Samsung completa las pruebas finales de su proceso de 10 nm de 2ª Generación

Escrito por Juan Diego de Usera

El gigante surcoreano Samsung acaba de confirmar que ha terminado la fase de pruebas relativas a la segunda generación de su nodo de producción de 10 nm LPP y que muy pronto dará luz verde para que comience la producción en masa de componentes que empleen este nuevo nodo, en evolución sobre el actual nodo de 10 nm LPE que la compañía ya estaba usando desde el pasado año 2016 para fabricar varios tipos de SoC actuales, como el actual procesador Exynos que equipan los nuevos teléfonos móviles Galaxy S8.

Conseguir pasar a un nodo de producción más pequeño siempre es algo positivo en la industria, no solo por el mero hecho de que salen más unidades disponibles para ser utilizadas por cada oblea, sino porque ello también suele traer asociadas mejoras tanto en el consumo como en el rendimiento de los componentes. El ejemplo más claro lo hemos visto hace solo unos meses con el cambio de los nodos de producción que emplean los principales fabricantes de tarjetas gráficas AMD y Nvidia. Pasar de los 28 nm a los 14 nm ha supuesto una disminución generalizada de los consumos de sus tarjetas gráficas, a la par que su rendimiento se disparaba  y redefinía lo que solemos considerar gama media y gama alta.

La verdad es que el proceso de 10 nm LPE (Low Power Early) ha sido bastante bien acogido por muchos fabricantes que están empleándolo para la fabricación de sus propios componentes, entre los cuales está la propia Samsung. Y es que, como comentaba al principio del artículo, el nuevo procesador Exynos 8895 de ocho núcleos (cuatro a 2,3 GHz y otros cuatro a 1,7 GHz) que equipan los nuevos Galaxy S8 ha sido de los primeros SoC que se han fabricado empleando este proceso, aunque no creo que el gigante surcoreano tenga en mente migrar su procesador estrella a este nuevo proceso en breve tiempo.

El nuevo nodo de 10 nm LPP (Low Power Plus) va a permitir a los fabricantes podcer obtener hasta un 10 % de rendimiento extra de los SoCs que se fabriquen con él, o bien hasta un 15% de reducción en el consumo de éstos bajo las mismas condiciones de trabajo.

Aunque las pruebas estén ya terminadas, el fabricante ha comentado que la producción en masa no comenzará hasta que lleguemos al cuarto cuarto del año. Todavía hay que equipara a las fábricas con las herramientas adecuadas para iniciar la producción, algo que no se puede hacer de la noche a la mañana.

Continúa leyendo