Análisis: AMD Ryzen 7 2700X y Ryzen 5 2600X – Pinnacle Ridge

Fue en Marzo de 2017 cuando AMD comenzó con la revolución, y decimos revolución porque, haciendo caso a las expectativas creadas, puso en un serio aprieto a la hegemonía que Intel había tenido durante tantos años en el mundo de los procesadores. Y fue con la arquitectura Zen cuando inició esa revolución que ha significado un punto de inflexión en la forma de ver el mercado de los procesadores. Ya Intel no se siente cómodo y esa situación de “semi-monopolio” en la que se encontraba puede haber llegado a su fin para alegría del consumidor final. Posteriormente, en febrero de este año 2018, AMD dio un nuevo golpe de efecto lanzando al mercado Raven Ridge.

Mucha gente confundió Raven Ridge como Ryzen 2 y los que no lo confundían pensaban que Raven Ridge estaba fabricado bajo la arquitectura de Ryzen 2 y nada tan lejos de la realidad. Raven Ridge está fabricado bajo la arquitectura Zen de Summit Ridge y no bajo la arquitectura Zen+ de Pinnacle Ridge. En lo que sí que tenía ventaja Raven Ridge es en el hecho de que es una CPU Ryzen con una gráfica Vega integrada o lo que todos conocemos como APU (Accelerated Processing Unit) en la que AMD siempre ha sido líder indiscutible.

Y llega el momento en el que AMD “planta” su tercera bandera en el universo Ryzen y lo hace con Ryzen 2 o Pinnacle Ridge como respuesta, como es obvio, a los esfuerzos de Intel de volver a recuperar el trono de los procesadores. Y esto nos gusta, no por el hecho de que Pinnacle Ridge vaya a colocarse nuevamente en la cota más alta sino porque vuelve esa dinámica de toma y daca a la que antiguamente nos tenían acostumbrados y cuyo beneficio era exclusivamente para el usuario final. Intel toma nota de que AMD ha vuelto y eso significa I+D, más ingeniería y, en definitiva, más esfuerzos para poder mejorar sus procesadores. Esto es un simple pensamiento, pero en mi modesta opinión, Intel ha vivido estos últimos años aplicando la “ley del mínimo esfuerzo” sabedor de su situación privilegiada en este mercado tan goloso como es el de los procesadores.

La arquitectura AMD Pinnacle Ridge

Pinnacle Ridge está basada en la micro arquitectura ZEN+ que está fabricada utilizando una tecnología de 12 nm FinFET que, como todos sabéis, es un proceso de fabricación de transistores que se centra en el cada vez menor tamaño y mayor rendimiento junto con un menor consumo

En el momento que estés leyendo estas líneas (19 de Abril), AMD habrá salido al mercado con cuatro procesadores diseñados con esta micro arquitectura ZEN+. Hablamos de Ryzen 7 2700x, Ryzen 7 2700, Ryzen 5 2600X y Ryzen 5 2600. Sí, ciertamente han sido continuistas en cuanto a la forma de denominar a los procesadores y en ese sentido a los que conocéis Ryzen ya os sonará esta forma de denominarlos.

Además la línea de tiempo a propósito de los siguientes lanzamientos de AMD son muy similares a los del pasado año. Si en Abril de este año tendremos los primeros procesadores Ryzen 2, AMD ya ha anunciado que para la segunda mitad del año podremos empezar a ver en el mercado Ryzen Pro (Para empresas) y los nuevos Ryzen ThreadRipper que son el tope de gama con sus 16 núcleos y 32 hilos. Eso sí, ZEN 2 y ZEN 3 (que AMD tiene previsto con el proceso de fabricación de 7 nm) no se podrán ver hasta bien pasado el año que viene. Es importante saber que AMD pretende seguir con la línea continuista y tendremos Ryzen para rato lo que hace pensar que la pelea AMD-Intel se va a mantener en el tiempo a medio plazo.

