Amazon y Microsoft empiezan a comprar AMD EPYC en masa para sus servidores por las vulnerabilidades de Intel

Era de esperar viendo el panorama desolador que está ofreciendo Intel desde 2018: tanto Amazon como Microsoft están optando por procesadores EPYC en vez de Xeon para sus servidores en la nube. Al parecer, las ventas se habrían acelerado después de conocerse la última vulnerabilidad para los procesadores del gigante azul: ZombieLoad, la cual ya ha sido parcheada y terminará de ser corregida a través de mitigaciones mediante microcódigo.

Intel pierde cuota de mercado a un ritmo preocupante

Intel-ZombieLoad

El principal problema que enfrenta Intel aquí es, lógicamente, de seguridad vs rendimiento. Sus vulnerabilidades, aprovechando en su gran mayoría la ejecución especulativa, están sangrando las ventas de sus productos para entornos de datos y computación en la nube, un mercado que Intel ha dominado con mano de hierro durante los últimos años con cuotas cercanas al 99% en muchos periodos.

Los últimos datos ofrecidos por Liftr Cloud Insights revelan que en solo un mes Microsoft casi ha duplicado sus compras en procesadores EPYC y que Amazon sigue su estela, aunque de forma más sutil.

Epyc vs Xeon cuota

Como vemos, en Amazon Web Service se ha pasado de un 82 vs 18 a un 81,1 vs 18,9 por ciento de cuota en un solo mes, mientras que en Azure los datos son mucho más sangrantes para tan corto periodo de tiempo: de un 92,5 vs 7,5 se ha pasado a un 86,9 vs 13,1 por ciento, casi el doble de compras por parte de Microsoft.

Evidentemente, tanto Amazon como Microsoft, así como Google, son conscientes de las vulnerabilidades antes que los demás, ya que deben ser informadas al tratarse de los grandes centros de datos en la nube por su volumen de trabajo. Lo que estamos viendo en la gráfica es un movimiento premeditado con meses de antelación, sobre todo si tenemos en cuenta los pedidos de Microsoft. A esto hay que sumarle los posibles daños colaterales que pueden sufrir los EPYC actuales con la salida de Rome al mercado, donde la tendencia, visto lo visto, podría acrecentarse hacia el lado de AMD.

El impacto del rendimiento al mitigarse ZombieLoad es el esperado

Zombieload

Aunque fue la propia Intel la encargada de ofrecer los primeros datos de rendimiento de los parches en sus microprocesadores, estos datos deben ser corroborados desde otros escenarios más complejos. La realidad, es que las mitigaciones surten efecto y que la pérdida de rendimiento en casi todos los casos son pequeñas, sobre todo en escritorio Windows, donde parecen inocuas en casi todas las arquitecturas. En el entorno de servidor y Linux las cosas son distintas, ya que la pérdida se acrecenta más, pero en la mayoría de los casos no es tan grave como se apuntaba, aunque en otros específicos sí es muy considerable.

El problema, lógicamente, es que una pérdida de un 3% global en centros de datos como AWS o Azure es un costo difícilmente asumible, e inaceptable si la cifra es mayor.

Algunos de los datos ofrecidos por Phoronix muestran claramente estas diferencias según si el sistema está mitigado o no, donde en todos los casos se ha dejado Hyper Threading activo.

AMD también está afectada: su rendimiento cae, aunque menos que en Intel

Las sorpresas llegan también del lado de AMD, ya que la propia compañía afirmó no verse expuesta ante las vulnerabilidades, cosa que parece ser cierta sin duda, pero no habló de una posible pérdida de rendimiento, lo cual sorprende si efectivamente no está afectada.

Esto solo se explica desde el punto de vista del sistema operativo (Ubuntu 19.04 en este caso). Mientras que los sistemas Intel cayeron de media un 16% entre las tres CPUs probadas, los microprocesadores de AMD cayeron un 3%, por lo que podríamos decir que la caída de rendimiento en Linux de los procesadores Intel se resume en un 13% de media.

Estos datos no parecen extrapolables a Windows, ya que no se han registrado caídas de rendimiento tan abruptas, al menos en test y benchmark comunes, donde las diferencias entran dentro de los errores de medición (+-1%). En cualquier caso, parece que la medida de Microsoft y Amazon está más que justificada en aras de la seguridad de sus datos y clientes, por lo que es de esperar que EPYC Rome termine por revertir la tendencia de todos estos años y logre arrebatar mucha más cuota a Intel.