Corsair iCUE 465x RGB, review: una caja de gama media con gran diseño

Corsair iCUE 465x RGB, review: una caja de gama media con gran diseño

Miguel Ángel Rodríguez

Hablar de Corsair es hablar de, sino el mejor, uno de los mejores fabricantes de cajas del mercado. En el día de hoy presenta y lanza al mercado la nueva Corsair iCUE 465X RGB, que vamos a analizar en el día de hoy. Se trata de una caja de gama media que presume de contar con un gran diseño, en gran medida gracias a la incorporación de tres ventiladores Corsair LL120 RGB de serie. En nuestro análisis os vamos a mostrar de primera mano cómo es esta caja, y por supuesto contaros qué tal funciona.

Índice

Características y especificaciones técnicas de la Corsair iCUE 465X RGB

Se confirma cada vez más la tendencia de optar por cajas de formato midi (semitorre) por lo que los fabricantes de placas empiezan a incrementar su fabricación de placas ATX con el consiguiente ahorro de espacio y limitaciones en cuanto a componentes se refiere. Pero el mercado manda y se trata de adaptarse a los gustos de quien manda, que no es otro que el usuario final.

Prueba de ello es la nueva caja de Corsair en la que ya se pueden empezar a ver los cada vez más demandados patrones del usuario. Diseño sencillo pero sin renunciar a la iluminación RGB y por supuesto dimensiones compactas para poder dejar nuestras creaciones encima de la mesa.

Comenzamos con las especificaciones para conocer más de cerca la nueva Corsair iCUE 465X RGB.

Estamos ante una caja bastante compacta de 465 mm de altura, 467 mm de profundidad y 216 mm de anchura hecha en acero para lo que es el propio chasis y el uso de cristal para la ventana lateral y plástico para el frontal. Admite hasta 6 ventiladores de 120 mm de los cuales, los tres frontales ya vienen incluidos, o bien 3 ventiladores de 140 mm (dos en el frontal y uno en la parte de arriba). Curiosamente el fabricante no incluye el ventilador de 120 mm de atrás por lo que ya os podemos decir que se hace obligatorio tener uno. En la parte trasera es necesario tener un ventilador para optimizar el flujo de aire del sistema.

Acepta placas base Mini-ITX, Micro-ATX y ATX y es capaz de albergar 2 discos de 2,5″, dos discos de 3,5″, fuentes de alimentación de hasta 180 mm e incluso más largas si renunciamos a la jaula de discos de 3,5″, disipadores de aire de hasta 160 mm de altura y tarjetas gráficas de has 370 mm de longitud.

Unboxing, análisis y primeras impresiones de Corsair iCUE 465X RGB

El análisis externo de la caja comienza con el gran lateral de cristal templado que nos permite visualizar nuestro sistema de una forma totalmente amplia. El cristal templado está ligeramente ahumado por lo que es muy recomendable que podamos contar con iluminación en el interior de la caja porque si no la visión del interior se dificultaría.

La parte posterior está formada por un frontal de acero que cierra la caja con dos tornillos moleteados. No tiene más secreto.

La parte delantera presenta tres zonas o capas, por llamarlo de alguna manera. Primero tenemos el propio frontal que está hecho de material plástico pero es totalmente transparente. Quitando dicho frontal accedemos a un gran filtro que ocupa toda la superficie delantera y que es totalmente magnético y finalmente accedemos a los tres ventiladores, que Corsair incluye de serie, y que dan el toque de iluminación a la caja como ya veremos más adelante. Por supuesto, el logo de corsair en la parte inferior no podía faltar.

Teniendo en cuenta que el frontal de la caja está totalmente cubierto por el panel transparente del que os hemos hablado, Corsair ha abierto unos generosos huecos en los laterales para permitir la entrada de aire del exterior, de ahí que haya cubierto sus tres ventiladores de un generoso filtro antipolvo que se puede quitar de forma sencilla.

En la parte superior tenemos los botones y conexiones de la caja. De izquierda a derecha tenemos el botón de power (que se ilumina en blanco cuando el sistema está en marcha), los dos puertos USB 3.0, un conector mini Jack para auriculares o micrófono y el botón de reset.

 

 

La parte superior de la caja está completamente perforada para facilitar la salida de aire hacia el exterior. En la parte superior podríamos poner dos ventiladores de 120 mm o uno de 140 mm y podemos, igualmente, instalar un radiador de 240 mm. En cualquier caso, aquí encontramos uno de los errores de bulto que ha cometido Corsair con su iCUE 465X RGB. Más tarde, durante el montaje, lo podréis apreciar. Igualmente Corsair incluye un filtro antipolvo que cubre toda la zona perforada.

