Corsair Glaive RGB PRO, review: nuevo ratón gaming con laterales intercambiables

Corsair está que no para con los lanzamientos, y hoy también lanza al mercado el nuevo Corsair Glaive RGB PRO, una versión mejorada del anterior Glaive RGB que, al igual que el anterior, destaca por sus tres laterales intercambiables para adaptarse a la forma de la mano del usuario, pero que ahora viene con un sensor óptico mejorado que alcanza los 18.000 DPI de sensibilidad máxima, y se le ha añadido un botón adicional configurable. En el día de hoy, también os traemos nuestro análisis de este nuevo Glaive RGB PRO, y por supuesto os lo vamos a enseñar y a contaros de primera mano qué tal funciona.

No son muchas las novedades, a decir verdad, que incorpora esta nueva versión PRO del Glaive RGB. Tiene la misma estética que el anterior salvo por el hecho de que han eliminado la pieza de aluminio que traía en el frontal, y ahora tiene dos botones tras la rueda del scroll para cambiar la sensibilidad (o lo que queramos, porque es configurable). La otra novedad es que Corsair ha sustituido el sensor PWM3367 que traía la versión anterior por un PWM3391, más moderno, más rápido (18.000 DPI frente a los 16.000 del anterior), y que permite modificar su sensibilidad en saltos de 1 en 1 DPI.

Índice

Características técnicas

Como podemos ver, en cuanto a las características técnicas tan solo se modifica el sensor que ya hemos mencionado más arriba, y se ha cambiado ligeramente su tamaño (pasa de 125.8 x 91.5 x 44.6 mm a 124.9 x 68.5 x 45.5 mm), haciéndolo sobre todo menos ancho. También se ha reducido ligeramente su peso, que pasa de 122 a 115 gramos, algo que facilitará los movimientos rápidos al tener menos inercia.

Unboxing y análisis externo

Como es habitual, el nuevo Corsair Glaive RGB PRO viene embalado en una caja de cartón blando de colores negro y amarillo en cuya cara frontal podemos ver una imagen del ratón y sus principales características destacadas, dejando para la parte trasera las características técnicas.

Junto con el ratón tenemos la habitual información sobre la garantía, cumplimiento de normativas y el manual de instrucciones.

También vienen los dos laterales adicionales al que viene puesto de fábrica. A destacar el hecho de que éstos vienen encajados en un plástico transparente, mientras que en la versión anterior no solo venían encajados en gomaespuma, sino que también incluía una bolsa de transporte para no perderlos o que se dañaran si los llevamos de un sitio a otro.

Vamos con el ratón, que podéis ver a continuación en una vista a tres cuartos.

En esta vista desde detrás podemos ver que se trata de un ratón ergonómicamente concebido para usuarios diestros. En la zona de la palma tenemos el logo de la marca, y ya vemos las “marcas” que se iluminarán cuando esté encendido para indicarnos qué nivel de sensibilidad tenemos configurado en cada momento.

En la vista frontal podemos ver la rueda del scroll, y tras esta los dos botones de cambio de sensibilidad pero que son configurables. La rueda, por supuesto, tiene una gran inserción de goma, y del centro sale el cable.

El lateral izquierdo tiene los dos botones de navegación, con el mismo diseño que en el anterior modelo, con un diseño un tanto peculiar porque están como metidos hacia dentro del ratón pero, a la vez, sobresaliendo bastante. Están colocados hacia la mitad trasera del ratón, haciéndolos ideales para usuarios con sujeción del ratón de tipo garra.

Poco que destacar en el lateral opuesto salvo la habitual inserción de goma.

Vamos a la parte inferior, en la que encontramos las habituales generosas inserciones de teflón, y el sensor en el centro.

Por supuesto, el cable. De 1,8 metros de longitud y mallado con hilo de nailon, termina en un conector USB 2.0 en el que han rediseñado el embellecedor.

Vamos con los laterales intercambiables para ver cómo quedan. Dos de ellos son bastante similares, pero el tercero es bastante amplio y permitirá dejar el dedo pulgar sobre éste para facilitar el movimiento, siendo ideal para usuarios que utilizan el ratón con baja resolución. El método de anclaje es, como siempre, magnético.