Pero vamos a poner los pies en el suelo y vamos a volver a la actualidad. Como os hemos dicho, los procesadores Ryzen 2 están basados en la propia micro arquitectura ZEN pero mejorada, AMD la llama ZEN+. Y esto nos obliga a comprender la propia tecnología ZEN. No os vamos a hablar de Precision Boost 2 y XFR 2 porque estas tecnologías ya las incluyen las APUs Raven Ridge y de hecho ya os hablamos de ellas. Solo a modo de resumen tanto Precision Boost 2 como XFR 2 pertenecen a SenseMi que es ese famoso ecosistema que ha creado AMD alrededor de Ryzen.

Con Precision Boost conseguíamos que un Ryzen aumentara las velocidades de reloj de forma automática según demanda de la propia CPU. Si la propia CPU, desde el punto de vista de voltaje o temperaturas, ve que puede incrementar su rendimiento y además necesita ese extra de rendimiento, la propia CPU sube la velocidad de reloj para adaptarse a ese nuevo contexto. La gran diferencia entre Precision Boost y Precision Boost 2 es que en el primer caso, ese rendimiento extra automático era aplicable solo a dos núcleos activos del procesador, ahora con la segunda versión conseguimos que aplique a todos los núcleos.

Con eXtended Frequency Range 2 (XFR2) la idea es la misma que con XFR es decir conseguir un overclock automático de la CPU con lo que se evita entrar a BIOS y estar haciendo un OC manual mediante el proceso de “prueba-error”

Junto con SenseMi contamos con la tecnología StoreMi, gracias a la cual podemos combinar un disco mecánico con un disco de estado sólido en una sola unidad y conseguir combinar, valga la redundancia, las ventajas que ofrece cada uno de ellos consiguiendo, en resumen, mejorar los tiempos de carga, los tiempos de arranque, la administración de archivos en general y la capacidad de respuesta del sistema.

Otra de las grandes noticias de Ryzen 2 es que las nuevas CPU fabricadas bajo la arquitectura ZEN+ van a ser compatibles con el socket AM4, por lo que las antiguas placas X370 serán compatibles con las nuevas CPU. Si bien es cierto que X470 deberían ofrecer más rendimiento, el hecho de que X370 sea compatible significa que el cambio a la nueva plataforma puede ser gradual y no es necesario comprar CPU y placa en el mismo momento. Sin duda un gesto que hay que agradecer a AMD. Ahora bien, si el socket AM4 sique vigente ¿Qué mejoras trae X470 para justificar la llegada de un nuevo chipset? Obviamente la mejora de un chipset nuevo no se puede afirmar hasta que no haces las pruebas definitivas con el procesador.

En cualquier caso AMD ya ha anunciado tres mejoras importantes.

  • Una puede parecer poco importante pero da respuesta a las quejas de algunos usuarios y afecta a la distribución del PCB de la placa. Los bancos de memoria van a estar mejor dispuestos en relación con el socket y ello va a permitir la compatibilidad de los módulos de memoria con disipadores aún más grandes sin que interfieran entre ellos. Sin duda uno de los grandes problemas sobre todo hoy en día son los disipadores mastodónticos que algunos fabricantes diseñan y la aparición de memorias con disipadores cada vez más altos.
  • El cambio más importante, desde mi modesto punto de vista, es el incremento de las frecuencias máximas de la memoria DDR4. Tener una limitación en el chipset de 3200 Mhz es una pena teniendo en cuenta que los fabricantes hacen memorias cada vez con frecuencias mucho más ajustadas. Ya de hecho hemos podido ver memorias con frecuencias de hasta 4600 – 4800 Mhz. AMD ha anunciado que las placas van a ser compatibles con frecuencias de memoria de hasta 4000 Mhz. Por supuesto está por ver, pero el anuncio ya es alentador.
  • Y el último esta relacionado con el OC del procesador. No sé si esta mejora deberíamos ponerla también en el haber de los propios procesadores pero el sistema de entrega de energía de las placas con el chipset X470 se ha mejorado por lo que vamos a poder disfrutar de mejores voltajes y temperaturas que van, o bien a alargar la vida de los procesadores, o bien mejorar las capacidades de OC de los mismos.

Y vamos por fin a conocer los nuevos procesadores que AMD lanzará el 19 de Abril. Los cuatros procesadores son, como hemos dicho más arriba, dos Ryzen 7 (2700x y 2700) y dos Ryzen 5 (2600x y 2600).

