 Gbps, lo que multiplicaba por 2 la velocidad de transferencia de la segunda versión. Además, reducía el consumo de energía y permitía conectar 2 pantallas 4K a 60 Hz, una pantalla 4K a 120 Hz o una pantalla 5K (5120 x 2880) a 60 Hz. No os asustéis por el 5K, esta resolución se veía en los iMacs de 2015.

Su nuevo controlador soportaba PCIe 3.0, incluyendo DisplayPort 1.2. Decir que Thunderbolt 3 era compatible con las dos versiones anteriores usando adaptadores, pero una de sus novedades estaba en la posibilidad de alimentar al portátil con hasta 100W. Gracias a ello, los fabricantes de portátiles decidieron usar este puerto para eliminar la conexión de carga de batería dedicada.

Después de 3 años, Intel decidió mejorar ligeramente la conexión, en vez de sacar Thunderbolt 4. Realmente, lo único reseñable que se mejoró fue la inclusión del soporte de DisplayPort 1.4.

Thunderbolt 4

Thunderbolt-4-7

Llegamos a 2020 con pocas mejoras que ofrecer, ya que todos los ojos miraban hacia una velocidad de transferencia mayor, pero Thunderbolt 4 tendrá la misma que su anterior versión: 40 Gbps. Por otro lado, su conector seguirá siendo USB-C.

Fue anunciada en el CES 2020 y sus especificaciones finales las vimos en julio, pero sus novedades son las siguientes:

  • Soporte de protocolo USB 4, que solo funcionará a 20 Gbps.
  • Soporte de 2 pantallas 4K o una de 8K.
  • Protección de acceso directo Intel VT.
  • PCIe a 32 Gbps.

Dicho esto, dobla en velocidad al USB más rápido de todos: USB 3.2 2×2, que es de 20 Gbps.

USB 3.0

USB 3.0

Por último, nos toca hablar de la conexión USB más usada del momento: USB 3.0. Aunque nos suene a «nueva», no lo es, ya que apareció en 2010 y fue desarrollada por Microsoft, Intel, NEC, Texas Instruments, HP y ST-Ericsson. La principal novedad era su velocidad: 5 Gbps.

Para ponernos en contexto, la primera década del siglo XXI estuvo protagonizada por el USB 2.0, una conexión con una velocidad de transferencia de 480 Mbps. Así que, imaginaros el cambio de 480 MBps a 5000 MBps: una velocidad 10 veces superior.

Esta conexión destacaba por tener un color azulado, el cual se utilizaba para diferenciarla de los puertos USB 2.0. Pensad que ambas utilizaban un USB Tipo-A, por lo que el color era lo único que les diferenciaba a primera vista.

Con el USB 3.0 vino la denominación «SuperSpeed» o «SS», que era un nuevo tipo de transferencia. Otra de las novedades era la utilización de 2 rutas de datos unidireccionales, en comparación a USB 2.0, que utilizaba solo una.

USB 3.1

USB 3.1

El año 2013 se presentaba como amenaza para esta interfaz, al menos en entornos profesionales. Con Thunderbolt 2 y sus 20 Gbps de velocidad, surge el estándar USB 3.1 cuyo objetivo era reemplazar a USB 3.0. Se duplicaba la velocidad a 10 Gbps y se añadía el soporte en puerto USB-C, sobreviviendo el USB Tipo-A.

Tanto USB 3.1, como USB 3.2 tienen sus versiones Gen 1 y Gen 2. En este caso, USB 3.1 SuperSpeed corresponde a USB 3.1 Gen 1, mientras que USB 3.1 SuperSpeed+ se refiere a USB 3.1 Gen 2, que es la que mayor velocidad ofrece (10 Gbps frente a 5 Gbps de Gen 1).

Decir que el estándar USB 3.1 es retrocompatible con USB 3.0 y 2.0. Principalmente, es una conexión que se resume en estos 2 modos de transferencia:

  • Gen 1 SuperSpeed: 5 Gbps.
  • Gen 2 SuperSpeed+: 10 Gbps.

USB 3.2

USB 3.2

A pesar de lanzarse en 2017, vemos como muchos fabricantes se resienten a utilizarla. ASRock es una de las empresas que más ha apostado por implementar este estándar en sus placas base, pero la competencia no ha seguido sus pasos.

Esta es la generación USB 3.0 que más se acerca a Thunderbolt en términos de velocidades, ofreciendo 20 Gbps mediante un puerto USB-C. Sus modos de transferencia son los siguientes:

  • USB 3.2 Gen 1×1 (compatible con USB-A y USB-B y USB-C): hasta 5 Gbps.
  • USB 3.2 Gen 2×1 (compatible con USB-A, USB-B y USB-C): hasta 10 Gbps.
  • USB 3.2 Gen 1×2 (solo con USB-C): hasta 10 Gbps.
  • USB 3.2 Gen 2×2 (solo con USB-C): hasta 20 Gbps.

Los dos últimos modos de transferencia se caracterizan por incorporar 2 carriles con codificación 8b/10b.

¿Cuál es el mejor y el más rápido?

Con todo lo dicho, los puertos más rápidos son los Thunderbolt 3 y Thunderbolt 4, ambos utilizan el puerto USB-C y DisplayPort 1.4. De cerca les sigue el puerto USB 3.2 Gen 2×2, que ofrece hasta 20 Gbps y que solo es compatible con USB-C, pero este estándar USB 3.0 no llega a las velocidades de Thunderbolt.

No obstante, los puertos Thunderbolt solo los podemos encontrar en equipos Intel, lo que limita su uso. Por otro lado, los USB 3.0 los podemos encontrar en cualquier equipo medianamente moderno. No solo eso, el puerto Thunderbolt no es tan usado a día de hoy, quedando reservado para ciertos fines profesionales, o el uso de una EGPU.

Por lo tanto, diríamos que el más práctico de todos es el USB 3.0, ya sea en Tipo-C o Tipo-A. Si queremos más velocidad, tendremos que obligarnos a usar USB-C.