Intel Ocean Cove: los sucesores de los Intel Core que usarán durante la próxima década

En esta ocasión, Intel ha sido la responsable de filtrar el nombre en clave de su próxima generación de núcleos de CPU que sustituirían a los actuales Intel Core. La nueva arquitectura de núcleos está siendo diseñada para potenciar los procesadores de la próxima década bajo el nombre de Ocean Cove.

Intel se está preparando para renovar su familia de procesadores Intel Core

Esta información ha sido extraída de la web oficial de Intel. Dónde se ha publicado una oferta de trabajo en la sección de Ingeniería, buscando a un especialista en microarquitectura de CPU para unirse al equipo de desarrollo Ocean Cove en Hillsboro, Oregón. La oferta se suscribe bajo la premisa de construir un núcleo de microporcesador revolucionario para la próxima década de la informática.

Esto puede justificar los últimos movimientos de la compañía, como la contratación del famoso Jim Keller, principal responsable de la creación de la arquitectura Zen, de los famosos Athlon 64 y de los primeros procesadores diseñados por Apple: A4 y A5. Esta oferta ha sido ya modificada por la propia Intel, dejando tan sólo la información relativa al puesto y eliminando todo el texto referente a Ocean Cove.

intel renovacion core ocean cove

No veremos los nuevos procesadores hasta después del año 2020

No es la primera vez que la compañía utiliza la nomenclatura Cove para refrirse a sus nuevos núcleos, como ya lo hizo con las siguientes generaciones de la familia Core: Ice Laki, Tiger Lake y Alder Lake. Según Ashraf Eassa, esta nueva generación de procesadores de Intel llegaría después de Alder Lake.

Según esta información y la tendencia que sigue Intel, no veríamos esta nueva arquitectura hasta después, como mínimo, del año 2020. Este proceso se ha podido ver acelerado con el avance de AMD en el desarrollo de su nueva tecnología, que ha conseguido grandes avances en cuanto al rendimiento de los procesadores y que promete mucho más con Zen 2.

Además, la llegada de los procesadores Ryzen consiguieron afectar a la cuota de mercado de Intel, algo que llevaba años sin pasar, y que ocasionó que el gran azul respondiese con sus Coffee Lake. Lo más probable es que Jim Keller sea el responsable de esta nueva arquitectura, que podremos ver en unos tres años y sobre el proceso de fabricación de 10 nm de la compañía. ¿Conseguirá enfrentarse este nuevo núcleo a los AMD Zen 2?