Cómo aumentar o disminuir las RPM del ventilador de una tarjeta gráfica

Las tarjetas gráficas actuales tienen cada vez un mayor número de ventiladores, los cuales se han actualizado para ofrecer características extra como parada en idle o control mediante pulsaciones (PWM). Pero aunque esto es genial, todavía hay muchos usuarios que no saben controlar o disminuir las RPM de dichos ventiladores a placer. Así que hoy os enseñamos como hacerlo de forma muy simple y con un solo programa.

Muchos usuarios se encuentran con niveles de ruido que no están dispuestos a soportar en su GPU, ya sea porque necesitan el máximo silencio al dormir, porque valoran el máximo silencio o porque simplemente el fabricante ha puesto una curva muy agresiva entre temperatura y RPM. Por ello, vamos a usar el famoso MSI Afterburner, con el cual lo que vamos a conseguir es controlar a nuestro gusto todo este asunto.

¿Cómo controlar las RPM de los ventiladores de una tarjeta gráfica?

GPU PCIe Placa

Partimos de la base de que hemos descargado el programa MSI Afterburner de webs como Guru3D o de la propia web del desarrollador, tras lo cual deberemos de instalarlo. Hay que tener en cuenta que el programa incluye Rivaturner, por lo que tendremos dos instaladores, es decir, tendremos que instalar los dos programas, algo que es totalmente automático al ejecutar MSI Afterburner, porque primero comienza a instalar este y en mitad del mismo nos pedirá instalar RivaTurner, una vez que este último termine seguirá instalando Afterburner.

Por lo tanto, ya instalado y reiniciado el PC vamos a proceder a abrir el programa, tras lo cual tendremos una interfaz así:

MSI Afterburner controlar RPM ventilador GPU

La interfaz es sencilla, es personalizable incluso, pero puede que los parámetros cambien de sitio, así que seguiremos con esta que es la estándar dentro del mismo programa.

MSI Afterburner controlar RPM ventilador GPU 2

El primer paso para modificar las RPM es clicar en el botón donde pone auto, dentro del apartado Fan Speed %, ya que ahí le diremos al programa que queremos tomar el control.

MSI Afterburner controlar RPM ventilador GPU 3

Una vez desbloqueado el slider podremos ajustar el porcentaje del PWM del ventilador a placer, reduciendo o subiéndolo según veamos, tras lo cual tendremos que clicar en la casilla de verificación como se muestra en la imagen inferior.

MSI Afterburner controlar RPM ventilador GPU 4

Una vez aplicado veremos como las RPM de los ventiladores cambian. Hay algunos casos que aunque el programa marque que podemos cambiar las revoluciones realmente el ventilador o ventiladores no lo permiten porque son fijos, pero eso debería de ser en modelos antiguos donde hay una falsa lectura.

También podemos guardar este parámetro en un preset, para así que cada vez que abramos el programa se aplique, o bien que se aplique solo al iniciar Windows. Para ello, una vez que tengamos las RPM en porcentaje aplicadas mediante el slider arriba comentado nos dirigiremos al apartado de abajo a la derecha: Profile.

MSI Afterburner controlar RPM ventilador GPU 6

Vemos hasta 5 botones distintos para pulsar, tal y como muestra la imagen superior. Solo tendremos que darle con el botón derecho una vez a cada uno de ellos y confirmar con el botón izquierdo del ratón en el mismo número para fijarlo, tras lo cual le daremos al icono del diskete que hay justo a la derecha de estos botones.

Así quedará aplicado el perfil cuando pinchemos sobre dicho número. Si queremos que esto sea automático al inicio de Windows lo que tendremos que hacer además de lo comentado es clic en el botón de Startup, situado a la izquierda en paralelo con los botones de profile.

Así el perfil se aplicará correctamente a cada inicio de Windows sin necesidad de tocar nada más, ya que se cambiarán solas las RPM de lo ventiladores.

¿Para qué querrías controlar la velocidad de los ventiladores?

NVIDIA RTX 40

Dado que la totalidad de las tarjetas gráficas modernas incorporan ventiladores con control automático de su velocidad en función de la temperatura del dispositivo (PWM), para muchos usuarios puede resultar absurdo el querer controlar su velocidad, ya que teniendo un sistema automático que se ocupa de ello, ¿para qué preocuparse?

Ciertamente, estos usuarios tienen parte de razón, pero también hay que entender que son muchísimos los aficionados al hardware a quienes les gusta tener todos los parámetros de su sistema perfectamente monitorizados y controlados, por no hablar de los fanáticos del silencio a quienes cualquier ruido les molesta y que no dudan en sacrificar rendimiento o temperatura en pos de un funcionamiento más silencioso.

Para estos usuarios, el poder controlar las RPM de los ventiladores de la tarjeta gráfica es algo primordial, ya que de esta manera se pueden crear curvas personalizadas para los ventiladores que permiten seleccionar su velocidad en función de la temperatura, de igual manera a como la gráfica lo hace de forma automática pero pudiendo seleccionar a mano si prefieren que los ventiladores funcionen a mayor velocidad (mejorando la temperatura pero sacrificando nivel de ruido) o a menor velocidad (sacrificando temperatura pero mejorando el nivel de ruido), de manera que podrán dejarlo exactamente a su gusto y acorde a sus preferencias.

También existe la posibilidad de que, simplemente, la tarjeta gráfica no funcione adecuadamente. Es bien sabido un problema en muchas tarjetas gráficas EVGA de última generación en la que, cuando la GPU llega a cierta temperatura, los ventiladores se ponen de repente a funcionar al 100% emitiendo un ruido demasiado elevado; esto se produce debido a un fallo en la controladora de los ventiladores de estas tarjetas gráficas en combinación con unos sensores de temperatura ineficaces, y nos guste o no la única manera de evitar este problema es generar una curva de ventiladores personalizada.

En definitiva, la posibilidad de configurar manualmente las RPM de los ventiladores de la tarjeta gráfica está ahí, te hemos enseñado cómo se hace y ya en tu mano queda el decidir si es una herramienta que quieres utilizar o si bien prefieres dejar que la velocidad de los ventiladores funcione de manera automática que, todo sea dicho, generalmente es lo mejor porque el fabricante conoce bien la temperatura adecuada de funcionamiento y el rendimiento de sus ventiladores para mantener una buena temperatura en la GPU de tu tarjeta gráfica.

¡Sé el primero en comentar!