¿Cómo consiguen las refrigeraciones líquidas enfriar el procesador?

¿Cómo consiguen las refrigeraciones líquidas enfriar el procesador?

Rodrigo Alonso

Los sistemas de refrigeración líquida -sean custom o AIO- consiguen enfriar significativamente el procesador, haciendo que éste pueda funcionar a buena temperatura. En este artículo te vamos a contar cómo funciona este componente, y cómo consigue bajar la temperatura del procesador de una manera tan eficiente.

Antaño los disipadores de procesador eran casi todos por aire, y solo algunos usuarios avanzados -y atrevidos- contaban con sistemas de refrigeración líquida para enfriar los componentes de su PC. Hoy en día esto ya no es así, y más con la llegada de los kits AIO que han puesto la refrigeración líquida al alcance de todos. Y, si bien los custom son mucho más personalizables y tienen mejor rendimiento, la base del funcionamiento es la misma.

En este caso, para la explicación, vamos a basarnos en un sistema para enfriar el procesador, pero en un circuito custom esto se puede extender a tarjeta gráfica y otros componentes adicionales.

Los componentes que forman el circuito de refrigeración líquida

Como decíamos, la base es la misma para todos los sistemas de refrigeración líquida, incluyendo los AIO (All in One), y constan de los mismos componentes, aunque eso sí, con algunas variaciones porque los custom permiten refrigerar, además del procesador, otros componentes como la tarjeta gráfica, la RAM o incluso el chipset y los VRM de la placa base en los modelos más avanzados.

Para empezar todos estos sistemas deben contar con una bomba, que es la encargada de mover el líquido refrigerante que hay en el interior del circuito. También es necesario que haya un bloque de CPU (o GPU, RAM, etc.) que es el que hace contacto con el componente a enfriar. Necesitaremos unos tubos o tuberías, racores para las juntas, un radiador, ventiladores y el líquido refrigerante. Todos estos componentes tienen su función específica que vamos a ver, en conjunto, a continuación.

Cómo se consigue enfriar el procesador

El funcionamiento es el siguiente: el procesador genera calor, y todo éste calor se va hacia su IHS, que es la parte superior y es la que se calienta y debemos enfriar. Para ello, colocamos un bloque de CPU que hace contacto, cuya base es generalmente de cobre igual que en los disipadores por aire. Por dentro del bloque de CPU tenemos el líquido refrigerante, que por sus propiedades es capaz de calentarse y enfriarse muy rápidamente.

bloque-de-agua-CPU-exterior

El siguiente componente que entra ahora en juego es la bomba, que puede ser externa o integrada en el bloque, como sucede en los kits AIO. La bomba consigue que el líquido refrigerante esté siempre en movimiento (lo bombea, y de ahí su nombre), haciendo que circule por todo el circuito, y por eso todos los componentes tienen un tubo de entrada y otro de salida. Así, desde el bloque de CPU el líquido caliente circula por los tubos y racores hasta el radiador.

Bomba de refrigeración líquida

El radiador, que en algunos casos también incorpora el depósito de líquido refrigerante (y en otros este depósito es externo), cuenta con varios tubos que recorren toda su superficie, generalmente unidos por un entramado de láminas de aluminio para fomentar la distribución del calor. A su vez, tenemos el ventilador o ventiladores que están haciendo pasar aire fresco del exterior entre este entramado, enfriando el radiador con ello.

Así, el calor del líquido se transfiere al radiador de manera efectiva por el principio cero de la termodinámica (o principio del equilibrio térmico). En resumidas cuentas, el líquido está caliente y el radiador frío, y ambos componentes tienden a igualar su temperatura, así que el calor del líquido pasa al radiador, el cual está siendo enfriado por los ventiladores.

DeepCool GamerStorm Castle 240 RGB - Radiador de refrigeración líquida

De esta manera, para cuando el líquido sale del radiador de vuelta al bloque de CPU, su temperatura ha bajado mucho, y mediante el mismo principio de la termodinámica, el líquido enfriará nuevamente el bloque de CPU llevándose el calor hacia el radiador, y así lo hará constantemente. Y, por el mismo proceso, si se enfría el bloque de CPU, éste enfriará el IHS del procesador, haciendo así que baje la temperatura de éste.

En resumen, ¿cómo funciona?

diagrama rl

Básicamente una refrigeración liquida funciona como un punto frío en uno de los extremos, que entra en contacto con la superficie caliente del procesador o de la tarjeta gráfica (bloque de CPU/GPU) y el extremo contrario un punto caliente al que se transfiere todo el calor desde el punto frío (el radiador) para posteriormente disiparlo con ventiladores con gran caudal de aire y de alta presión estática para reducir su temperatura.

El agua, junto con la bomba, se encarga de acelerar el proceso de transferencia de calor desde el punto frío hasta el punto caliente para tener siempre el punto frío con la temperatura más baja posible. El punto caliente ha de estar siempre perfectamente ventilado y que no se sature de calor ya que si alcanza temperaturas muy altas finalmente dejará de hacer su función de manera efectiva ya que el agua se calienta cuando pasa por el bloque de la CPU/GPU y se enfría cuando llega al radiador gracias a los ventiladores.