AMD Brazos 2.0: Las APU E2-1800 y E2-1200 muestran su rendimiento

A principios del presente mes de Junio os anunciamos el lanzamiento de las APU AMD Brazos 2.0, la nueva generación de APU E-Series de AMD. Las APU Brazos 2.0 nos aportan mayores frecuencias de funcionamiento tanto a nivel de CPU como de GPU y soporte nativo para puertos SATA-3, USB 3.0 y tarjetas SD. Hoy os mostramos el rendimiento que ofrecen los modelos E2-1800 y E2-1200 frente a Brazos 1.0, Ontario, Intel ATOM e Intel Core i5 Sandy Bridge.

Otro de los lanzamientos esperados de AMD eran las APU Brazos 2.0, las cuales están destinados a ordenadores portátiles económicos e incluso a los equipos multimedia de salón, como el reciente mostrado AMD LiveBox. Para valorar su rendimiento os vamos a mostrar unos gráficos donde se comparan a las APU Brazos 2.0 contra las Brazos 1.0, APU Ontario y los procesadores Intel ATOM y Sandy Bridge Core i5.

Antes de nada vamos a conocer a los contrincantes. Por un lado tenemos como es normal a las APU E2-1800 y E2-1200 montadas en un portátil HP Pavillion DM1. La APU Ontario C-50 lo hace bajo un Acer Aspire One 522, la APU Brazos 1.0 con un HP Pavillion DM1Z, el Intel ATOM N2600 en un Asus EeePC X101CH, también tenemos a otro Intel ATOM N550 junto con gráficos ION 2 en un EeePC 1015PN y finalmente el Core i5 2557M Sandy Bridge funciona en un Ultrabook Asus ZenBook UX31.

Si nos basamos en el gráfico podemos ver como el procesador Core i5 vence en todas las pruebas, aunque la diferencia frente a Brazos 2.0 es menor en las pruebas de compresión de archivos y codificación de Audio. También destacar que AMD ha mejorado frente a la generación Brazos 1.0, aunque no demasiado. La APU Ontario y el procesador Intel ATOM N550 se quedan atrás frente a sus rivales.

Aquí se puede ver el resultado que obtiene el procesador Intel ATOM N2600, como se puede ver se queda por detrás de las APU Brazos 2.0 y prácticamente a la par de Brazos 1.0

En 3DMark se puede ver como el Core i5 domina los resultados, pero seguido de cerca por Brazos 2.0. La diferencia la encontramos principalmente en la prueba 3DMark CPU, donde el Core i5 no tiene rival y gana por goleada al resto de procesadores/APU.  Finalmente y en la prueba de juegos, Brazos 2.0 se hace con la primera posición y supera al procesador Core i5 y al resto.

La conclusión que podemos sacar es que AMD ha hecho un buen trabajo con las APU Brazos 2.0, tienen un buen rendimiento sobretodo a nivel gráfico, pero su punto débil es el rendimiento en CPU, que es lo que también ocurre si se compara a Trinity con Ivy Bridge.

Gráficos cortesía de Liliputing.