El precio de los SSD podría igualarse al de los discos duros mecánicos en 2019

Fuentes de la industria creen que el precio de venta de los SSD se acabará equiparando al de los discos duros actuales durante el próximo año 2019, dado que se espera que la tendencia a la baja, que tienen ahora mismo este tipo de unidades de almacenamiento sólido, se siga manteniendo durante todo el próximo año. Este hecho incentivaría más la adopción de los SSD como unidades de almacenamiento en todo rango de equipos.

A pesar que en las últimas semanas el precio de la memoria NAND Flash ha sufrido un pequeño repunte, el mercado de este tipo de memoria de almacenamiento sólida continúa con una importante saturación de stocks, que es lo que permite que el precio de los SSD haya seguido una pronunciada tendencia a la baja en todos los ámbitos. Aunque se espera que el mercado de telefonía móvil, con los nuevos modelos que saldrán a la venta el próximo año, emplee una parte importante del stock de memorias NAND Flash si se confirman las predicciones de la llegada de modelos con 512 GB de almacenamiento interno.

Sin embargo, la tendencia del mercado de SSD seguirá siendo a la baja durante todo el próximo año 2019. Esta tendencia sería una continuación de la tendencia actual que llevamos viendo desde marzo de este año 2018. Y que ha llevado a que muchos modelos de SSD estén ahora mismo en mínimos históricos de precios.

Los SSD de 1 TB todavía son bastante caros

Aunque los SSD de 480 y 500/512 GB están, en la mayoría de casos, con un precio que es inferior a los 100 euros (no así los SSD NVMe), estos precios distan bastante de ser comparables a los que tienen los discos duros actualmente. Sin embargo, los analistas creen que, hacia finales del próximo año 2019, el precio de estos dispositivos de almacenamiento se aproximaría tanto, que se podría hablar de tener casi la paridad en los precios. Todo sea dicho que, con los precios actuales, poco faltaría para que se alcanzara esta paridad, dado que los discos duros de 500 GB hoy en día se pueden comprar por tan solo 45,57 euros.

La cuestión es, ¿cuándo se alcanzaría la paridad con los modelos de 1 TB? Dado que este tipo de SSD siguen teniendo unos precios sensiblemente mayores que el de sus contrapartes mecánicos, es bastante improbable que dicha paridad se pueda alcanzar durante 2019. En este momento se pueden comprar este tipo de unidades a un precio que suele rondar los 150 euros aproximadamente. Este precio es sensiblemente superior al que tienen los actuales discos duros, que suele ser bastante similar al de los modelos de 500 GB.

Es posible que con la llegada de los nuevos SSD dotados de memoria QLC, los precios de venta de las nuevas unidades bajen lo suficiente en todas las capacidades.