La peor crisis de chips de la historia … ¡Y podría ser todavía peor!

Uno de los problemas con los que el mercado del hardware se está enfrentando a todos los niveles es el de la escasez de componentes, donde la falta de un solo componente puede llegar a parar por completo la producción de futuros portátiles, tarjetas gráficas y demás sistemas de hardware complejos. ¿La situación a corto plazo? Parece ser que la escasez de componentes se agravará. ¿Por qué?

El sector del hardware para PC está en medio de una escasez global de componentes, la cual ha sacudido el mercado por completo. ¿El motivo? La pandemia del COVID-19 y las medidas en su contra han acabado afectando la producción en varios sectores industriales incluyendo al del hardware de PC. Esto ha llevado a que el suministro de nuevos componentes para la fabricación de nuevos productos de hardware se haya parado en seco y los stocks de los almacenes se han ido vaciando progresivamente hasta quedarse en muchos casos totalmente vacíos.

Se espera que la capacidad de producción en cuanto a semiconductores se mantenga por debajo del ideal durante todo el 2021 y se sabe que las mayores marcas del mercado ya han reservado buena parte de la producción en los años 2022 y 2023.

La escasez de hardware se agrava aún más

Escasez Hardware

El repunte de las infecciones de COVID-19 en países donde se realiza la mayoría de la producción del hardware como son Taiwán y Malasia va a significar un nuevo recorte de la producción que afectará a los productos que van a ser lanzados al mercado en los próximos meses.

Esto contrasta con la recuperación en ventas que se ha visto durante el ya pasado mes de mayo, donde las ventas de tarjetas gráficas y ordenadores portátiles ha aumentado. Todo gracias al final de las restricciones por el COVID-19 que permitieron aumentar temporalmente la capacidad de producción. Por lo que se espera que las diferentes compañías de ordenadores portátiles y tarjetas gráficas den resultados positivos en cuanto a ventas en el segundo trimestre de este 2021.

Dado que Taiwán a través de TSMC es el mayor productor de chips para Apple y AMD, esto va a afectar la producción de los nuevos procesadores de ambas marcas de cara a los próximos meses. Mientras que NVIDIA al tener como fabricante a Samsung en Corea del Sur e Intel no se van a ver afectadas. No obstante, la tarjeta gráfica Gaming Intel Xe-HPG se va a construir en TSMC y podría ver su disponibilidad afectada por ello.

La situación será mucho mejor bajo los nodos de 5 nm

TSMC-5-nm

Uno de los efectos colaterales de la geopolítica de los últimos años es el hecho de que empresas como TSMC van a empezar a fabricar en suelo estadounidense. Algo que forma parte de las políticas de boicot y aranceles de la anterior administración de los Estados Unidos y que de manera casual va a ayudar a evitar problemas localizados de producción derivados por repuntes del COVID-19.

Hay que tener en cuenta que el COVID-19 no es una enfermedad totalmente erradicada y sus repuntes pueden llevar a caídas de producción en los próximos años de manera aleatoria en diferentes partes del mundo. Lo que obliga a desplegar una mayor cantidad de fábricas en todo el mundo para poder paliar las bajadas puntuales de producción.