Por un lado, los dos Ryzen 7 comparten características excepto por la frecuencia. En ambos caso tendremos dos procesadores con 8 núcleos y 16 hilos (gracias al Simultaneous Multithreading o SMT) y se diferenciarán en la velocidad de reloj. El Ryzen 7 2700X tiene una frecuencia base de 3700 Mhz y una frecuencia máxima de 4350 Mhz mientras que el Ryzen 7 2700 tiene unas frecuencias de 3200/4100 Mhz. Obviamente estas mayores velocidades de reloj tienen su contraprestación en cuanto a TDP que en el caso del 2700x bate el record de todos los Ryzen conocidos llegando a los 105 W. Fruto de este TDP, AMD ha dotado al Ryzen 7 2700x del nuevo disipador Wraith Prism.

En cuanto a los dos modelos Ryzen 5 destacar la disminución de núcleos desde los 8 a los 6 y las velocidades de reloj. El 2600x maneja unas velocidades de 3600/4250 Mhz y el 2600 velocidades de 3400/3900. No nos queremos alargar mucho en cuanto a las especificaciones de los cuatro nuevos procesadores Pinnacle Ridge pues os hemos hecho una tabla lo más detallada posible para que los conozcáis a fondo.

la novedad en cuanto a disipación viene de la mano del Wraith Prism del que os hemos hablado hace unos instantes. Se trata del nuevo disipador de AMD que se encargará de mantener a raya los 105 Watios de TDP del nuevo 2700x. Éste es el único que incluirá de serie el nuevo disipador de AMD que, por otro lado, se podrá adquirir a un precio aproximado de 49 USD.

El Wraith Prism os será familiar para los que ya conozcáis el Wraith Max pues al fin y al cabo es el mismo diseño pero con iluminación LED que podrá ser controlada o bien mediante la aplicación Ryzen Master de AMD o bien mediante las aplicaciones que controlan la iluminación LED de los principales fabricantes de placas como el Mystic Light de MSI o el Aura Sync de ASUS.

Más allá de los cambios en la iluminación LED RGB, el propio cuerpo del disipador es igual al del Wraith Max además de estar construido en aluminio. Otra de las características que lo hacen competir con los grandes es el ventilador de tan solo 39 dbA que lo convierte en una solución térmica muy silenciosa. Finalmente cabe destacar los perfiles de OC diferentes que se pueden configurar a través de Ryzen Master.

Y llega el momento de conocer a fondo a los dos procesadores que AMD ha puesto a nuestra disposición. Para ello empezamos en primer lugar con una pequeña reseña de todo lo que AMD nos ha enviado para poder realizar las pruebas pertinentes, aunque ya os lo enseñamos en su momento en nuestro Unboxing de Ryzen 2.

Lo primero de todo es dar las gracias a su agencia de prensa aquí en España y por supuesto a la propia AMD por darnos el privilegio de ser uno de los medios que prueben Ryzen 2 en primera instancia, aunque algunos medios se empeñen en saltarse las fechas estipuladas por el fabricante haciendo pruebas incompletas y sin ninguna fiabilidad. En fin, eso no es un tema que a nosotros no nos debe preocupar y algo habrá visto AMD en Hardzone y su agencia de prensa cuando, repito, nos dan el privilegio de poner en conocimiento de todos los usuarios la nueva arquitectura ZEN+ de AMD.

AMD Ryzen 7 2700X y Ryzen 5 2600X, aspecto externo

El paquete nos llegó en una caja de cartón, como siempre, muy bien cuidada en color negro y con el logo de AMD. Junto a ella una caja en color gris más claro que contienen los dos procesadores.

Una vez abrimos la caja de gran tamaño, encontramos el cartón al que ya nos tienen acostumbrados para presentarnos la nueva arquitectura de AMD. Esta vez vienen bajo el lema “Bring you imagination to life

Quitamos el cartón y encontramos el  contenido. Estamos ante dos placas con el chipset X470 y un pack de memorias de la marca G-Skill. Las placas, este vez, son dos placas de gama media-alta de MSI y ASUS. La MSI, que será la que utilicemos para nuestro análisis, es la MSI es la Gaming M7 AC y la ASUS es la Crosshair VII Hero. Las memorias son dos módulos de G-Skill de 8 Gb cada uno compatibles con AMD Ryzen y del modelo Sniper con motivos militares.