La parte inferior está flanqueada por cuatro grandes patas circulares típicas de Corsair y cubierta de goma para evitar las vibraciones de la caja. En el lado de la fuente de alimentación tenemos la zona perforada para facilitar la entrada de aire y poder refrigerar con éxito la propia fuente de alimentación. En la galería de más abajo podéis apreciar, a la izquierda, la parte inferior con el filtro que es muy sencillo de extraer (como los otros dos que incorpora la caja en frontal y parte superior) y a la derecha un detalle de una de las patas las cuales levantan unos centímetros la caja para poder facilitar la entrada de aire fresco.

Finalizamos nuestro análisis del exterior de la caja

Por fin procedemos a abrir el lateral de cristal templado y vamos a conocer el interior de la caja. La distribución es la que se ha puesto hoy en día de moda entre los fabricantes. Independencia absoluta entre la zona de la PSU del resto de la caja. para ello se cubre por completo la zona donde va la fuente de alimentación con un doble propósito. Desde el punto de vista estético, se consigue que todo el cableado que parte de la fuente no se vea y desde el punto de vista térmico, todo el calor generado por la propia fuente no afecta negativamente al resto del sistema. En este caso Corsair ha optado por cerrar por completo la zona con una cubierta de plástico dejando tan solo un hueco para el paso de determinados cables como el de la GPU.

Desde el propio interior podemos ver con mayor detalle los tres ventiladores que Corsair incluye de serie en su iCUE 465X RGB. Los ventiladores son los LL120 RGB de Corsair cuyas especificaciones las tenéis en el siguiente cuadro.

Más allá de sus especificaciones, estos ventiladores están construidos sobre la base de 9 aspas totalmente traslucidas al igual que el anillo exterior con el fin de poder repartir la iluminación RGB de una forma totalmente uniforme. Cada ventilador lleva, como es obvio, dos cables diferentes los cuales uno va conectado al nodo de iluminación del propio Corsair y el otro es el de alimentación PWM de cuatro pines.

En la parte trasera podemos apreciar los siete slots de expansión horizontales con sus tapas de quita y pon gracias a sus sujeción mediante tornillos y los dos slots de expansión verticales por si queremos poner la GPU en vertical (aunque sería necesario un cable riser no incluido).

Desde dentro podemos hacer una vista de la parte superior y es ahí donde Corsair ha cometido un error, a mi modesto entender, grosero, impropio de un fabricante de su nivel. Y es que, al menos con nuestra placa con la que hicimos las pruebas, los ventiladores cuando pones un RL AIO pegan con los módulos de memoria y con los disipadores del VRM de la propia placa. Más tarde lo veremos.

Le damos la vuelta a la caja y continuamos con nuestra visita en su interior.

Vamos a centrarnos en 3 puntos básicos. En primer lugar y volviendo al tema de la fuente de alimentación, Corsair ha tomado una decisión que no por sencilla es una gran idea. Y es tan sencillo como que la jaula de discos de 3,5″ se pueda quitar y así dejar más espacio para fuentes más largas. ¿Tan difícil es pensar en esta solución? no lo sé pero muchos fabricantes de cajas con sus Mid Tower dejan la jaula de discos al lado y ademas remachada al chasis con lo que no se puede quitar. Bien por Corsair y su iniciativa.

Por otro lado, la Corsair iCUE 465X RGB nos da opción a montar dos discos de 2,5″ en la parte posterior de la caja. De esta forma no aparecen visibles dentro de la caja y el cableado apenas se ve. Como podéis ver, el sistema es el ya conocido de una bandeja que queda anclada a la bandeja de la caja mediante un tornillo moleteado.

Pero una de las señas de identidad de la Corsair iCUE 465X RGB es la inclusión del controlador de iluminación «Lighting Node CORE» a través del cual podemos controlar la iluminación de hasta 6 ventiladores desde el software iCUE de Corsair. El controlador es tan sencillo como una placa con seis cabezales para el cable RGB de los ventiladores. El controlador se alimenta a través de un cable SATA y se conecta a la placa mediante una conexión USB. Así de sencillo.

Poco más que decir a propósito del interior de la caja. Quizás un punto en contra es que no hay mucho espacio para la gestión del cableado en la parte trasera pero si quitamos la jaula de discos de 3,5″ hay espacio más que de sobra para esconder todos los cables debajo de la cubierta de la fuente de alimentación.

Montaje e Instalación de la Corsair iCUE 465X RGB

El montaje es tremendamente sencillo pues la caja es totalmente diáfana. Además, como os hemos dicho antes, el montaje de la fuente y de los discos se hace desde la parte posterior de la misma, con lo que todo queda escondido a los ojos del usuario final.

Además como ya os hemos comentado al principio hablando de sus especificaciones, es capaz de dar cabida a tarjetas gráficas de hasta 370 mm (muy pocas GPU no cabrían en esta caja), disipadores de aire de hasta 160 mm de altura y en teoría fuentes de alimentación de hasta 180 mm sin quitar la bandeja de discos de 3,5″. Si quitas dicha bandeja, nosotros hemos podido instalar sin problemas una fuente larga de 200 mm sin el más mínimo problema y con absoluta comodidad.

