Sin problemas de temperatura en tu SSD M.2 con el SilverStone TP01-M2

Escrito por Juan Diego de Usera
Discos Duros
1

SilverStone ha presentado sus nuevas almohadillas térmicas TP01-M2 diseñadas para aliviar los problemas de temperatura que suelen plagar hasta el momento el uso de los SSDs M.2 y que están impidiendo que estos nuevos dispositivos de almacenamiento ultra rápidos puedan dar todo el rendimiento que son capaces de dar en condiciones más óptimas, condiciones que difícilmente se pueden cumplir cuando se encuentran instalados en el interior de un equipo, mucho menos si el equipo emplea refrigeración líquida para sus componentes.

Con la creciente popularidad de las unidades de estado sólido que se utilizan como dispositivo de almacenamiento principal en los ordenadores y su progresiva bajada de precios, la capacidad y el rendimiento siguen subiendo en los modelos más nuevos, pero también tienen sus temperaturas de funcionamiento. Esto ha dado lugar a situaciones en las que los SSD, especialmente las variantes M.2 de tamaño más pequeño y, por tanto, con menos superficie física, se han sobrecalentado y reducido su rendimiento o simplemente, apagado por completo. Para ayudar a aliviar esta nueva generación de problemas de calor, SilverStone ha creado la almohadilla térmica TP01-M2, una solución de enfriamiento simple y eficaz para SSD M.2.

Tiene excelente conductividad térmica, a parte d ser eléctricamente no conductor y su aplicación es extremadamente sencilla. Está diseñada para encajar entre la unidad M.2 SSD y la tarjeta adaptadora M.2 para que pueda transferir el calor de SSD a la superficie de la tarjeta adaptadora más grande para una disipación de calor más eficaz. Esto significa que no tengo yo muy claro que se pueda emplear con placas base normales y corrientes (que es el empleo más habitual que he visto yo para este tipo de unidades de almacenamiento sólido) dado que, a no ser que el espacio que ésta destine al puerto M.2 esté completamente despejado de componentes, pasar el calor de esta unidad a la placa base no parece ser algo muy inteligente Sinceramente, la aplicación de esta almohadilla térmica la veo bastante reducida en posibilidades ya que solo transfiere el calor de un lugar a otro y, sin una corriente de aire que lo elimine, el calor se seguirá acumulando en el mismo sitio. SilverStone afirma que han logrado una reducción de 15 ºC con una unidad Samsung SM951, que bajó su temperatura de funcionamiento desde los 86 hasta los 71 ºC.

El precio de las almohadillas térmicas SilverStone TP01-M2 es de 5 € y en cada paquete vienen dos de ellas.

 

Compártelo. ¡Gracias!
  • mojitoparlante

    Es por eso que no me gustan nada estos nuevos SSD, si tienes un PC de sobremesa bien ventilado perfecto, aunque en algunas placas esté puesto entre las ranuras PCI-e. ¿Pero en portátiles?, además es que casi ningún fabricante diseña el portátil pensando en disipar el SSD, el disco duro o la RAM, elementos que también producen calor, todos se centran en ponerle un ventilador a la CPU y a la GPU y ya. Y claro aquí se notan más esos bajones de rendimiento, tuve un portátil con dos unidades mSATA en RAID, y es gracioso ver cómo una estaba a 45° mientras la otra por su ubicación en placa no pasaba de 30°, mientras Windows se bloqueaba, ralentizaba y así. Comprendo que según el uso romper el cuello de botella del SATA3 es un avance, pero los fabricantes de este tipo de SSD deberían de ponerles un disipador o algo y los fabricantes de ordenadores, cajas y placas de ponerlos en el sitio correcto.