Los dos procesadores los tenemos en una caja aparte. Y AMD ha elegido los dos procesadores tope de gama de Ryzen 7 y Ryzen 5 para analizar. En este caso tenemos el Ryzen 7 2700x y el Ryzen 5 2600x. El embalaje os recordará mucho al de los antiguos Ryzen que ya se lanzaron allá por marzo del pasado 2017. Los mismos colores, el mismo diseño corporativo en el que AMD quiere continuar con la línea que ya le dió tan buen resultado con el lanzamiento de la anterior arquitectura Zen.

En una pequeña ventana realizada en el centro de la caja podemos ver el procesador. Y por supuesto la etiqueta que identifica al tipo de procesador ante el cual estamos. En los dos modelos que hemos recibido tenemos incluido el disipador aunque solo es en el Ryzen 7 2700x donde tenemos acceso a probar el nuevo Wraith Prism que será el encargado de contener los 105 W de TDP del nuevo buque insignia de AMD.

En lo referente a los procesadores, ya sabéis que AMD utiliza el antiguo sistema PGA-ZIF (Pin Grid Array – Zero Insertion Force) frente al más actual LGA (Land Grid Array) de Intel. La diferencia reside en que los pines para la conexión en el caso de AMD están en el propio procesador mientras que en el caso de Intel es en la placa donde se encuentran los pines. Por lo demás pertenece al socket AM4 de 1331 contactos por lo cual es totalmente compatible con las antiguas placas X370.

Poco más que decir a propósito de los procesadores. Otra de las grandes diferencias entre ambos procesadores es el disipador de aire utilizado. Mientras que el actual 2700x ya monta el actual Wraith Prism, el 2600x monta el Wraith Spire.

Poco que deciros del Wraith Prism que ya no os hayamos dicho. Es igual que el Wraith Max pero con iluminación RGB configurable a través de un header USB o mediante el sistema de iluminación de las placas. El sistema de anclaje es además el tradicional, sin necesidad de quitar el backplate y las dos retention bracket originales que pone AMD en sus placas.

En cuanto al Wrairh Spire que viene de serie con el Ryzen 5 2600x ya es ámpliamente conocido pues ya salió al mercado con los originales Ryzen allá por marzo del pasado año. Ya apareció por primera vez con los Ryzen 5 1600 y 1500x en su versión sin led y en los Ryzen 7 1700 en su versión con led. Este Wraith Spire se ancla al sistema mediante el ya conocido sistema de cuatro tornillos directamente al backplate que viene de serie con las placas de socket AM4. Igual que su hermano mayor tiene un bloque de cobre que está en contacto directo con el procesador y la disipación la hace mediante las típicas aletas de aluminio pero con la diferencia de que el Wraith Max incluia un sistema de heatpipes que el Spire no incluye.

Finalmente los precios. Desde el pasado 13 de Abril, AMD dio la opción de hacer pre-pedidos antes de su lanzamiento definitivo hoy 19 de Abril. Los precios de venta al público recomendados son los siguientes:

Pasamos a testear las dos unidades que nos ha facilitado AMD.

TESTEO

El testeo de los procesadores se ha hecho bajo el Sistema Operativo Windows 10 Pro de 64 bits y para las pruebas se ha utilizado el siguiente hardware adicional.

  • Placa Base MSI X470 Gaming M7 AC y ASUS Crosshair VII Hero WIFI
  • Procesadores AMD AM4 Ryzen 7 2700x y Ryzen 5 2600x
  • Memoria 2 x 8 GB DDR4 G-SKILL SNIPER Edition
  • Tarjeta Gráfica AMD Radeon Vega X64 Powercolor Red Devil Edition
  • Disco Duro SSD M.2 Samsung 950 Pro de 256 GB NVMe

¿Merecerá la pena cambiar a Ryzen 2 aquellos usuarios que ya tenemos Ryzen?

