Energy Headphones BT Travel 7 ANC, review: auriculares para todo con hasta 27 horas de batería

Después de analizar los Earphones Style 6 True Wireless White, sus auriculares tipo AirPods, hoy os traemos el análisis de los Energy Headphones BT Travel 7 ANC, sus nuevos auriculares diseñados para ser lo más compactos posibles sin sacrificar en comodidad ni en calidad de sonido, pudiendo usarlos por cable jack de 3,5 mm, o por Bluetooth con una impresionante autonomía de hasta 16 horas.

Estos auriculares son los más caros que tiene la marca, y por ello la compañía ha intentado crear el mejor producto posible. Y os adelantamos que lo han conseguido, notándose la amplia experiencia que tienen en el mercado con decenas de auriculares a sus espaldas con precios para todos los bolsillos.

Índice

Características técnicas de los Energy Headphones BT Travel 7 ANC

Conectividad

  • Bluetooth: 4.1
  • Alcance: 10 m
  • Frecuencia de trabajo: 2,4 GHz
  • Potencia máxima de la señal: < 20 dBm

Drivers

  • Imán de neodimio
  • Respuesta en frecuencia: 20 ~ 20.000 Hz
  • Diámetro del driver: 40 mm
  • Sensibilidad: 105±3 dB/mW (@1 KHz)
  • SPL: 115±3 dB
  • Potencia máxima: 10 mW
  • Diseño: Cerrado
  • Tipo: Dinámico
  • Impedancia: 32 Ohm
  • THD < 1%
  • ANC: reducción de hasta -20 dB entre 20 y 300 Hz

Cable

  • Longitud: 120 cm
  • Conector: mini jack 3,5 mm

Microfono

  • Sensibilidad: -42dB ±3 dB (@1 KHz)

Bateria

  • Capacidad: 500 mAh
  • Tipo: polímero de litio
  • Autonomía:
    • Autonomía al 50% de volumen: 27 horas
    • Autonomía al 70% de volumen: 20 horas
    • Autonomía al 100% de volumen: 15 horas
  • Tiempo de carga: 3 horas

Anc ON: 16 horas

  • Line-in

Anc ON: 16 horas

  • ANC ON (Sin música): 50 horas
  • Puerto de carga: Micro USB tipo B

Contenido

  • Energy Headphones BT Travel 7 ANC
  • Cable microUSB
  • Cable de audio
  • Funda rígida de transporte
  • Guía rápida

Dimensiones y peso

  • 18,5 x 17 x 7,5 cm, 217 gramos

Unboxing y análisis externo

Energy Sistem ofrece con los ANC Travel 7 sus mejores auriculares, y eso es algo que se va a ir viendo a lo largo de toda la review y la prueba. Para empezar, contamos con una caja de color negro protegida con un fino cartón azul que nos muestra las especificaciones y una foto de los auriculares en dos posiciones.

Al abrir la caja negra nos encontramos una caja azul y una funda de transporte que incluye los auriculares. Debajo de la funda encontramos a su vez otra caja azul fina que incluye el manual, así como pegatinas y tarjetas de la compañía. En la primera caja azul que sacábamos de la caja encontramos el cable microUSB de carga (de un metro) junto con el jack de 3,5 mm (de 1,2 metros). En el caso del cable jack tenemos un diseño plano y muy fino, haciéndolo muy compacto para llevarlo siempre encima, y dificultando mucho que se enmarañe. Un diseño muy inteligente y que es una primera muestra del mimo que ha puesto Energy Sistem en estos auriculares.

La funda de transporte de los auriculares, con un aspecto externo que recuerda a la fibra de carbono, es bastante sólida, aunque también tiene algo de holgura. A pesar de ello, ningún golpe que le demos va a suponer un daño en los auriculares, que van a tener protección más que suficiente. Además, tenemos sitio de sobra para echar el cable microUSB y el jack de 3,5 mm para llevarlos a mano por si acaso.

Centrándonos ya en el propio producto, encontramos unos auriculares de diadema circumaurales, ligeros (217 gramos) y extremadamente cómodos. El nivel de presión que ejercen sobre la cabeza es medio-alto, y esto tiene sus ventajas e inconvenientes como veremos más adelante en el apartado de la prueba.

En cuanto a materiales, encontramos plástico acabado en mate que no da una impresión de mucha calidad, pero que sí cumple. Las almohadillas son de cuero sintético, mientras que las extensiones y las zonas de atornillado de la diadema son de plástico con apariencia metálica, siendo estas probablemente las partes que dan más apariencia de ser débiles en el largo plazo.

La diadema tiene una apertura bastante grande con mucho margen para ajustarlo tanto si tienes la cabeza pequeña como si la tienes muy grande. Cada auricular puede inclinarse entre 60º y 90º, mientras que podemos girarlo un cuarto de giro para que queden completamente planos, así como doblarlos para dejarlos lo más compactos que podamos e introducirlos en el estuche de transporte. Esta versatilidad nos permite ajustarlos a nuestra cabeza para que los llevemos de la forma más cómoda posible.

En cuanto a botones y conectividad tenemos una gran cantidad de opciones. Empezando por el auricular izquierdo, tenemos el conector microUSB para cargarlos, junto con una de las entradas de sonido para el micrófono junto con un botón de reseteo por si se nos cuelga en alguna situación, algo que pasa con algunos auriculares pero que a mí no me ha pasado con estos.

