SteelSeries APEX M750, review: teclado mecánico con RGB y notificaciones

Seguramente, SteelSeries es una de las marcas de periféricos gaming más reconocidas del mundo, y su catálogo, en constante actualización y mejora, cuenta con muchísimas opciones de teclados, ratones, alfombrillas y auriculares para cubrir todas las posibles necesidades de los gamers. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis del SteelSeries APEX M750, su teclado mecánico con interruptores QX2 (lineales, similares a los Cherry MX Red) y que tiene como peculiaridad que su iluminación RGB se puede sincronizar con las notificaciones de aplicaciones como Discord.

Índice

Características técnicas

Estamos, como podéis ver en las características técnicas, ante un teclado mecánico con iluminación RGB configurable por tecla individual, gracias al software SteelSeries Engine. Cuenta con interruptores QX2 lineales, que tienen unas características parecidas a los reconocidos Cherry MX Red: 45 gramos de fuerza de actuación, recorrido total de 4 mm y 2 mm de recorrido hasta su activación, con un tiempo de vida de más de 50 millones de pulsaciones.

Tal y como hemos mencionado antes, una de las características principales de este APEX M750 es que su iluminación RGB configurable se puede sincronizar de manera que el propio teclado nos muestre notificaciones de aplicaciones como Discord (seguramente la más utilizada para comunicación por voz en juegos, ya incluso por encima de TeamSpeak), además por supuesto de poder configurar la iluminación a nuestro antojo y de poder sincronizar ésta con el resto de dispositivos de la marca que tengamos.

También hay que destacar otro aspecto del que presume SteelSeries, y es la fabricación en una resistente aleación de aluminio gracias a la cual, según pone el propio fabricante en su página web, podremos pegarle puñetazos al teclado sin que éste sufra ningún daño. Puñetazos o no, el hecho es que el SteelSeries APEX M750 es un teclado pensado para durar.

Embalaje y análisis externo

El SteelSeries APEX M750 viene embalado en una caja de cartón duro a todo color, en cuya cara frontal podemos ver una imagen del teclado en cuestión acompañado de sus principales virtudes, incluyendo la iluminación RGB Prism Lighting, el aluminio aeroespacial con el que se ha fabricado su estructura, y por supuesto el uso de los mecanismos de SteelSeries, los QX2.

Ya en la parte trasera encontramos otra imagen del teclado a todo color, pero aquí tenemos como añadido una descripción de las características del teclado en inglés, francés y alemán, con otros idiomas como el español en más pequeño, y exponiendo en la parte derecha las ventajas de Prism Lighting para sincronizar la iluminación de todos los periféricos que tengamos de la marca.

En los cuatro laterales tenemos algo de información adicional, pero poca cosa: el layout del teclado (en este caso en_US, y tengo que decir que es una lástima que SteelSeries no fabrique este teclado con layout en español) y nuevamente las facultades de Prism Lighting, el aluminio y, por supuesto, SteelSeries Engine.

Abrimos la caja, en forma de cofre, y nos topamos directamente con el teclado encajado en la estructura de cartón duro y protegida a su vez por una bolsa de plástico anti estático.

Junto con el teclado tenemos la habitual guía de uso, en varios idiomas, así como unas patas elevadoras de goma adicionales. A este respecto hay que decir que, como en anteriores teclados de la marca, en lugar de instalar unas patas elevadoras con inserciones de goma, lo que el fabricante hace es incluir unas patas de quita y pon más gruesas por si queremos elevar la parte trasera del teclado.

Aquí tenéis, finalmente, el SteelSeries APEX M750 ya fuera de la caja. Nada más sujetarlo con las manos hay que reseñar que ya se nota que es un teclado robusto tanto por peso como por materiales de fabricación.

Las teclas tienen caperuzas con una tipografía bastante estándar, serigrafiadas con láser para que la luz que sale del interruptor ilumine tanto la letra en sí como la zona inferior de cada tecla, creando un efecto más global de iluminación. En este caso no tenemos teclas multimedia dedicadas, pero como es habitual tenemos el botón Fn (en este caso con el logo de SteelSeries) que, pulsándola en combinación con las teclas de función, accederemos a las acciones multimedia.