Pero aquí surge el gran fallo que un fabricante como Corsair no se puede permitir. Si en sus especificaciones habla orgullosamente de poder instalar un radiador de 240 mm será cierto, pero cuidado, solo podrás instalar el radiador con los ventiladores desde fuera de la caja en configuración pull y nunca push. Desde dentro de la caja no se puede instalar radiador y ventiladores pues tocan directamente con las propias memorias RAM e incluso con el propio disipador del VRM de la placa. Un error imperdonable para un fabricante como Corsair. Si bien es cierto, y sin quitar deméritos del error, las cajas Mid Tower vienen con tamaños tan compactos que es muy difícil poder salvar este problema.

Si os fijáis en la foto de abajo nos hemos visto obligados a desplazar el radiador lo máximo a la derecha que hemos podido por lo menos para poner, aunque sea, un solo ventilador en modo push. Del ventilador de la izquierda nos podemos olvidar. Va a ser imposible montarlo. La opción para solucionar este problema hubiera sido en ganar un poco de anchura en la caja y poder alejar los ventiladores de las posibles interferencias con las memorias y otros componentes de la parte alta de la placa.

Vamos a conocer un poco más a fondo el software iCUE para saber como controlar la iluminación RGB de los tres ventiladores frontales. Lo primero de todo es abrir el software que, como muchos sabéis, nos permite controlar cualquier dispositivo Corsair susceptible de ser configurado.

En segundo lugar elegimos el dispositivo a controlar, en este caso el Lightning Node CORE que es la placa a la que hemos conectados los tres ventiladores frontales. Posteriormente elegimos el canal de iluminación y el número de ventiladores conectados a dicho canal.

Posteriormente elegimos canal de iluminación en el menú de la derecha y escogemos uno de los muchos efectos de iluminación que Corsair nos ofrece en el menú desplegable inferior. Uno de mis favoritos es el del cambio de color de los ventiladores en función de la temperatura que alcance el procesador. Sin duda es un gran indicador  a tener en cuenta.

Una vez configurados los efectos de iluminación elegidos para nuestros tres ventiladores ya solo falta conocer el resultado.

 

 

Opinión personal de Corsair iCUE 465X RGB

Corsair no necesita presentación de ningún tipo. Sus cajas, como hemos dicho anteriormente, son reconocidas en el ecosistema hardware como un producto de referencia. Si a eso le unimos el uso del Lighting Node CORE para controlar los tres fantásticos ventiladores que incluye de serie en el frontal de su iCUE 465X RGB podemos decir que, desde el punto de vista estético, estamos ante una gran creación y una apuesta segura. Después viene el lado funcionalidad. Para una Mid Tower es difícil conseguir los resultados de una gran torre por el hecho de tener que meter todo el hardware en un contenedor de menores dimensiones. Y Corsair lo ha hecho más de una vez y con un éxito fuera de toda duda. Detalles como la posibilidad de quitar la jaula de discos de 3,5″ para poder incrementar el espacio donde instalar la PSU, la inclusión de filtros anti polvo en cualquier rincón susceptible de recibir aire del exterior, el uso de pasacables cubiertos con un protector de goma para facilitar la gestión del cableado y un sin fin de aplicaciones hacen de esta caja una buena alternativa a las cajas de mayor tamaño. Pero lo que no puedo perdonar de Corsair, y que quizás sí haríamos de otros fabricantes de menos reconocimiento es el fallo, me atrevería a decir obsceno, de no prever las posibles interferencias de un radiador y sus dos ventiladores con los componentes de la parte alta de la placa. Este detalle separa a Corsair de hacer una caja simplemente buena de hacer una caja espectacular. Y por cierto, aunque a esto le doy menos importancia, feo detalle el de no incluir un ventilador en la parte trasera de la caja.

Podría parecer que somos demasiado críticos con un fabricante como Corsair, pero es por eso mismo, por el nombre del fabricante, por el que debemos ser más críticos. Al líder en sistemas AIO de refrigeración líquida, de fuentes de alimentación, de cajas y de periféricos hay que exigirle lo que se le exige a un líder.

Ventajas

  • Facilidad de montaje por su gran espacio
  • Espectacular idea de incluir un Lighting Node CORE de serie en la caja
  • Buena gestión del cableado gracias a sus innumerables pasacables
  • Espacio de sobra para instalar PSU de gran tamaño gracias a la idea de hacer extraíble la jaula de discos
  • Tres grandes ventiladores con iluminación RGB y buena eficiencia

Inconvenientes

  • Error de no prever las posibles interferencias en la parte superior de la caja
  • No inclusión de un ventilador obligado como es el trasero

 

HZ_2018_MedalsCatg_2_Gold