MSI lanza una edición limitada en blanco de su mini PC Trident 3

Escrito por Rodrigo Alonso
MSI
0

MSI lanzó a primeros de año su mini PC Trident 3, presumiendo de que tenía el mismo tamaño que las consolas pero con una potencia muy superior. Y parece que las cosas le han ido tan bien al fabricante con éste equipo que han decidido lanzar ahora al mercado una versión especial y limitada en color blanco, llamada Trident 3 Arctic. Os lo contamos todo a continuación.

Básicamente el MSI Trident 3 Arctic es una versión exactamente igual que el Trident 3 pero con dos importantes cambios: el primero es el evidente, que viene en color blanco ártico para darle un aspecto totalmente diferente al negro de la versión normal de éste mini PC, y la segunda no tan evidente pero más importante si cabe, es que ésta vendrá con el hardware interno ya pre configurado, o en otras palabras, no se pueden escoger diferentes configuraciones de hardware.

Así, estamos ante un MSI Trident 3 equipado con un procesador Intel Core i7-7700 (sin K) y una placa base mini ITX de fabricación propia con chipset Intel H110. Se han instalado dos módulos de memoria RAM en formato SO-DIMM DDR4 a 2400 Mhz de 8 GB cada uno (16 GB en total), un SSD M.2 de 256 GB y un disco mecánico de 1 TB de capacidad (7200 RPM, 2,5 pulgadas). De igual manera no podemos escoger la tarjeta gráfica que va instalada, en éste caso una MSI GeForce GTX 1070 8 GB en formato ITX.

Por último, destacar que su fuente de alimentación es de 330 vatios, y por supuesto cuenta con la misma conectividad que la versión normal, que empieza por tres puertos USB 3.0 en el frontal, uno de ellos con el conector reversible Type-C, dos minijacks de audio y un HDMI frontal para poder conectar sistemas de realidad virtual cómodamente. La conectividad se completa en la parte trasera añadiendo dos salidas HDMI adicionales, cuatro USB 2.0, otro USB 3.1 adicional, un RJ-45 Gigabit (con su habitual tarjeta de red Killer) y los habituales minijacks de audio para poder conectar un sistema de sonido 5.1. Todos estos puertos se complementan con los que incluye la tarjeta gráfica que instalemos, que generalmente serán un DVI, un HDMI más y un DisplayPort.

La verdad es que aunque no podamos escoger el hardware en ésta versión de edición limitada del Trident 3, nos proporcionará un muy buen rendimiento incluyendo para aplicaciones de realidad virtual, y ese color en blanco le dará un toque distinto al lugar donde lo emplacemos. Lo que MSI no ha dicho es a cuántas unidades estará limitada ésta edición, ni si estará numerada. Tampoco han indicado el precio, pero viendo las características, en un Trident 3 normal costaría 1.500 euros.

Continúa leyendo