Las caperuzas de las teclas se pueden sacar simplemente tirando hacia arriba de ellas, exactamente igual que con interruptores Cherry MX y, de hecho, yo diría que éstas son totalmente compatibles. Aquí podéis ver el interruptor SteelSeries QX2 red, de recorrido lineal sin feedback táctil y 2 mm de punto de actuación. El LED individual de cada interruptor se ubica en la parte superior de éste, y cuenta con una cubierta translúcida ancha para darle mayor amplitud a la luz y que ésta se distribuya en todas direcciones, no solo hacia arriba, de manera que podamos crear ese efecto del que hablábamos antes para iluminar no solo la letra de cada tecla, sino también que rebote en la caperuza e ilumine la zona inferior.

Los laterales del APEX M770 tienen una inserción meramente decorativa, sin iluminación. La propia forma del teclado hace que ya tenga cierta inclinación para que resulte más cómodo de utilizar.

Vamos a la parte trasera, de forma redondeada -como todo el teclado en general- y en la que solo encontraremos el cable que sale de la parte central a través de una inserción de goma para preservar su integridad. El cable, de dos metros de longitud, carece de mallado de nailon y termina en un único conector USB 2.0 dorado. Al tener un único conector USB ya adivinaréis que este teclado carece de puerto USB Passtrough.

Vamos a la parte inferior del teclado, en la que lo primero que vemos que destaca es esa zona «glossy» (brillante) en el centro, escondiendo el logo de la marca y protegido por un plástico que deberíamos quitar. Sinceramente no me gusta nada que los fabricantes utilicen este tipo de técnica brillante porque es muy sucia, se quedan marcas en seguida.

En la parte inferior tenemos dos generosas inserciones de goma anti deslizante bastante anchas, para evitar que el teclado se mueva de su sitio durante el uso.

Y en la parte superior tenemos las dos «patas» de goma, que podremos sacar simplemente tirando de ellas y podremos instalar las dos más altas que vienen entre los accesorios, de manera que elevaremos la parte trasera del teclado.

Ya hemos visto el teclado en todos sus ángulos, así que vamos a proceder a conectarlo para ver su iluminación.

La iluminación es correcta, y se ve muy bien incluso en condiciones de mucha luz (en las imágenes hay dos focos de 1200W iluminando la mesa donde tomamos las fotos). Vamos a ver ahora a continuación cómo se ve con la luz apagada, donde notaremos más esa iluminación inferior de las teclas.

Como se puede ver, la iluminación es fantástica, intensa y estable, creando un entorno de luz muy agradable y que los gamers sabrán apreciar.

Ahora sí, vamos a ver qué tal se comporta este SteelSeries APEX M750 a la hora de la verdad.

El software: SteelSeries Engine

SteelSeries utiliza desde hace mucho tiempo un software unificado para todos sus periféricos: SteelSeries Engine. Gracias a este software no tendremos que volvernos locos si cambiamos de periférico o adquirimos alguno nuevo, pues automáticamente lo detectará y podremos realizar su configuración. Y, si hay una característica por la que destaca este software con respecto al de la competencia, como Synapse de Razer o iCUE de Corsair, es por la sencillez. Vamos a verlo.

Inicialmente veremos la lista de dispositivos de la marca conectados. En este caso solo tenemos el APEX M750.

Accedemos a la configuración, y con lo primero que nos topamos es con la asignación de teclas. Aquí podremos asignar a cualquier tecla la acción que queramos, literalmente. Por supuesto también aquí tenemos un potente editor de macros que nos permitirá crear las acciones que queramos, incluso interactuando con el ratón si queremos.

También tenemos acceso a la iluminación, donde podremos seleccionar una buena cantidad de efectos pre configurados, así como crear los nuestros propios. Las posibilidades de configuración y personalización aquí son inmensas.

Esta es la lista de efectos que vienen pre configurados. Recordad que, aunque estén los efectos pre configurados, podremos modificarlos cambiando color, velocidad, dirección, etc.

Esa lista de arriba es la parte activa, pero también tenemos unos cuantos efectos reactivos (que se ejecutan al pulsar las teclas).

En los ajustes avanzados también podremos cambiar la disposición del teclado (el idioma), así como modificar la velocidad de respuesta (1000 Hz por defecto) y el color por defecto de la aplicación Engine.

