¿HDMI splitter o switch? Para qué sirve cada uno y cuándo deberías usarlos

¿HDMI splitter o switch? Para qué sirve cada uno y cuándo deberías usarlos

Rodrigo Alonso

A día de hoy, todos tenemos muchos dispositivos que se conectan al monitor o TV a través de HDMI, pero muchas veces llega un punto en el que nos quedamos sin puertos disponibles. En estos casos, ¿deberías hacerte con un splitter HDMI, o más bien con un switch HDMI? Te contamos en qué se diferencian ambos, y en qué circunstancias deberías utilizar uno u otro.

Son muy frecuentes, y especialmente en monitores de PC, los que solo tienen una entrada de vídeo. Si quisieras conectar tanto el PC como una consola al mismo monitor tendrías que estar desconectando un cable y conectando el otro cada vez que quisieras cambiar, así que estas opciones de las que te vamos a hablar a continuación serían una solución perfecta para ti.

Qué es un HDMI splitter y cuándo debes usarlo

La palabra «splitter» viene del inglés «split», que significa división. En otras palabras, un splitter sirve para dividir (o duplicar) la señal de una sola fuente a varias pantallas. Esto sirve, por poner un ejemplo, si tenemos un PC y queremos ver la imagen tanto en nuestro monitor como en una televisión para que otras personas puedan hacer las veces de espectadores. Lo mismo sería por ejemplo si tenemos un Apple TV y queremos que la imagen se vea en dos televisiones al mismo tiempo.

Por este motivo, un splitter HDMI siempre tendrá una sola entrada o «Input» que será la fuente de vídeo (y audio), y varias salidas o «Output», que será donde podamos conectar las pantallas donde queramos que se vea la imagen. Así, tenemos splitters desde 1×2 (una entrada y dos salidas) hasta 1×16 (una entrada y dieciséis salidas), pasando claro por 1×4, 1×8, etc.

 

Los splitter HDMI no tienen manipulación alguna, es decir, siempre emitirán la señal que les entre por el Input en todos los Output, sin excepción. Hay que decir que existen splitters pasivos, que no necesitan alimentación adicional, pero lo normal es que estos tengan su calidad limitada así que lo normal es que sean activos y que necesitemos conectarlos a una toma de corriente.

Qué es un HDMI switch y cuándo se utiliza

Un switch HDMI es justamente lo contrario en el sentido físico que un splitter: tiene varias entradas y una única salida. Para que os hagáis una idea, casi todas las televisiones tienen un switch HDMI interno, de manera que cuentan con varios puertos HDMI a los que podremos conectar diferentes dispositivos pero todos ellos se verán en la pantalla de la propia TV.

Esto sirve, por ejemplo, si el monitor de tu PC tiene solo una entrada HDMI pero quieres conectar a él tanto el PC como una videoconsola. Un switch te serviría para conectar ambos dispositivos al mismo monitor y, solo pulsando un botón, cambiar entre una y otra fuentes de señal. Por este motivo y al contrario que los splitters, los switch HDMI tienen interruptores o botones físicos (incluso hay modelos con mando a distancia) que son los que nos permitirán cambiar entre una y otra fuente.

En este caso, la gran mayoría de switch HDMI son pasivos, es decir, no necesitan alimentación adicional. Esto es así porque no tienen que multiplicar la imagen en varias salidas como hacen los splitters, sino que simplemente se limitan a enviar una u otra señal de entrada siempre por la misma salida, y para ello el propio HDMI ya le proporciona toda la energía que necesita.

Caso especial: splitter + switch HDMI

Existen algunos dispositivos que son capaces de funcionar tanto de splitter como de switch HDMI. Son generalmente más escasos porque los usuarios o tienen una necesidad o tienen otra y pocas veces las dos al mismo tiempo, y a su vez son bastante más caros por la complejidad interna que tienen. En cualquier caso, estos dispositivos tienen varias entradas y varias salidas y cuentan con un botón físico para cambiar de una fuente a otra.

En este caso, los splitter + switch se comportan de la siguiente manera: seleccionaremos la fuente de entrada, y sea la que sea que hayamos seleccionado, la replicará en todas las salidas. ¿Para qué se puede utilizar esto? Bueno, pues con una combinación de lo anterior. Imaginad que, como pusimos antes de ejemplo, queremos que la imagen que se vea en el PC se replique en una TV para que nuestros amigos puedan verlo. Pues este dispositivo nos permitiría, a la vez, hacer lo mismo con la consola conectándola al mismo monitor y misma TV, y permitiéndonos cambiar de una a otra fuente con solo un botón.