Comenzamos como es habitual con la carta de presentación de ambos procesadores. CPU-Z es la mejor plataforma para poder obtener todos los datos propios que nos arroja la placa. Mejor foto que esa para conocer la plataforma sobre la que vamos a trabajar, imposible.

Es importante dejar una cosa clara. Cuando hemos realizado las pruebas hemos comenzado con las memorias en modo JEDEC (a 2133 Mhz) pero hemos activado el modo XMP de la placa que, inmediatamente, ha reconocido el máximo de las memorias. En el modo XMP1 las ha puesto a 3066 Mhz y en el modo XMP2 las ha puesto a 3400 Mhz. Es importante deciros que todas las pruebas posteriores se han hecho con las memorias a 3400 Mhz. ¿Porque decimos esto? el papel que juegan las memorias en cualquier prueba sintética es determinantes hasta el punto de que no sería justo hacer comparaciones entre diferentes plataformas si las memorias han sido probadas a diferentes frecuencias. En cualquier caso, ese es un problema inevitable al que nos enfrentamos. Por otro lado quiero decir que AMD ha realizado un trabajko magnífico con la plataforma X470. Al incremento en la frecuencia máxima de la memoria se suma una estabilidad a la hora de ponerlas al máximo propio de una plataforma madura, trabajada y bien diseñada. Eso fue un problema que vivimos con Ryzen allá por el mes de marzo del pasado año pero AMD lo ha corregido con la nueva plataforma hasta el punto de que la placa que hemos usado (la MSI X470 Gaming M7 AC) ha sido capaz de reconocer los diferentes perfiles de la memoria sin el más mínimo problema.

Pero no nos desviemos de nuestro cometido y vamos a pasar a presentaros a los dos nuevos procesadores de AMD a través de CPU-Z.

Ryzen 7 2700x

Ryzen 5 2600x

En la primera pantalla podéis apreciar los datos técnicos del procesador, en la segunda la información de la placa, en la tercera pantalla la información de la memoria y las frecuencias a las que están trabajando así como sus latencias. En el cuarto y último cuadro tenemos la información de la GPU que hemos usado. Os recordamos que estos procesadores no llevan GPU integrada por lo que es necesario utilizar una tarjeta gráfica dedicada.

Vamos a comenzar con los test sintéticos propios de la CPU. Para ello no vamos a dejar la aplicación anterior y en esta ocasión vamos a evaluar a los dos procesadores con el CPU-Z bench que es el módulo que ha incorporado recientemente CPU-Z en su propia aplicación para no limitarla a dar información. El CPU-Z ´bench evalúa el rendimiento del procesador en la doble vertiente de un solo núcleo y de todos los núcleos. Para ello compara el procesador objeto de las pruebas con una base de datos de resultados de otros procesadores.

CPU-Z BENCH

Ryzen 7 2700x

Los resultados del Ryzen 7 2700x han sido los siguientes

Ryzen 5 2600x

Los resultados del Ryzen 5 2600x han sido los siguientes

Aunque siempre será más fácil comparar los resultados de ambos procesadores en una tabla como la adjunta

Con la prueba de CPU-Z Bench ya podemos empezar a sacar las primeras conclusiones. El Ryzen 7 2700x mejora a su predecesor en un 15% en Multi Thread y en un 5% en Single Thread. Estamos hablando de las mejoras barajadas con las primeras pruebas que se filtraron antes de tiempo. Quizás una ligera mejoría si tenemos en cuenta de que se hablaba de un 10% aproximadamente en Multi Thread. Tengamos en cuenta que ambos procesadores comparten el mismo número de núcleos (ocho) y además gozan de SMT (Simultaneous Multithreading) que, para los que a estas alturas no sepáis lo que es, es el equivalente al Hyper threading de Intel. La ventaja la obtiene más por la vía de la mayor frecuencia que alcanza con respecto al 1700x gracias a la mayor eficiencia de la tecnología Zen+.

