Ya ha llegado Intel Coffee Lake para escritorio, y es más caro de lo que esperábamos

Los usuarios que estaban esperando como agua de Mayo los nuevos procesadores Intel Coffee Lake ya pueden dejar de esperar. Porque Intel ya ha levantado el NDA que pesaba sobre ellos y ya os puedo hablar de lo que se ha presentado. Y de las diversas mejoras que van a incorporar estos nuevos procesadores. Y, sobre todo, de su precio.

A estas alturas, Coffee Lake era un secreto a voces. Ya había hablado yo hace unas semanas sobre los modelos de estos procesadores que iban a salir para portátiles. Pues para los procesadores, tres cuartas de lo mismo. Como ya avancé hace unos días, van a ser los procesadores que Intel va a sacar al mercado en la primera hornada. Que irán desde el quadcore Intel Core i3 8100 hasta el hexacore con hyperthreading y desbloqueado Core i7 8700K.

Los nuevos Coffee Lake se quieren vender como procesadores multi propósito

Con la inclusión de los dos nuevos núcleos dentro de cada una de las series, Intel centró gran parte de su presentación en el incremento en el rendimiento multinúcleo de estos nuevos procesadores. Afirmando que los nuevos procesadores son hasta un 32% más rápidos que sus actuales procesadores Kaby Lake en creación de contenido. O hasta un 25% más rápidos en ciertos juegos que requieren muchos hilos paralelos de proceso, como el Gears of War 4.

Junto con los nuevos procesadores, Intel ha presentado también su nuevo chipset de gama alta, el Z370. Este chipset será el único que inicialmente estará disponible para estos procesadores. Llegando más adelante los chipsets menos avanzados como el H370 y el B360.

Como ya os he comentado, Intel todavía sacará un un chipset superior a este Z370, el Z390. Salvo que este nuevo chipset no se espera hasta mediados del año que viene, que seguramente sea cuando el fabricante lance al mercado Canon Lake.

Puede que el socket siga siendo el LGA1151, pero no será compatible con los actuales procesadores

Intel no ha querido cambiar el socket de estos nuevos procesadores, que seguirán manteniendo el mismo encapsulado de los actuales Kaby Lake. SIN EMBARGO, y en esto Intel ha sido meridianamente claro, los nuevos procesadores no serán compatibles con los actuales sockets. Ni a la inversa, es decir, no se podrá montar uno de los actuales procesadores en una placa base con chipset Z370 y similares. Ello es debido a que el socket ha cambiado internamente, dado que los requerimientos de potencia para alimentar los nuevos procesadores son bastante superiores a los que requieren los modelos actuales.

Los nuevos procesadores Coffee Lake se fabrican todavía en el proceso de 14 nm. Aunque con ellos, Intel ha refinado este proceso a la versión 14 nm ++ para optimizar al máximo el consumo.

El consumo de los nuevos procesadores se incrementa, pero no sale mal parado

Como era de esperar, todos los nuevos procesadores consumen más que sus homólogos de Kaby Lake. Al fin y al cabo, todos tienen un segundo par de núcleos en su interior.

Quizás el cambio más dramático en el consumo lo veamos en los Core i3, cuyo consumo se dispara. Sin embargo, el los i5 e i7 los consumos se mantienen para los modelos bloqueados, y en los desbloqueados, sube solo 4 W. Lo cual habla muy bien sobre la labor de optimización de consumo que ha hecho Intel con estos nuevos modelos.

Eso sí, para mantener el consumo a raya, Intel se ha visto obligada a hacer un buen descenso de las frecuencias de funcionamiento de los nuevos Coffee Lake.

Los precios van a ser sensiblemente más caros que los de los Kaby Lake

Vamos a ver unas tablas que he hecho comparando el precio de los nuevos modelos tanto como con los actuales Kaby Lake como con sus equivalentes por parte de AMD.

La subida de los precios es más que aparente en toda la gama. Pero de ésto ya hablaré más adelante en otro artículo.