Es hora de conectar el ratón y probar qué tal funciona, pero no sin antes enseñaros la iluminación. En el Corsair Glaive RGB PRO, tenemos dos bandas laterales, una en cada lado al estilo Roccat Kone, además de dos más en el frontal y, por supuesto, los indicadores de perfil de sensibilidad. Se echa de menos iluminación en la rueda del scroll.

Aquí podéis verlo en condiciones de mucha luz.

Y aquí una breve galería para enseñaros qué tal se ve con total oscuridad.

El software

Como periférico de la marca, el Glaive RGB PRO utiliza el nuevo software de Corsair iCUE, común para todos los periféricos de la marca. Si ya lo teníamos instalado, lo detectará automáticamente.

En el apartado de configuración podremos modificar la frecuencia de muestreo, así como la intensidad de la iluminación. También nos darán la opción de actualizar el firmware cuando haya nuevas versiones disponibles.

El resto de opciones son las habituales en iCUE. Comenzamos con la asignación de perfiles, asignación de teclas, y creación de macros.

El apartado de la iluminación, en tres zonas.

El apartado de DPI, donde podremos configurar los cinco saltos que tiene. Aquí también podremos cambiar el color de los indicadores de DPI.

En el apartado Rendimiento encontramos la opción de activar o desactivar el ajuste de ángulo y la posición del puntero.

Finalmente, el apartado de calibración de superficie, que permite al sensor óptico analizar la alfombrilla (o la mesa) para adaptarse a ella.

Probando el Corsair Glaive RGB PRO

Ha llegado el momento de ver qué tal funciona el Glaive RGB, y comenzamos con Enotus Mouse Test, que nos mostrará si los valores que da el fabricante son reales o no.

Como se puede ver todos los valores son excelentes, y a destacar la velocidad de 1000 Hz real. Visto esto, procedemos a realizar una nueva prueba para comprobar su precisión. En la primera gráfica podéis ver su comportamiento a 2.200 DPI, y en la segunda a su máximo, 18.000 DPI. La prueba ha sido realizada moviendo violentamente el ratón de lado a lado.

Como se puede apreciar, ningún punto se sale excesivamente de la gráfica, ni siquiera a 18.000 DPI de sensibilidad, por lo que podemos determinar que el sensor no solo es muy rápido sino también muy, muy preciso, lo que nos dará un rendimiento excelente en cualquier situación.

En cuanto a la ergonomía, he de decir que aunque el ratón parece pensado para sujeción de tipo garra como la que yo utilizo, no me ha resultado cómodo desde el principio únicamente por la ubicación de los botones laterales. Es cuestión de acostumbrarse y esta es mi percepción personal, pero ahí queda.

He estado utilizando el ratón durante varios días básicamente para jugar, y en todos los ámbitos se ha comportado a la perfección tanto a nivel de precisión como en cuanto a la rapidez de ejecución de macros que, recordemos, podremos guardar en la memoria interna del dispositivo para no tener que depender del software.

Conclusión y veredicto

Corsair lanza hoy este nuevo Glaive RGB PRO como versión que sustituye al anterior Glaive RGB. Encontramos un ratón esencialmente similar, pero al que han mejorado bastante el sensor utilizado, siendo más rápido y más preciso que el anterior, algo que los hardcore gamers agradecerán en gran medida. El dispositivo es muy versátil gracias a sus laterales intercambiables y cuenta con una estética con iluminación RGB bastante curiosa que a buen seguro será del agrado de muchos usuarios.

Sin duda se trata de una compra muy recomendada para usuarios que busquen un ratón extremadamente preciso incluso a resoluciones muy elevadas, aunque hay que tener en cuenta que su precio de 80 euros (igual que la versión anterior) es bastante elevado para un simple ratón.

PROS:

  • Excelente rendimiento.
  • Estéticamente bonito, con muy buena iluminación RGB.
  • Muy versátil y altamente configurable.
  • Uno de los mejores sensores ópticos del mercado, si no el mejor.

CONTRAS:

  • Los botones laterales pueden ser algo incómodos.
  • Se echa de menos iluminación en la rueda del scroll.

Por todo ello, este Corsair Glaive RGB PRO se lleva nuestro galardón de Oro, así como nuestra recomendación por su inconmensurable rendimiento.

Compártelo. ¡Gracias!