La Saphhire Radeon RX Vega Nitro+ emplea tres ventiladores de 100 mm

Escrito por Juan Diego de Usera

Sapphire, uno de los fabricantes de tarjetas gráficas del mercado con más solera, acaba de presentar su primer modelo de tarjeta gráfica Radeon RX Vega personalizada, con el modelo Sapphire Radeon RX Vega Nitro+. Este nuevo modelo se caracteriza por emplear tres ventiladores de 100 mm para refrigerar la tarjeta, aparte de emplear un PCB y disipador completamente personalizados.

Mucho se estaban retrasando las tarjetas gráficas personalizadas AMD Radeon RX Vega. Desde que se lanzaron al mercado, han pasado ya varios meses. Casi seis meses.

En ese tiempo, mientras Nvidia aprovechaba y sacaba al mercado su nueva GeForce GTX 1070Ti, los fans de la marca roja a lo único que podían aspirar era a comprar el modelo de referencia de AMD. Tanto para su versión de 56 como para la versión de 64. y muchas han sido las excusas que se han barajado en ese tiempo sobre por qué se estaban retrasando tanto los modelos personalizados de las Vega. Que si el núcleo era muy complicado de fabricar. O bien, que el ensamblador del núcleo no daba la calidad necesaria.

También es verdad, que el mercado no estaba especialmente ansioso por tener estas tarjetas gráficas, a la vista de los resultados que se habían obtenido en las pruebas del modelo de referencia, donde siempre quedaba a la par o por debajo las actuales GeForce GTX 1080. Consumiendo bastante más.

La Sapphire Radeon RX Vega Nitro+ da el pistoletazo de salida para las Vega personalizadas

Pero, parece que todos los problemas se han más o menos solucionado, y ya son varias las marcas que han anunciado sus nuevos modelos. Que estarán listos para llegar al mercado justo tiempo para campaña navideña. Vamos que ni hecho aposta (o quizás, sí).

La nueva Sapphire Radeon RX Vega Nitro+ empleará un disipador que tendrá una anchura de 2,5 ranuras, junto con una alimentación compuesta por tres conectores de ocho pines. Y sí, habéis leído bien, ambos modelos llevarán esta alimentación, a pesar de que las RX Vega 56, en teoría, consumen menos las 64. Como justificación para este incremento en el consumo, Sapphire esgrime que las nuevas gráficas emplean unas frecuencias en el núcleo que tienen un overclock de entre 12 y un 14%. Lo que las convertiría en las tarjetas Vega más rápidas del mercado, al menos por el momento.

Eso sí, el nuevo disipador no viene de gratis. Porque el modelo Vega 64 pesa la friolera de 1,6 kilos. Así que no es de extrañar que Sapphire haya optado por ponerle una backplate para controlar la deformación del PCB.

Continúa leyendo