Gigabyte es el primer fabricante que presenta sus placas con chipset Z370

Escrito por Juan Diego de Usera

Hasta 8 modelos de placas base, equipados con el chipset Z370 de Intel, acaba de presentar el fabricante Gigabyte. Como una muestra de la primera hornada de placas base que acompañarán el lanzamiento de la 8ª Generación de procesadores Intel de la serie Core ix. Cinco de estos modelos pertenecerán a la serie Aorus, mientras que los otros tres, no.

El 5 de Octubre está ya a la vuelta de la esquina en el calendario. Y con él  llegarán los nuevos procesadores Intel de la 8ª Generación. Para los cuales los fabricantes de placas base tendrán que tener a disposición del gran público sus nuevos modelos que soporten los nuevos procesadores. Porque debéis de recordar que, aunque estos nuevos procesadores compartan modelo de socket con los actuales Kaby Lake. La distribución de los pines es diferente y no son compatibles entre sí.

Todo esto significa que en los próximos días debiéramos de ver un aluvión de presentaciones por parte de los fabricantes de placas base. Asus y MSI no deberían ya de tardar en hacer las de sus nuevos modelos. Pero en este caso, ha sido Gigabyte quien se ha adelantado a toda la competencia, presentando ya sus nuevos modelos.

Las 8 nuevas placas base con el chipset Z370 cubrirán todos los precios posibles durante el lanzamiento

Los nuevos modelos modelos para el chipset Z370 se han distribuido, de tal manera que cinco de ellos pertenecerán a la gama alta de este fabricante. Estando agrupados bajo el paraguas de la sub marca Aorus. Mientras que los tres restantes deberían de cubrir la gama media de este chipset.

En cuanto a las características de estas nuevas placas, Gigabyte ha incluido con su línea Aorus un nuevo diseño de VRM y de PWM. Que es capaz de gestionar hasta 60 A en la alimentación del procesador. Eso significa que los usuarios tendrán un margen de maniobra de hasta 720 W de potencia que se podrá suministrar a estos nuevos modelos. Y, aunque no tenemos datos de cómo de bien son capaces los nuevos procesadores de subir con overclock, soy de la opinión que debieran de ser más que suficientes.

Quitando este aspecto, el resto de características son bastante similares a las que podemos disfrutar hoy en día en sus placas base para socket LGA1151 y con el chipset Z270. Algo hasta cierto punto lógico, dado que no hay un cambio de arquitectura radical entre los procesadores de la 7ª y los de la 8ª Geenración de Intel.

Continúa leyendo