Nuevamente aquí tenemos que lamentar que SteelSeries no incluya el layout en español, puesto que aunque el teclado esté en inglés si podemos ponerlo en español podremos utilizarlo como tal. Como no está esta posibilidad, tendremos que hacerlo en la asignación de teclas, poniendo por ejemplo que la tecla que está a la derecha de la L sea la Ñ.

Hay una cosa más relativa a la configuración de este teclado, y es que como indicábamos al principio podremos configurar las notificaciones de diferentes aplicaciones con la iluminación. Para ello, tendremos que irnos al apartado APPS del menú inicial y habilitarlo. Al acceder luego a Discord, por ejemplo, tendremos que autorizar a SteelSeries Engine acceder a los parámetros de la aplicación.

Una vez hecho tendremos un menú adicional en el que podremos configurar al dedillo cómo queremos que se nos muestren las notificaciones; por ejemplo, cuando alguien habla, cuando nos mencionan, cuando alguien se marcha de la sala de chat, etc.

Probando el SteelSeries APEX M750

Hemos estado probando el SteelSeries APEX M750 durante unos cuantos días principalmente para jugar, pero también para tareas habituales de cualquier persona incluyendo escribir textos largos, como el caso de este análisis. Los interruptores SteelSeries QX2 se pulsan con facilidad, y de hecho se puede teclear suave y se recogen igualmente las pulsaciones con total diligencia, pues recordemos que aunque el recorrido total de la tecla es de 4 mm, el punto de actuación es de solo 2 mm.

El teclado se comporta de manera excelente en todos los ámbitos, no se producen repeticiones indeseadas ni pulsaciones involuntarias -al menos si estás acostumbrado a los teclados mecánicos-, y todas las pulsaciones se registran al instante en lo que sea que estemos haciendo. En juegos es especialmente bueno, puesto que al tener pulsaciones lineales y rápidas nuestras acciones se ejecutarán sin demora, y gracias a la tecnología antighosting Full N-Key Rollover, no importa cuántas teclas pulsemos de manera simultánea que se recogerán todas y cada una de ellas.

El escribir textos largos es, quizás, el ámbito donde peor se desenvuelve el APEX M750. No es que sea malo ni mucho menos, pero seguramente ya sabréis que este tipo de interruptores está especialmente indicado para juegos y no para escribir, no por nada en particular sino porque los interruptores con respuesta táctil (como los Brown o los Blue) dan una sensación más satisfactoria al estar mucho tiempo escribiendo. En términos generales, los interruptores QX2 de SteelSeries se comportan de una manera muy, muy similar a los conocidos Cherry MX Red en todos los aspectos.

Conclusión y veredicto

El SteelSeries APEX M750 es un gran teclado mecánico gaming, especialmente indicado para aquellos usuarios que pretenden darle mucha caña en juegos durante mucho tiempo. Registrará todas nuestras pulsaciones de manera diligente e instantánea, haciendo del teclado una extensión más de nuestros dedos a la hora de jugar. A esto hay que añadirle una excelente calidad de materiales que lo hará muy duradero a buen seguro, aunado al potente y sencillo software SteelSeries Engine que nos permitirá configurarlo al dedillo exactamente como nosotros queramos.

A todo esto hay que añadir que cuenta con un sistema de iluminación fantástico y muy personalizable, con el añadido de que podremos hacer que el teclado sea nuestro aliado a la hora de recibir notificaciones a través de aplicaciones de comunicación como Discord y, por supuesto, para sincronizar la iluminación con el resto de periféricos de la marca que tengamos.

PROS:

  • Excelente rendimiento en todos los ámbitos de los interruptores SteelSeries QX2.
  • Excelente calidad de materiales, salvo el cable que no cuenta con mallado de hilo de nailon.
  • Muy buena iluminación, intensa y totalmente personalizable.
  • Las patas de goma, incluyendo las adicionales, hacen su trabajo a la perfección.
  • Gran durabilidad.
  • Software unificado SteelSeries Engine sencillo e intuitivo.

CONTRAS:

  • Se echa de menos el que no tenga reposamuñecas.
  • Sin USB Passtrough.
  • Es un poco caro en comparación con la competencia (155 euros el modelo analizado).
  • No disponible con layout en español.

Por todo ello, este SteelSeries APEX M750 se lleva nuestro galardón de oro, así como nuestra recomendación por su excelente rendimiento.