Review: Kingston KC1000, un SSD PCIe NVMe con hasta 1 PB de durabilidad

Escrito por Rodrigo Alonso

Según las estadísticas, cada vez más usuarios utilizan un SSD como almacenamiento principal en su equipo, y es que estos dispositivos proporcionan una gran velocidad que, especialmente en equipos orientados a juegos, mejora notablemente el rendimiento del sistema. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis de la unidad SSD Kingston KC1000 en su versión de 960 GB, un dispositivo orientado al gran público que promete un excelente rendimiento a un precio comedido.

El Kingston KC1000 aprovecha el amplio ancho de banda de la interfaz PCI-Express 3.0 x4 y el protocolo NVMe para ofrecer unas tasas de rendimiento teórico de hasta 2700 MB/s de lectura y hasta 1600 MB/s de escritura, haciendo que nuestros juegos y programas se carguen en un abrir y cerrar de ojos. Al menos, en teoría. En cualquier caso, el punto fuerte de este dispositivo es su grandísima durabilidad, con hasta 1 PB (Picobyte) de TWB, gracias a lo que el fabricante ofrece cinco años de garantía en el dispositivo, que no es precisamente poco.

El dispositivo viene en el cada vez más popular formato M.2, por lo que puede aprovechar este tipo de zócalos que ya incorporan todas las placas base modernas -e incluso podremos utilizarlo en algunos ultrabooks y portátiles-, pero el fabricante también lo vende con una tarjeta de expansión PCI-Express, que nos permitirá utilizarlo en equipos que no cuenten con éste tipo de zócalo, o para aquellos usuarios preocupados por la temperatura del dispositivo (pues ya sabéis que los SSDs M.2 se calientan bastante).

En nuestro análisis, os vamos a enseñar cómo es este Kingston KC1000 en su versión de 960 GB, cuyo precio (precios de Amazon) ronda los 435 euros para la versión analizada, y los 418 euros para la versión sin tarjeta de expansión PCIe.

Como siempre, esperamos que nuestro análisis os guste y que os resulte de utilidad. Para acceder al análisis completo, tan solo tenéis que hacer clic en el siguiente enlace:

Análisis y opinión del SSD Kingston KC1000 960 GB PCIe NVMe
Continúa leyendo