AMD incrementa sus ingresos un 40% gracias a las ventas de Ryzen durante el primer trimestre de 2018

AMD ha presentado los resultados financieros del primer trimestre de este año 2018. En ellos se confirma la tendencia alcista de la compañía, dado que AMD aumenta sus ingresos casi un 40% frente a lo que lograba la compañía en el mismo periodo de tiempo del año pasado, con el segmento de computación y gráficas como principales motores del incremento de ingresos.

AMD incrementa sus ingresos cada vez que presenta un nuevo informe financiero cada trimestre. Al menos, desde que sacaron la arquitectura Polaris y, desde luego, desde que presentaron los procesadores Zen (en todas sus variantes). Así que, tras un año de presentar subidas constantes, podríamos pensar que para AMD ha  comenzado una «etapa dulce«. Más dulce, de hecho, de lo que los analistas financieros (y la propia compañía, todo sea dicho) habían previsto inicialmente cuando presentaron el último informe financiero, a finales del mes de Enero de 2018.

Lo que es indudable a estas alturas, es que la compañía está creciendo a un ritmo imparable en casi todos los sectores del mercado en los que tiene presencia. Aunque no hay ninguna duda que gran parte de ese crecimiento viene asociado al auge que ha tenido la minería de criptomonedas durante el pasado año. Aunque, con la llegada de las primeras ASIC para minar algunas criptomonedas como Ethereum, es más que probable que las ventas de tarjetas gráficas se frenen bastante. Lo cual para, obviamente, no creemos que vaya a gustar demasiado a la compañía, pero a los usuarios nos encantará.

AMD incrementa sus ingresos casi un 100% en el sector de computación y tarjetas gráficas

Como decíamos anteriormente, una de las mayores fuentes de ingresos de la compañía son los sectores de computación y gráficos, que durante el pasado trimestre han experimentado un incremento de ingresos de un 95%. Pero estos ingresos tan fuertes son lógicos, dado que durante el mismo primer trimestre del año pasado, justo se acababa de presentar AMD Ryzen, y su efecto todavía no se había hecho notar en el mercado. Pero ya a partir del segundo trimestre el efecto de los nuevos procesadores se empezó a notar en la actividad económica de la compañía, que literalmente, despegó.

Para el próximo trimestre, AMD no tiene nada especial preparado. Aunque no podemos olvidar que AMD a estas alturas debiera de estar dando los últimos retoques para la migración de los procesadores Threadripper a su nueva arquitectura Zen+ con el nuevo nodo de fabricación de 12 nm.