Refrigera tu PC mediante inmersión con los sistemas de CoolBitts ICEbox

Refrigera tu PC mediante inmersión con los sistemas de CoolBitts ICEbox

Javier López

Los sistemas de refrigeración actuales están solventando la mayoría de problemas que tanto los procesadores como las tarjetas gráficas nos presentan. Pero en muchas ocasiones estos no son suficientes y requieren otros conceptos totalmente distintos de enfriamiento, normalmente más extremos y caros. Si la refrigeración líquida custom no es suficiente para tu sistema, CoolBitts tiene la solución con ICEbox, una estructura mediante inmersión que llega para retomar estos sistemas en el mercado high end.

Hasta ahora, los sistemas de inmersión estaban básicamente enfocados a equipos de prueba o muestras en distintos certámenes de modding. Aunque ha habido algunos intentos por parte de varias empresas de profesionalizar el sector y ofrecer sistemas completos mediante diversos aceites, de momento todo ha quedado en un quiero y no puedo.

CoolBitts pretende romper esa tendencia derrotista mediante sus sistemas ICEbox, los cuales se ofrecerán en dos tipos distintos enfocados a diferentes usuarios, sistemas y rendimiento.

CoolBitts ICEbox: la primera solución para PC de alto rendimiento

CoolBitts ICEbox

Normalmente los sistemas de inmersión iban dirigidos a componentes de gama baja o media como máximo, pero CoolBitts rompe una lanza por el rendimiento y ofrece en ambos sistemas un rendimiento para albergar prácticamente cualquier procesador o tarjeta gráfica del mercado.

En ambos sistemas, todos los componentes se colocan en un aceite o líquido especial no conductor, pero donde este funcionará de manera distinta. En el primer sistema se incluye lo que se ha denominado como «dos fases«, y es que el líquido se convertirá a gas una vez alcance cierta temperatura, donde más tarde se condensa de nuevo en un líquido tras enfriarse.

CoolBitts-ICEbox-4

Es el llamado efecto heatpipe, donde de momento no está claro como llegará a funcionar puesto que no ha sido presentado, ya que es el sistema de gama más alta de la compañía. Lo que sí han dejado ver es el sistema de una fase o monofásico, donde encontramos una bomba y un radiador que ayudan a mover y enfriar el líquido.

De igual manera, es un sistema de inmersión puro y duro, donde la única diferencia exceptuando la bomba y el radiador es el tipo de líquido usado, en este caso bastante más aceitoso. Dicho líquido es una mezcla especial no conductora que además tiene diversas propiedades de durabilidad, uso y antifúngicos, principal escollo a largo tiempo de los sistemas de inmersión.

Bomba muy potente y radiador cuádruple cuadrado

CoolBitts-ICEbox-3

La principal novedad del sistema monofásico es el hecho de incluir una bomba de gran potencia para poder mover con fluidez el líquido, ya que su densidad es muy alta y requiere de componentes específicos para su uso.

Aunque es un aceite mineral en base, no escapa a los problemas de los últimos 20 años en este apartado, y por lo tanto necesitará un radiador como el que se incluye en el kit, específico para este tipo de sistemas, donde el fluido se torna una prioridad por encima de la capacidad de enfriamiento.

CoolBitts-ICEbox-2

Las limitaciones llegan desde el tamaño, ya que ambos sistemas ICEbox requieren de una placa ITX o M-ATX. El panel E/S quedará fuera del líquido mineral por razones obvias, pero el resto de componentes estarán bajo su contacto, incluida la PSU, memorias y el resto de componentes.

Este sistema monofásico es capaz de trabajar con un consumo total de 750 vatios, por lo que podremos instalar procesadores de gama alta incluidos HEDT o tarjetas gráficas TOP. Para una muestra, la compañía logró refrigerar un Threadripper 2990WX de 32 núcleos con una NVIDIA RTX 2080 Ti, donde ambos componentes a pleno rendimiento mostraban un consumo de 618 vatios.

Cada litro de aceite mineral costará casi 28 dólares

CoolBitts-ICEbox

Lo curioso es que el líquido mineral solo se calentó hasta los 30 grados, por lo que hablamos de un sistema de alto rendimiento, donde los 19 litros de capacidad que tiene este ICEbox costarán la friolera de 500 dólares solo en el aceite mineral.

Por lo tanto, podemos esperar un precio muy alto para ambos sistemas, donde la marca ya ha deslizado que en su versión monofásica el coste se elevará hasta los 2450 dólares de entrada. Muy lejos de lo que un usuario normal puede pagar, pero es esperable que si comienza a triunfar los costes comiencen a bajar y empiece a ser más interesante tanto para particulares como para empresas.