¿Por qué en PC no hay un solo programa de control de iluminación?

¿Por qué en PC no hay un solo programa de control de iluminación?

Javier López

Hace poco lanzamos un artículo donde intentamos ayudar a los usuarios que sufren los mismos problemas con los programas de iluminación y control RGB de cada marca. Aunque no es perfecto como tal, es un primer paso hacia un ecosistema que, de momento, está lejos de producirse de forma oficial. Esto genera un debate tanto en foros como interno de hacia dónde va esta industria del RGB y sobre todo los usuarios se preguntan: ¿por qué no hay un solo programa de control de iluminación?

La industria de PC es una guerra continua que lógicamente ningún fabricante quiere perder. Como suele ser habitual, si no hay un estándar concreto que sea prioritario para una tecnología primaria o secundaria, cada marca toma un camino diferente en la búsqueda de diferenciarse.

En cuanto a la industria de la iluminación y control RGB para PC y los fabricantes de placas o GPUs se da una importante disruptiva en los argumentos, puesto que unos implementan y otros les siguen, todo bajo dos únicos estándares que encima no se respetan al 100%.

La guerra de los LEDs terminará sin vencedor y con muchos vencidos

Corsair LED

Toda la industria de PC y del LED está en guerra constante. Cada fabricante ha escogido uno de los estándares o los dos si cabe para beneficio propio. La idea ha sido simple: crear un ecosistema individual, personalizado y enfocado a cada marca con el objetivo de arrastrar usuarios que tengan un producto ya comprado para lograr una sincronización eficiente con el resto de componentes de dicho fabricante.

Es una especie de fidelización obligada que tanto ASUS, como GIGABYTE, ASRock, Razer, Logitech y demás marcas han seguido a raja tabla para arrancar usuarios, donde estos han tenido que instalar uno o más software de control de iluminación y donde entre estos no se ven.

Esto provoca un enfado tan monumental que solo es comparable al precio que están obteniendo los productos que integran RGB, lo que al final termina forzando al usuario medio o bien a prescindir de LEDs o bien a inclinarse hacia una de las marcas. Esta es una guerra inútil que terminará sin vencedores y con muchos vencidos, donde ahora parece que se está vislumbrando un poco de luz tras el intercambio de golpes.

ASUS y Corsair muestran el camino

Corsair-Hydro-X-Series-iCUE-(6)

Si la adopción del estándar de 4 pines y 12 voltios y el de 3 pines y 5 voltios fue algo complicado de asimilar por los fabricantes para la industria del LED, Corsair tomó su propio camino sin importarle nada ni nadie.

Sus conectores son propios, bastante limitados en cuanto a duplicidad de los sistemas y para colmo muchas veces necesitamos hardware extra que nos permita añadir o controlar más de sus productos. No parece que los americanos vayan a cambiar de estrategia, sobre todo cuando su sistema es completo, complejo y funciona realmente bien con iCUE, pero lo que está claro es que tienen que abrirse al mundo.

El resto de fabricantes intenta hacer lo propio con otros fabricantes como los de SSD, RAM o tarjetas de sonido, lo cual implica más variedad de productos a incluir en sus softwares, ergo más trabajo y optimización a cada versión. Por ello, ASUS y Corsair ya trabajan en un primer proyecto mutuo que eso sí, respetará sus softwares independientes. No es lo ideal sin duda, pero es el primer paso para que dos grandes den ejemplo sobre lo que se puede conseguir respetando la inversión hecha previamente y puede que siente las bases de un futuro software donde, quien sabe, se vayan sumando más marcas para su desarrollo dividiendo gastos.

¿Un solo programa para el control RGB de los LED de cualquier marca?

JackNet-RGB-Sync-portada

Quizás sea un sueño que nunca llegue, sobre todo porque implica admitir una derrota ya sabida por todos y tirar por el retrete años y miles de dólares en ingenieros y desarrolladores. Pero nunca se sabe, el primer paso es que entre marcas se acaben dando soporte, ya sean placas base, auriculares, ratones, tarjetas gráficas y más, donde una vez que se cree una estabilidad quizás se pueda hablar de un programa común.

Quizás se necesite un intermediario (¿Microsoft con Windows?) para llegar a buen puerto, donde se pueda crear un repositorio de .dll para cada componente y producto, se suba a la nube de los de Redmond y desde el propio sistema operativo se controle todo. En cualquier caso, esto no pasará mañana ni el año que viene, ni posiblemente en 2022.

Tienen que sentarse ya, hablar, llegar a acuerdos y entender que el usuario quiere comprar el producto que más se adapte a sus necesidades sin tener que depender de un software externo a cada uno que tenga de una marca diferente para sincronizar un sistema de iluminación que comparte bus con otros.

Cuando las marcas entiendan que todas han perdido, que no hay ganadores, quizás sea el momento donde esto se produzca y toda la industria lo celebrará.