Microsoft, ahora demandada por SPAM con Windows 10

Escrito por Rodrigo Alonso

Desde luego, si tenemos que ponerle un apelativo a Windows 10 éste sería polémico. Tras la denuncia de una mujer porque Windows 10 se instaló sin su permiso en su PC, se han sucedido los casos que han llevado a Microsoft al juzgado, y hoy destacamos uno de tres hombres que reclaman daños y perjuicios a la compañía porque sus ordenadores les fríen a SPAM con las notificaciones para que actualicen a Windows 10.

Sin duda Microsoft tiene un interés absurdo en que todo el mundo actualice a Windows 10. Con una política extremadamente agresiva de notificaciones, llegando como sabéis al extremo de que incluso se descarga e instala sin nuestro consentimiento, ahora tres usuarios de, cómo no, Florida (EEUU) han denunciado a Microsoft porque están hartos de que su sistema operativo les apele a actualizar a Windows 10. El famoso “Obtén Windows 10”.

Concretamente, en el acta justifican que “La frecuencia y regularidad con la que se muestran los anuncios para actualizar a Windows 10 indican inequívocamente que se trata de publicidad no deseada que viola la regulación establecida por la comisión de comercio federal del estado”. Y es verdad. Sinceramente, si ya me lo han ofrecido una, dos, diecisiete veces y en todas he dicho que no quiero actualizar, ¿por qué sigue insistiendo? Digo más, se ha comprobado que según se fue acercando la fecha límite (el 29 de Julio en teoría terminó el plazo para actualizar gratis) la frecuencia de los mensajes instándonos a actualizar ha ido en aumento.

Windows 10 gratis

Pero esto no es todo. En Israel un usuario también ha demandado a Microsoft asegurando que Windows 10 se ha instalado en su PC sin su consentimiento (un caso similar al que os contábamos el otro día), alegando que se vulnera su privacidad y va en contra de la legislación israelí al respecto. Además, en éste caso y en el anterior, la demanda se ha establecido como colectiva, de manera que cualquier usuario podría adherirse a ella si quisiera.

Desde luego, la trampa para la privacidad que ha resultado ser Windows 10 y la agresiva estrategia para obligar a los usuarios a actualizar puede salirle muy pero que muy cara a los de Redmond.

Continúa leyendo
  • nem

    me alegro ya se lo merecian una buena lluvia de demandas por practicas monolicas ahora falta que les lluevan las multas millonarias a ver si se ponene en su lugar