Qué es el thermal throttling en un componente y cómo solucionarlo

Escrito por Juan Diego de Usera

El concepto del thermal throttling es uno que se lleva empleando desde hace años en la industria de la informática de consumo, y es uno que nos puede indicar que algo no funciona correctamente con las temperaturas de nuestros componentes. En este tutorial os explicaremos qué significa este concepto y cómo evitar que nos suceda en nuestros componentes.

Al igual que ciertos componentes electrónicos, especialmente el procesador y la tarjeta gráfica, tienen una frecuencia base y una frecuencia boost (pudiendo ser esta última, dinámica) que se activa en función de la carga de trabajo de los respectivos núcleos, estos mismos componentes también tienen un mecanismo de auto protección cuando las temperaturas a las que funcionan se hacen muy elevadas. Tan elevadas, que el componente corre auténtico riesgo de resultar dañado de seguir en esas condiciones. Es en este momento en el que entra en acción el mecanismo del thermal throttling del componente.

Cuando se alcanzan determinadas temperaturas internas, ciertos componentes como los procesadores, las tarjetas gráficas y algunos SSD de tipo NVMe, lo que hacen es bajar las frecuencias a las que están funcionando por debajo de la frecuencia base que tienen especificada, en un intento de evitar que el componente resulte dañado por estas temperaturas. Lo que sucede es que no hay nada que nos avise de que esta situación se está produciendo con nuestro ordenador, con lo que lo único que notaremos es una disminución importante del rendimiento de nuestro equipo.

¿En qué situaciones se puede producir el thermal throttling?

El thermal throttling suele suceder cuando se superan ciertos valores de temperatura, que vienen grabados en el interior del componente.

  • Si la caja está mal ventilada y no entra suficiente aire fresco. Sobre todo, cuando la temperatura ambiente es elevada.
  • Si en el disipador del procesador deja de funcionar el o los ventiladores que emplee para su refrigeración.
  • También puede suceder porque el disipador se haya soltado del anclaje y ya no esté haciendo buen contacto.
  • En el caso de emplear una refrigeración líquida, ya sea de circuito abierto o una AIO, en el caso anterior de los ventiladores o que haya dejado de funcionar la bomba de agua.
  • En el caso de una tarjeta gráfica, si uno o varios de sus ventiladores dejan de funcionar.
  • Otro motivo que puede darse, aunque en el caso de la tarjeta gráfica no suele ser habitual por el tipo de anclaje que usan con el PCB, es que se haya aflojado el sistema de anclaje.
  • Un motivo común para ambos componentes es que se haya resecado tanto la pasta térmica, que ya no esté realizando su función.
  • En el caso de los SSD por PCIe, el motivo más habitual para que se produzca thermal throttling es que el SSD no esté bien refrigerado.

¿Cómo solucionar el thermal throttling de un componente electrónico?

La respuesta es obvia. Dado que el thermal throttling se produce por un exceso de temperatura en los componentes, la mejor  manera de combatirlo es mejorando la temperatura de funcionamiento de estos:

  • Tener una caja que ventile de manera adecuada todos los componentes.
  • Revisar con cierta frecuencia el estado de los ventiladores del disipador del procesador y la tarjeta gráfica. Limpiar el polvo que se acumula en ellos con frecuencia.
  • Revisar el estado de los anclajes del disipador del procesador.
  • Cambiar la pasta térmica por otra más nueva y de calidad.
  • En el caso de los SSD por PCIe, existen thermal shields que se instalan encima de ellos y ayudan a bajar la temperatura de funcionamiento a niveles más aceptables.
Continúa leyendo
  • yomimmo

    Añadiría otro consejo más:

    Limpiar de vez en cuando los filtros de polvo de la caja, si los tuviese.