Todos los procesadores Threadripper tendrán un boost máximo de 4,2 GHz

Escrito por Juan Diego de Usera

Tal y como a sucediera con los procesadores Ryzen de AMD, los nuevos procesadores Threadripper están levantando muchísima expectación. Y hoy nos hemos enterado que todos los modelos de esta nueva gama tendrán un boost máximo de 4,2 GHz. Estas frecuencias son bastante impresionantes para procesadores que incorporan bastantes núcleos en su interior.

El golpe que ha dado AMD encima de la mesa con los nuevos procesadores Threadripper ha sido bastante alto. Tan alto que lo han escuchado bien en Intel. Y lo han escuchado tan bien que se han apresurado a sacar nuevos procesadores para su gama HEDT. Bueno, no solo para esa gama si no también para la gama de escritorio con los nuevos Coffee Lake de 6 núcleos. Aunque, al pertenecer éstos a otra categoría, por hoy los vamos a obviar.

El dato importante que hemos conocido hoy es la velocidad del Turbo Boost de estos nuevos procesadores. Y es francamente buena. Porque su velocidad va a ser de 4,0 GHz que, si sumamos 200 MHz extra que le da el XFR, nos da una velocidad total de 4,2 GHz. Si tenemos en cuenta que a lo máximo que llegaba el Ryzen 7 1800X era a 4,1 GHz con el Turbo Boost empleando el XFR. Estamos hablando de unas frecuencias de lo más estupendas.

Si las frecuencias de los procesadores Threadripper son altas, también lo es su consumo

En este punto cabe recordar que los procesadores Threadripper son dos núcleos Ryzen interconectados mediante el Infinity Fabric. Claro que el “problema” de unir dos procesadores que consumen 95 W es que, automáticamente, el consumo se dispara. En la tabla que os adjunto podéis ver como el consumo de los dos modelos superiores es de 180 W. Eso significa que van a ser necesarias soluciones de refrigeración bastante potentes para mantener bajo control las temperaturas de estos modelos.

Quizás otro aspecto interesante de la anterior tabla son los precios. Hablamos que por 1.000 € un usuario va a poder comprar un procesador con 16 núcleos y 32 hilos de proceso. Esto significa que, por precio, será la competencia más directa de los nuevos Intel Core I9 7900X. Que es 100 € más caro pero tiene 6 núcleos menos. Y, aunque es verdad que su turbo llega hasta los 4,5 GHz, la diferencia de frecuencias no es tan alta. Solo 300 MHz. Aunque me temo que para las labores a las que se van a dedicar estos procesadores Threadripper, la frecuencia no va a ser tan importante como el número de núcleos a disposición del usuario.

Continúa leyendo