Cómo utilizar GeForce Experience para grabar tu escritorio

GeForce Experience es el software de NVIDIA para sus tarjetas gráficas, y además de ayudarnos a actualizar sus drivers de manera automática u optimizar los ajustes de los juegos según nuestro hardware, cuenta con diversas herramientas, incluyendo la grabación de pantalla para guardar vídeos de nuestras partidas o retransmitir en directo en plataformas de streaming. Pero, ¿y si quieres grabar tu escritorio? Te enseñamos cómo hacerlo.

Normalmente, cuando utilizamos un software para grabar la pantalla éste está limitado a los juegos, de manera que podamos retransmitirlos en directo en plataformas como Twitch, subir los vídeos a Youtube o simplemente para ver las partidas. No obstante, puede darse la situación de que también queramos grabar el escritorio, por ejemplo para enseñarle a un amigo a hacer algo, o simplemente para grabar juegos que no se ejecutan a pantalla completa.

¿Cómo pueden grabar las tarjetas GeForce?

VRAM

El GeForce Experience hace uso de las unidades de codificación de vídeo, NVENC, y descodificación de vídeo, NVDEC, que se encuentran como coprocesadores de las propias GPU. Unidades que son independientes a la unidad de renderizado principal, pero que al encontrarse dentro de la propia GPU pueden acceder a la VRAM y con ello al búfer de imagen de cada fotograma, lo cual les permite codificarlo en formato de vídeo.

También hemos de tener en cuenta que el audio en los juegos también sale a través de la salida HDMI de la tarjeta gráfica. Lo que le permite codificar también el sonido. ¿La contrapartida? Requieren parte de la VRAM para hacer el ejercicio de codificación de vídeo. Es decir, el de coger un grupo de imágenes y codificarlos en un formato de vídeo concreto.

No podemos olvidar que no todas las GPU de NVIDIA que se venden tienen una unidad NVENC, la NVDEC la tienen todas por el hecho que es esencial para reproducir vídeo, pero existen modelos sin NVENC dentro de la GPU y por tanto no pueden grabar vídeo. Una vez realizada esta explicación, a continuación os vamos a enseñar cómo utilizar NVIDIA GeForce Experience para hacerlo en pocos minutos.

El error común al usar GeForce Experience

La mayoría de ordenadores portátiles, y algunos de sobremesa, combinan una GPU integrada con una dedicada de la familia NVIDIA GeForce, y es normal que cuando navegamos a través del escritorio o utilicemos aplicaciones de poca carga gráfica que la GPU NVIDIA GeForce este inactiva, por lo que es la integrada la que genera los gráficos. En ese caso el NVENC no puede codificar el vídeo generado por la gráfica integrada, ya que no tiene acceso a la RAM el sistema donde genera su búfer de imagen la GPU integrada.

Es por ello que si quieres utilizar GeForce Experience para grabar lo que haces en el escritorio, ya sea para hacer un tutorial de como se utiliza un programa, un tutorial de ayuda, etc. Entonces te recomendamos que la GPU integrada sea utilizada lo menos posible.

Configurar GeForce Experience

Damos por hecho que tienes GeForce Experience ya instalado y, por supuesto, una tarjeta gráfica de NVIDIA compatible, ya que de lo contrario no podrás utilizar este software propietario que solo es compatible con tarjetas gráficas de la marca. Lo primero que hay que hacer es entrar en la aplicación, darle a la rueda dentada de la derecha para acceder a las opciones, y activar la opción «Superposición dentro del juego».

Activar superposición en GeForce Experience

Ahora que lo tenemos activado, podemos pulsar o bien ALT + Z para acceder a las opciones, o bien pulsar sobre el botón «Configuración» que está justo debajo en la misma sección. Esto nos llevará a los ajustes, y debemos ir abajo del todo, al control de privacidad.

Control de privacidad en GeForce Experience

Una vez ahí, veremos que solo hay una opción, la cual deberemos activar para que el programa pueda grabar el escritorio además de los juegos a pantalla completa (a nosotros nos sale como que no podemos darle porque justamente estábamos grabando la pantalla con GeForce Experience para sacar la captura de pantalla, ya que al ser un Overlay no se pueden sacar capturas del mismo si no es grabándolo en vídeo).

Activar grabación de escritorio

Una vez que tengamos esto activo, ahora debemos simplemente configurar dónde queremos que se guarden los vídeos. Para ello, volvemos a entrar en la configuración con ALT + Z pero en este caso iremos a «Grabaciones».

Configurar grabaciones en GeForce Experience

En la ventana que se abre, simplemente debemos indicar la ruta donde queremos que se guarden los archivos. Tened en cuenta que, de manera automática, el software creará una carpeta llamada «Desktop» dentro de la ruta que le digamos. En el caso de este ejemplo, aunque hayamos indicado E:Grabaciones, los vídeos los guardará en E:GrabacionesDesktop (Nota: nuevamente sale en gris y no nos permite modificar porque estamos grabando mientras tanto).

Ruta grabaciones

Grabar la pantalla o el escritorio

¡Ya está listo! Ahora con solo pulsar ALT + F9 podremos iniciar la grabación incluso aunque estemos en el escritorio, y se guardará en la ruta que hemos indicado. Para parar la grabación tan solo hay que pulsar nuevamente ALT + F9, y de hecho tanto al iniciar como al parar saldrá un mensaje indicándonoslo en la parte superior derecha de la pantalla.

Puede parecer una tontería, pero el ajuste de privacidad para grabar el escritorio viene desactivado por defecto, y si no sabes que está ahí te puedes volver loco intentando grabar el escritorio o un juego que no esté en pantalla completa usando GeForce Experience sin éxito. Es por ello que damos el aviso, ya que es importante a la hora de utilizar el GeForce Experience.

Por cierto, algunos juegos para evitar que la gente vea revelaciones sobre la historia del juego a través de servicios de streaming como YouTube y Twitch suelen tener integrado código que evitar que se puedan grabar partidas mientras estamos jugado a esos niveles. Es más, la propia NVIDIA por petición de los desarrolladoras suele entregarles las herramientas que bloquean el GeForce Experience. Por lo que en esos casos si te interesa transmitir sin cortes entonces lo mejor que puedes hacer es comprar una capturadora de vídeo aparte.