Sonido envolvente 7.1 en auriculares: ¿hay diferencia entre el virtual y el real?

Seguramente muchas veces habrás visto anunciados auriculares con sonido envolvente 7.1, pero has de saber que la gran mayoría de auriculares con esta tecnología proporcionan sonido 7.1 virtual, pues son muy pocos los modelos que entregan audio envolvente real. A continuación te vamos a explicar en qué se diferencian los auriculares con sonido envolvente virtual y los que lo tienen real, y si merece la pena el sobrecoste.

Antes de empezar a explicar en qué se diferencia el sonido envolvente virtual del real, es necesario definir qué se considera sonido envolvente. En un sistema de altavoces es sencillo de explicar, dado que simplemente tenemos diferentes altavoces colocados en una sala, de manera que si el sonido que escuchamos tiene que venir de detrás, sonarán los altavoces de detrás y nos creará esa misma sensación.

Sistema surround de altavoces dolby

En auriculares es complicado, puesto que al fin y al cabo tenemos los «altavoces» pegados a las orejas, así que lo que tenemos hoy en día es el resultado de cientos de horas de trabajo de ingenieros de audio que buscaban el poder emular esa sensación de posicionamiento que podemos tener fácilmente con altavoces, pero en el reducido espacio de los auriculares.

Finalmente, lo consiguieron logrando «engañar» al cerebro, jugando con la orientación de los altavoces internos de los auriculares para que nos de la sensación de que los sonidos vienen desde posiciones concretas cuando en realidad no es así. Y por supuesto, una vez lograda la tecnología lograron emularla y crear el sonido envolvente virtual, que puede ser tanto 5.1 como 7.1 pues, realmente, tan solo se diferencian en algunos matices muy leves.

¿Qué diferencia hay entre sonido envolvente virtual y real?

Hay dos diferencias fundamentales, pero la más evidente es que los auriculares con sonido 7.1 virtual son, en términos de hardware, auriculares estéreo. En otras palabras, solo tienen un altavoz por oreja, pero gracias al procesador de audio por software -o por hardware en algunos casos de modelos de alta gama con tarjeta de sonido externa integrada- se emula el sonido envolvente, haciendo parecer que el audio que percibimos viene de direcciones concretas.

Lógicamente, los auriculares con sonido real tienen físicamente cinco altavoces por orejera, diez en total, y cada uno de ellos tiene una orientación específica. Es decir, que la posición del sonido que percibimos es, en cierta medida, de verdad. En el siguiente ejemplo, podemos ver los Razer Tiamat 7.1.

Esquema de sonido 7.1 en auriculares Razer

Como se puede ver, cuentan con cinco altavoces por orejera: uno frontal (audio desde arriba), uno central, dos surround por detrás, y un subwoofer para los bajos. En el siguiente esquema, perteneciente a unos auriculares de ASUS, podemos ver lo mismo pero con otros nombres: seguimos teniendo un altavoz central, uno frontal, un lateral, uno trasero y el subwoofer. En este caso lógicamente el lateral corresponde uno a cada lado, teniendo en total los dos laterales.

Sonido 7.1 en auriculares Asus

Ahora viene a colación la segunda diferencia fundamental: el procesador de sonido. En unos auriculares con sonido envolvente virtual, el procesador de sonido es, en la mayoría de los casos, dependiente del software. En otras palabras, hay un programa que detecta el tipo de sonido que viene y se lo manda traducido a los auriculares para crear el sonido envolvente. El problema de esto es que a veces el software se equivoca, y que esa interpretación del audio se hace «por encima».

Aquellos auriculares que ya vienen con una tarjeta de sonido externa dedicada, son capaces de procesar mejor el audio puesto que se hace por hardware, y el resultado es que entregan un sonido envolvente virtual más preciso y con mayores matices.

Por su parte, los auriculares con sonido 7.1 real, además de tener los altavoces en las orejeras tienen un procesador de sonido integrado, que no tiene que interpretarlo sino que lo toma directamente de la tarjeta de sonido y, por lo tanto, de la fuente de audio (el juego al que estemos jugando, la película que estemos viendo, etc. si tiene sonido 5.1/7.1 éste va en pistas independientes, que son las que se envían a los distintos canales de los auriculares).

El resultado es que el sonido envolvente real es mucho más nítido, con mayores matices, mucho más preciso y con total fidelidad, dado que como acabamos de explicar, toman el audio directamente desde la fuente original sin que tenga que haber un procesado y una interpretación de por medio.

¿Merece la pena invertir en auriculares con sonido envolvente real?

Como siempre, dependerá del dinero que quieras o puedas invertir y de lo exigente que seas con respecto a la precisión del audio. Si vas a usar los auriculares para hablar con tus amigos mientras juegas a juegos multijugador, realmente no te merece la pena la inversión y con unos auriculares con sonido envolvente virtual tendrás de sobra, más hoy en día que se ha mejorado mucho el motor de audio.

Ahora bien, si eres un audiófilo y quieres sacarle el máximo partido a todo, o si simplemente te gusta tener el mejor sonido en tu PC, desde luego que merecen la pena y mucho los auriculares con sonido envolvente real. Pero cuidado, porque una vez que los pruebas y te das cuenta que no tienen nada que ver, no querrás otra cosa.