La cuota de mercado de Windows 10 se estanca tras el periodo gratuito

Parece ser que, a pesar de su agresiva -e intrusiva- estrategia para tratar de que los usuarios actualizaran su sistema operativo a la nueva versión Windows 10, las cosas no le van demasiado bien a Microsoft. Desde que se terminó el periodo gratuito de actualización en verano del año pasado, la cuota de mercado de Windows 10 ha tenido un crecimiento lineal y muy bajo, llegando incluso a bajar en algunos momentos.

Según los datos publicados por NetMarketShare, la cuota de mercado de Windows 10 es del 25.3%, todavía muy por debajo de la de Windows 7 que mantiene un 47.2% de los usuarios todavía. Pero lo más grave no es ésta cuota de mercado -que sí lo es-, sino que la adopción del nuevo sistema operativo de Microsoft prácticamente se ha estancado desde que dejaron de ofrecerlo como actualización gratuita a finales del verano pasado.

Haz clic en la imagen para verla en grande.

En la siguiente gráfica podéis verlo. Desde Marzo de 2016 hasta Agosto del mismo año la cuota de mercado de Windows 10 subió de manera más o menos regular, pero desde Agosto el crecimiento ha sido prácticamente lineal, llegando incluso a bajar entre Agosto (22.99%) y Septiembre (22.53%). No obstante la compañía parece satisfecha con las cifras, y recientemente anunciaron el hecho de que ya hay más de 400 millones de usuarios utilizando Windows 10.

Ni ponerlo gratis ni la agresiva estrategia de actualización le han valido

Ya no es solo que Microsoft ofreciera (sospechosamente, me permito añadir) de manera gratuita la actualización desde Windows 7 y 8.1 a Windows 10, es que tal y como nos hemos quejado muchas veces, la agresiva estrategia que Microsoft tomó con respecto a que los usuarios actualizaran a Windows 10 ha molestado a mucha gente, con actualizaciones contra el consentimiento del usuario y llevando incluso a que la compañía fuera multada. Puede que uno de los motivos por los que mucha gente no ha querido actualizar haya sido la cabezonería.

También puede ser, como es mi caso (y perdón por ser pesado, pero es lo que pienso), que la gente no haya querido actualizar a Windows 10 porque consideran que es una trampa para la privacidad (muchos diréis que los anteriores también, pero con ésta nueva versión ya fue descarado), o simplemente porque estaban cómodos con la versión que tenían y no necesitaban más.

Claro que a éste último respecto tampoco nos lo están poniendo fácil. Por ejemplo, las últimas generaciones tanto de Intel como de AMD no tendrán ya soporte oficial de controladores salvo para Windows 10, o sin ir más lejos, la API gráfica DirectX 12 solo funciona con este sistema operativo (y éste es uno de los motivos principales por los que mucha gente ha tenido que actualizar).

¿Cómo lo veis vosotros? ¿Habéis actualizado ya a Windows 10? Si no es así, ¿qué es lo que os ha retenido?

Vía | MyCE.