NVIDIA obliga a los fabricantes a crear más gráficas GTX para vaciar inventario

NVIDIA está moviendo sus fichas para prepararlo todo ante el lanzamiento al mercado el mes que viene de las nuevas tarjetas gráficas NVIDIA GeForce RTX 2080 Ti y 2080, es por ello que la compañía está forzando a los fabricantes a comprar más GPU de las GTX serie 10. Con esto la compañía quiere poder tener el espacio suficiente en su inventario ante la entrada de las nuevas RTX.

nvidia obliga fabricantes hacer más gtx

NVIDIA quiere vaciar el inventario de las GTX para empezar a llenarlo con las NVIDIA RTX 2080 Ti y 2080

Los fabricantes se están viendo obligados a adquirir un mayor número de gráficas de la serie 10 por parte de NVIDIA. En total se cifran en 10 los fabricantes que se encuentran en esta situación, la compañía quiere vaciar sus inventarios y no quiere perder dinero. La formula que ha encontrado es en obligar a otras empresas a adquirir un mínimo más alto de GTX 10 si quieren seguir produciéndolas.

Lo bueno de esta situación para los usuarios es que cuanto mayor oferta haya, menor será el precio de las tarjetas gráficas de NVIDIA. Por lo que muchos usuarios podremos acceder a comprar los productos a precios más razonables. Sin embargo, esto hará que los actuales compradores de AMD decidan adquirir los modelos de NVIDIA debido a su bajo coste y así la compañía tendría cada vez una mayor parte del mercado.

Las empresas no venden tantas GTX como era de esperar, debido a los altos precios y la caída de las criptomonedas

Por otro lado, NVIDIA se ha encontrado con una bajísima demanda de gráficas por parte del minado de criptomonedas, lo que hemos podido comprobar en los resultados financieros del pasado trimestre. Esto se suma a las bajas ventas producidas en el mundo gamer por sus precios, lo que lleva a la compañía a tener demasiado stock, justo antes de la llegada de las nuevas NVIDIA RTX.

Las empresas no pueden hacer nada frente a este hecho, ya que es NVIDIA la única que puede comercializar sus GPU. Además, no pueden permitirse quedarse sin stock de las GTX justo antes de la llegada de las nuevas RTX.

Los analistas esperan que esta no sea una estrategia de NVIDIA para aumentar su cuota de mercado, ya que, como hemos comentado, una bajada de precios puede perjudicar gravemente a AMD que está colocada en la gama media con una cuota de mercado bastante justa.