Los smartphones y la densidad de píxeles en sus pantallas

Los smartphones y la densidad de píxeles en sus pantallas

Rodrigo Alonso

Es indudable que la calidad de las pantallas de los smartphones y en general de todos los dispositivos electrónicos está en un aumento constante. Una parte fundamental, aparte de la resolución, es la densidad de píxeles en el espacio que ocupan dichas pantallas, otra característica que sigue siendo cada vez más abultada. No obstante, os vamos a explicar cómo influye la densidad de píxeles en la visión de las pantallas en los smartphones, y de paso contestar a las quejas de muchos usuarios que criticaban a Apple por no aumentar la densidad de píxeles de la pantalla de la última incorporación a su catálogo, el iPhone 5S.

Antes de empezar a explicaros el tema que nos atañe, hay que dejar clara una cosa: no podemos comparar una televisión con un smartphone, puesto que cuando hablamos de densidad de píxeles el tamaño de la pantalla es crucial. Esto es así porque no interactuamos igual con una televisión que con un smartphone: nadie ve la televisión a escasos 30 centímetros de la pantalla, y sin embargo con un smartphone sí. Dicho esto, comencemos.

Os sonará el nombre que Apple le puso a sus pantallas hace ya bastante tiempo en la presentación del iPhone 4: «Pantalla Retina». ¿Por qué ese nombre? Empezaremos explicando que el ojo humano no es capaz de percibir más de 300 píxeles por pulgada. Ponemos a Apple como el ejemplo más evidente puesto que esto mismo ya lo explicó el propio Steve Jobs en dicha presentación: «Existe un número mágico que se sitúa en torno a los 300 ppp. Cuando interactuamos con un terminal de Apple a una distancia de 30 centímetros, hace que nuestros ojos no sean capaces de percibir más píxeles».

iPhone

Los que pudimos segir la trayectoria de Jobs en Apple, pudimos comprobar que este hombre no decía las cosas a la ligera, y es que cuando hizo tales afirmaciones se basaba en rigurosos estudios matemáticos sobre la visión humana. Está claro que cuanto mejor sea nuestra visión, más fácilmente se podrán apreciar objetos con ángulos de separación pequeños. El valor habitual en el ser humano es el poder diferenciar píxeles que tengan un tamaño de 0.008 centímetros cuando estamos a 30 centímetros de distancia. Si los píxeles de las pantallas de los smartphones fueran más pequeños, el ojo humano simplemente no sería capaz de diferenciarlo.

Volviendo al tema Apple, hay que decir que las pantallas Retina de la marca tienen 326 píxeles por pulgada. Si dividimos 1 entre 326 obtenemos 0.0031, el tamaño en pulgadas de los píxeles de las pantallas retina, que si lo convertimos a centímetros resulta que son 0.007, es decir, menor de lo que los ojos del ser humano son capaces de percibir.

Llegados a este punto nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Por qué los fabricantes siguen aumentando los píxeles por pulgada de las pantallas de sus dispositivos? A día de hoy ya no es raro ver dispositivos con 400 ppp o más, una característica que puede llamar la atención por lo abultado del número, pero para poder apreciarlo tendríamos que utilizar el smartphone a 5 centímetros de los ojos, y con esto lo que hacen es encarecer mucho el precio del terminal.

Créditos de la imagen y la inspiración del artículo: Gizmologia.