Intel Core i9-9880H vs i7-8750H: casi un 60% más rápido con solo dos núcleos más

Los portátiles gaming han estado años estancados en características realmente pobres, desde la no inclusión de SSD en la mayor parte de equipos hasta un número de núcleos bajo. Intel ha decidido que 2019 debía ser el año donde los portátiles despegasen, hasta tal punto que los nuevos i9 parecen una opción a considerar para los jugadores menos pudientes ¿merece la pena si comparamos un i9 actual con un i7 anterior?

La octava generación fue un poco «decepcionante»

gt75_20180528_2

Entre la séptima y la octava generación de procesadores Intel para portátiles hubo un gran debate sobre el salto de características técnicas, donde parecía avistarse, al menos a lo lejos, que los de Swan estaban preparando algo grande para los portátiles. En ese aspecto puede que la compañía no cubriera las expectativas, por lo que la octava generación pareció un poco decepcionante al principio.

Poco más tarde, Intel lanzó su primer i9 para portátil de la historia, el i9-8950HK, el cual solo supuso dos mejoras reales: un aumento de la caché de 8 MB a 12 MB (frente al i7-8750H) y un aumento de la velocidad de 700 MHz con Boost.

Aunque era un hito el acercarse a la cifra de los 5 GHz en un portátil, el primer i9 de la historia para esta plataforma defraudó, siendo poco más rápido que su rival directo, ya que la limitación térmica igualaba mucho la contienda.

Con el lanzamiento de su nuevo buque insignia, Intel quiere desquitarse de las críticas y demostrar que puede seguir ofreciendo más a este sector tan concreto como el de gaming Mobile. Su nuevo i9-9880H agrega dos núcleos físicos más a la ecuación y deja atrás a su homólogo de la serie 8 y al i7-9750H, el cual comparte características en cuanto a núcleos con el primer Coffee Lake.

¿Es un paso adelante real o vuelve a defraudar?

Intel-9-gen

Según los primeros benchmark que están saliendo a la luz de forma oficial, este nuevo i9-9880H es realmente rápido, sobre todo en multi hilo:

i9-9880H Cinebench Single Core

En mono hilo se produce algo bastante curioso, ya que consigue superar al i7-8750H por un 10%, principalmente por la diferencia de clocks, pero al mismo tiempo y a igualdad de condiciones con el i9-8950HK pierde por un 9% ¿estrangulamiento térmico?

i9-9880H Cinebench multi Core

Si entramos en el apartado de multi núcleos de Cinebench, vemos como le endosa un sorprendente 56% al i7-8750H y un 31% al i9-8950HK. Teniendo en cuenta que alberga un 33% más de núcleos/hilos, parece que a misma frecuencia consigue mantener dicho GAP en su mayoría.

Pero ¿qué pasará si los enfrentamos en un benchmark para gaming?

i9-9880H Cinebench 3Dmark

En un test como Physics de Fire Strike, el nuevo i9-9880H solo consigue separarse un 10% en el rendimiento, donde queda incluso por debajo de la CPU que viene a sustituir por un 13%. Esto es claramente un problema, ya que el i9-8950HK con dos núcleos menos consigue mejor desempeño final

i9-9880H Cinebench 3Dmark 2

Bajo Time Spy se presenta el inconveniente de la ausencia del i9-8950HK, pero mantenemos los otros dos protagonistas. Curiosamente, el GAP entre el i7 y el i9 ha aumentado a más del doble que lo visto en Fire Strike, posiblemente impulsado por DX12 y su mayor capacidad para DrawCalls. Así, el último procesador de Intel para portátiles gaming consigue una diferencia del 26%, menor que la esperada por prestaciones, pero sin duda sobresaliente por ser una diferencia muy amplia.

A tenor de los datos vistos, parece que efectivamente el i9-9880H es un claro paso adelante, pero necesita un escenario a la altura para brillar, algo que el i9-8950HK no requiere, siendo más todoterreno. Pudiera ser que el último procesador de Intel necesite BIOS más depuradas o un microcódigo más óptimo, o simplemente MSI no esté refrigerando bien dicha CPU con su portátil GE7S, ya que no tenemos, de momento, los datos térmicos.

En cualquier caso, Intel vuelve a sumar rendimiento, algo que los gamers necesitan, ahora falta saber si están dispuestos a pagar la diferencia de precio con respecto al rendimiento ganado.