Otro hecho destacable es que también mejora, al actual tope de gama de Ryzen que no es otro que el 1800x. En este caso hablamos de una mejora de casi el 9% en Multi Thread. En comparación con Intel obviamente queda muy lejos del 7980xE cuya superioridad es incontestable gracias a sus 18 núcleos. En cualquier caso no debemos perder el norte y es que juegan ligas diferentes. Sin duda el rendimiento del 7980xE se verá seriamente puesto en duda con los nuevos AMD Thread Ripper que éstos si compiten casi en igualdad de condiciones.

En el aspecto de los precios, el 2700x y el 1800x tienen precios similares de 324€ y 304€ respectivamente. El 7980xE cuesta cerca de los 2.00o€ por lo que, como os decíamos, es absurdo compara ambos procesadores.

Pero la buena noticia viene de la mano del Single Thread en la que, por fin, un AMD Ryzen es capaz de someter al Intel Core i7 7700K de Kaby Lake. No olvidemos que en todas las pruebas realizadas el pasado año, ninguno de los preocesadores Ryzen fue capaz de acercarse al 7700K.

No seguimos haciendo comparaciones por que la tabla habla por sí misma pero la tendencia es a confirmar lo resultados de las primeras pruebas que se filtraron en otros medios al otro lado del charco.

AIDA 64 MEMORY BENCH

Vaís a conocer, en primer lugar, la evolución de los resultados conforme íbamos subiendo las frecuencias de las memorias desde los 2133 Mhz por defecto hasta los 3400 Mhz que nos ofrecen los dos módulos de memoria de G-Skill con sus Sniper. Los resultados han sido los siguientes

Ryzen 7 2700x

Ryzen 5 2600x

Pero lo realmente importante es la comparación general con otros procesadores. Aquí debemos tener en cuenta algunas cosas. Los datos que hemos plasmado con los dos procesadores protagonistas de este análisis es con memorias a 3400 Mhz. La comparativa no va a ser todo lo fiel que hubiéramos querido pues, por ejemplo, las frecuencias de los primeros Ryzen que se analizaron en Marzo de 2017 eran a 2933 Mhz que era la frecuencia máxima a la que pudimos ponerlos (Recordemos los problemas que las placas X370 tenían originalmente para poder llegar a las frecuencias marcadas por los fabricantes de memorias). En cualquier caso, puede ser un dato orientativo el que obtengamos con este cuadro que os mostramos a continuación.

Sacando de la ecuación al core i7 6950x pues las memorias trabajan en quad channel y en los demás casos trabajan en dual channel (lo que le da una ventaja abrumadora) se sigue viendo que el controlador de memoria de los procesadores AMD es uno de los puntos débiles con respecto a Intel. Sin duda es una de las principales asignaturas pendientes y como tal, toca hacer un esfuerzo.

CINEBENCH R15

Con Cinebench R15 podemos evaluar el rendimiento no solo del procesador sino también de la tarjeta gráfica. Además, debemos recordar que justo con esta versión, la R15 es a partir de la cual el propio software de Maxon empezó a poder evaluar todos los núcleos de un procesador. Es un software de renderizado 3D gracias al cual podemos conocer una valoraciópn de nuestros procesadores y, lo que es tan importante, está muy extendido, por lo que la base de datos sobre la que poder comparar es muy extensa.

Como os hemos dicho, podemos dividir el test en dos partes. Una, la más fiable, es la del procesador y digo la más fiable porque en ella se evalúa el rendimiento bruto del procesador sin interferencias de otro hardware. Cosa que no ocuree con la prueba OpenGL donde lo que más se prueba es la propia tarjeta gráfica.

En este caso, los datos que obtendremos son los de nuestros dos procesadores con la mejor tarjeta AMD del momento, la Vega 64 y además una versión oceada de la mano de Powercolor y su ya conocida Red Devil. Los resultados obtenidos han sido los siguientes.

Ryzen 7 2700x

Ryzen 5 2600x

Los datos no hacen más que confirmar lo que os decimos. El punto en común de ambos procesadores, la GPU, hace que en ambos tests los resultados de OpenGL sean muy similares e incluso los datos de CPU en modo single core son también bastante parecidos teniendo en cuenta que en estos casos, más que el número de núcleos, lo que se tiene en cuenta sobre todo es la velocidad del procesador que apenas es de 100 Mhz a favor del 2700x. En donde sí se nota la diferencia es en el rendimiento global de la CPU en el que el 2700x obtiene un 31% más de rendimiento gracias a los 8/16 núcleos frente a los 6/12 del Ryzen 5 2600x.

