La Unión Europea sigue sin fiarse de la privacidad en Windows 10

A pesar de que, según Microsoft, han “solucionado” la mayoría de problemas de privacidad para el usuario que tiene Windows 10, algunos de los más grandes comités de vigilancia de la Unión Europea siguen sin estar demasiado convencidos de que el sistema operativo sea seguro para el usuario. Os lo contamos todo a continuación.

Un grupo integrado por un total de 28 autoridades de la Unión Europea, responsable de hacer cumplir la ley de protección de datos conocida como “Grupo de trabajo del Artículo 29”, pidió a Microsoft a principios de éste año que aclarara cómo procesan los datos que recopilan de los usuarios (Nota: dan por hecho que Microsoft recopila datos de los usuarios, lo que buscan regular de alguna manera es lo que la compañía hace con éstos y si respeta la privacidad del usuario) y cómo los utilizan, especialmente para fines publicitarios pues hay, lógicamente, terceras empresas involucradas.

En una declaración del Grupo de trabajo del Artículo 29, atacan directamente a los cambios recientes que Microsoft ha realizado en Windows 10, concretamente sobre “el nivel de protección de los datos personales de los usuarios”. En ésta comunicación hacia Microsoft, el grupo reconoce y alaba la voluntad de Microsoft de colaborar con las autoridades, pero empatizan el hecho de que permanecen escépticos sobre la nueva pantalla de instalación que presenta al usuario cinco nuevas opciones de privacidad que debe escoger, diciendo que no dan casi nada de información al usuario sobre los datos específicos que van a recoger. En palabras textuales de la agencia:

“Microsoft debería explicar claramente qué tipo de datos personales recogen y para qué propósitos se van a utilizar. Sin esta información, el consentimiento del usuario es totalmente ciego y por lo tanto no es válido”.

Varias veces hemos puesto de manifiesto nuestro descontento sobre cómo Microsoft ataca sin piedad la privacidad del usuario con Windows 10. El grupo de trabajo del Artículo 29, da por hecho que Microsoft recoge datos del usuario y lo que pide es que la compañía explique cómo realiza la recolección de dichos datos, para qué fines los va a utilizar y de qué manera. Sabiendo estos datos, el usuario podrá aceptar o rechazar a sabiendas de lo que está aceptando o rechazando, pues tal y como expresan ellos mismos, en éste momento el usuario lo hace a ciegas y el consentimiento no puede ser válido, por lo que entre líneas se puede leer que Microsoft no está cumpliendo con la ley.

Vía | Reuters.

6 Comentarios