Si pasamos a la comparativa más genérica con otros procesadores obtenemos los siguientes resultados.

wPrime 

Este es un software que se basa en el cálculo de los números primos y hace un uso intensivo del procesador. Los resultados obtenidos en ambos casos han sido los siguientes.

Los resultados son totalmente lógicos mejorando a los Ryzen da la generación anterior aunque, curiosamente, el Intel i7 7700k sigue siendo el referente en esta prueba sintética.

Vamos a par a las pruebas de Compresión / Descompresión que hacen un uso intensivo del procesador y son una buena piedra de toque para conocer el desempeño de los procesadores. A nosotros nos gustan mucho este tipo de pruebas por que son a las que enfrenta el usuario en el día a día, en la vida real. Las pruebas sintéticas te ayudan a sacar datos, a sacar resultados que te sirven para obtener conclusiones pero con programas con WinRar o 7-ZIP se obtienen datos muy prácticos.

7-ZIP

Ryzen 7 2700x

Ryzen 5 2600x

En este caso hemos querido compara los resultados obtenidos con un procesador de Intel que compite directamente con los nuevos Ryzen en precio como es el i7 8700K que es el tope de gama de Intel Coffee Lake.

 

En esta prueba, medida en Kb/sg Ryzen 2 sale muy bien parada no tanto desde el punto de vista de la compresión como de la descompresión en la que el Ryzen 7 2700x se muestra un 36% más rápido que el i7 8700K.

Nos limitamos a poneros las pruebas de WinRar para que podáis conocer de primera mano cuáles han sido los resultados

Ryzen 7 2700x

Ryzen 5 2600x


PRUEBAS 3D

Las pruebas 3D son poco representativas del desempeño de un procesador que no disponga de iGPU como es este el caso pues los datos se obtienen en función de la potencia de la tarjeta gráfica utilizada. De esta forma nos limitamos a poner los resultados obtenidos y las comparaciones con otros procesadores pero estos datos los debéis tomar como puramente orientativos. Para que os hagáis una idea, los análisis con los Ryzen originales (la primera versión que salió en marzo del año pasado) se realizaron con una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070 Gaming Z de MSI. Las pruebas con el 8700K que os ponemos en la comparativa se han realizado con una  Nvidia GTX 1080 Ti y las pruebas actuales con el Ryzen 7 2700x y el Ryzen 5 2600x se han hecho con una VEGA 64. Esto nos hace concluir que los datos obtenidos no son fiables, pero por otro lado no podemos pensar en mantener la objetividad y la “pureza” de los datos, utilizando la misma tarjeta gráfica en todas las pruebas. Es bueno saber como rendirían nuestros juegos con estos procesadores con las tarjetas actuales que son datos más reales pues son las tarjetas gráficas que más se usan actualmente.

Además, por otro lado el software utilizado se va actualizando y los datos obtenidos en diferentes versiones del mismo software también varían bien sea por la forma de puntuar del propio desarrollador del software o bien por cambios en el software que, aunque no hay un cambio en la forma de puntuar, si introduce otras variables que hacen que la puntuación no sea homogénea.

3D MARK FIRE STRIKE EXTREME, FIRE STRIKE ULTRA Y TIME SPY

Ryzen 7 2700x

Ryzen 5 2600x

Y las comparativas con otros procesadores analizados

PRUEBAS DE ALMACENAMIENTO (TECNOLOGÍA STOREMI)

Una de las ventajas que nos ofrece el chipset X470 (y no digo el socket AM4  porque X370 no lo soporta) es StoreMi. StoreMi recuerda un poco a la tecnología optane de Intel a través de la cual se pueden combinar las ventajas de la velocidad de un disco de estado sólido con las ventajas de la mayor capacidad de un disco mecánico. Gracias a esta tecnología podemos crear volúmenes virtuales de una gran capacidad con grandes tasas de lectura y escritura. Sin duda es una de las grandes novedades que AMD ha introducido con la plataforma X470. Si bien es cierto que el chipset X370 no lo soporta como tal de forma nativa, sí se puede utilizar opcionalmente un software denominado Enmotus FuzeDrive que viene a reemplazar esta nueva tecnología de AMD.

Pero nosotros tenemos la suerte y el privilegio de utilizar StoreMi gracias a la Agencia de Prensa de AMD en España que nos ha proporcionado los medios necesarios con dos placas con el chipset X470. Los que vayáis a dar el salto de chipset no tengáis miedo de usar la tecnología StoreMi de AMD porque es muy intuitiva y es tan sencillo como instalar el propio software que AMD pone a nuestra disposición.

Podemos hacer discos bootables y no bootables y nosotros en particular hemos optado por utilizar la opción de Non Bootable Disk. Os ponemos todo el proceso que hemos seguido para crear el volumen virtual pero antes de conocer los resultados os ponemos el punto de partida.

Las pruebas las hemos realizado con nuestro disco NVMe para pruebas de Samsung en su modelo 950 Pro de 256 GB y por otro lado un disco mecánico de 3 TB de la marca Seagate. El sistema operativo lo hemos instalado, como es obvio, en el disco NVMe.

Los resultados obtenidos con CrystalDiskMark en ambos discos han sido los siguientes.

No hace falta que os digamos cuales son los resultados de uno y otro disco por las tasas de lectura y escritura de cada uno de ellos.

Pasamos a instalar el software StoreMi de AMD y a realizar las pruebas para crear un volumen virtual de 3 TB.

 

Y los resultados de la nueva unidad virtual que hemos creado son los siguientes

Curiosamente las tasas de lectura obtenidas son espectaculares, no siendo así las tasas de escritura que son bastante pobres. No sé si por la madurez del sistema, o porque no hemos realizado bien las pruebas (aunque las hemos hecho más de una vez) pero los datos son muy asimétricos. Con el paso del tiempo y con un nuevo software más maduro seremos capaces de obtener mejores resultados y estoy seguro de que esta nueva tecnología de AMD va a dar mucho que hablar.

CONCLUSIONES

No queremos ahondar mucho en opiniones puramente subjetivas pues si os ponemos la batería de resultados es para que saquéis vuestras propias conclusiones. Obviamente Ryzen 2, a parte de las mejoras introducidas, no ha significado la revolución que significó Ryzen hace justamente un año. Digamos que se ha quedado en una evolución de la anterior arquitectura. El paso de Zen a Zen+ no es un cambio radical aunque la planificación que prepara AMD, de ser real, sí que tiene ese componente que nos hace esperar ansiosos los pasos que aún tiene que dar AMD.

El paso a los 7 nm será un cambio importante y AMD está sabiendo dar los pasos adecuados para asegurarse un futuro prometedor en competencia directa con Intel.

En otro orden de cosas, tenemos un procesador que incrementa en un 15 % el rendimiento de su predecesor. El Ryzen 7 2700x mantiene las previsiones que se han hecho sobre él. Parecerá un incremento pequeño pero lo verdaderamente interesante del dato es que sigue manteniendo el pulso con Intel y a unos precios mucho más ajustados que su competencia. Otro de los cambios es el cambio de X370 a X470 que no ha significado a priori un cambio radical pero sí ha introducido algunas tecnologías interesantes como StoreMi.

Por favor, no creáis los datos que os damos y que os dan otros medios “serios” (los hay que no lo son y les gusta saltarse compromisos con AMD para parecer más transgresores) pues cuando una tecnología aterriza todavía tiene un margen importante de mejora. En el caso de los procesadores ese margen de mejora vendrá de la mano de los fabricantes de placas que a medida que vayan conociendo el nuevo chipset de AMD irán madurando las Bios y exprimiendo aún más el rendimiento de los nuevos procesadores.

VENTAJAS

  • Relación calidad rendimiento inigualable
  • Está siguiendo los pasos de la evolución natural de una nueva arquitectura
  • La introducción de la tecnología StoreMi

INCONVENIETES

  • AMD tiene que hacer un gran esfuero para mejorar el controlador de memoria en sus procesadores

 

Compártelo. ¡Gracias!