Junto a ellos tenemos tres botones más. El primero de ellos, el de “menos” (-) nos permite bajar el volumen si damos un toque, o cambiar de canción si lo dejamos pulsado. El segundo, el de “más” (+) nos permite subir el volumen si vamos dándole toques de uno en uno, o cambiar de canción si lo dejamos pulsado. El tercero, el de en medio, permite pausar o reanudar la música con un toque, o contestar y colgar llamadas.

Este tercer botón con el icono de Bluetooth es también el utilizado para emparejarlo con el móvil. Para emparejarlo tan solo hay que dejar pulsado el botón 4 segundos hasta que empiece a parpadear en rojo y azul, momento en el cual serán localizables por el móvil para conectarse. Para encenderlos después de ester primer emparejamiento tan solo tenemos que dejar pulsado el botón de Bluetooth durante dos segundos, donde se encenderá la luz LED y se oirá una voz que dice “Power ON”. Dos segundos después encuentra el móvil y se conecta, lo cual es bastante rápido.

En el auricular derecho encontramos el conector jack de 3,5 mm, que podemos usar incluso si los auriculares no tienen batería. Justo encima, encontramos un interruptor que nos permite encender o apagar la cancelación de ruido activa (ANC por sus siglas en inglés). Esta cancelación de ruido puede usarse incluso con el cable jack.

Prueba, calidad de sonido y batería

Estos Energy Headphones BT Travel 7 ANC se pueden resumir fácilmente en una palabra: versatilidad. Son ideales para escuchar música en casa en el móvil o en el portátil, al igual que también son muy cómodos para viajes, tanto por ser muy compactos al poder plegarse, como por su excelente duración de batería. También son perfectos para usarlos en la calle o haciendo deporte, siendo este último un punto donde serían perfectos su transpirasen un poco más. Sin embargo, es lo que suele ocurrir cuando tenemos almohadillas de cuero, que duran y repelen el agua, pero transpiran poco. A pesar de ello, en el resto de situaciones son cómodos incluso aunque los llevemos horas puestos.

Los auriculares quedan perfectamente agarrados en la cabeza, por lo que son ideales incluso para salir a correr, ya que no se nos van a mover de la cabeza ni van a ir dando saltos. La calidad de sonido es excelente en todas las situaciones, con unos graves muy potentes que no ahogan en ningún momento los medios y los agudos, que permiten escuchar hasta el más mínimo detalle en la música.

La calidad de sonido es realmente sorprendente para unos auriculares de este precio, tanto por Bluetooth como por jack, y a pesar de tener unos drivers de solo 40 mm. A pesar de ello, como ocurre siempre, el jack se oye mejor que el Bluetooth; sobre todo si vuestro móvil tiene un buen DAC. En cuanto a las llamadas, éstas se escuchan perfectamente en los auriculares, y el micrófono también se oye muy bien según me contó el otro interlocutor. La latencia del sonido por Bluetooth es de apenas 50 ms, cercano al mínimo que ofrece este tipo de conectividad inalámbrica.

La cancelación de ruido es uno de los aspectos que más sorprenden de estos auriculares, ya que es muy versátil. Podemos activarla siempre que queramos, independientemente de si estamos conectados por Bluetooth al móvil, de si tenemos conectado el cable jack, o si simplemente queremos unos auriculares aislantes del ruido sin estar escuchando música. En este último caso tan solo tenemos que encenderlos y ya se activará la reducción de ruido. En este modo la batería dura hasta 50 horas.

Esta cancelación de ruido funciona genial, acabando con todos los sonidos graves y dejando solo unos pocos agudos pasar, y que acaba en torno a un 90% con el ruido del viento si estamos andando por una zona donde corre mucho aire. La calidad del sonido también se ve modificada, pasando a sonar la música a la vez más aguda y limpia, pero también más grave. Esto encaja con lo que promete la compañía, con una reducción de hasta 20 dB de ruido en las frecuencias más bajas: desde 20 a 300 Hz.

Todo esto hace que casi siempre lleve la cancelación de ruido activada incluso cuando no la necesite, aunque la batería dure unas pocas de horas menos. Además, te ayuda a concentrarte en lo que estás haciendo, y si estás por ejemplo en un tren, te aísla de prácticamente todo el ruido, lo que te permite bajar el volumen para dañarte menos los oídos.

La duración de batería no llega a las 27 horas, y en nuestro caso se quedó en 16 horas y media con el volumen a la mitad y la cancelación de ruido activa. Cuando la batería está al 10%, la luz roja parpadea para avisarnos de que nos carguemos, además de ver el indicador en la pantalla de nuestro móvil. El tiempo de carga es de 3 horas, algo lento pero normal teniendo en cuenta que estos periféricos no suelen llevar carga rápida.

Así, encontramos que son cómodos, ligeros, llenos de funcionalidades y con una excelente calidad de sonido. ¿Pegas? Diría que tres:

La primera es la poca transpirabilidad al hacer deporte.

La segunda es que, cuando te los cuelgas del cuello tienden a apretar un poco y no son cómodos de dejar puestos ahí, ya que los propios auriculares aprietan en la zona de la yugular del cuello y medio te ahogan. La única forma de llevarlos medio cómodos es extenderlos al máximo, y poner las almohadillas mirando hacia el pecho, o con la parte inferior de las almohadillas tocándose entre sí para que no nos apriete el cuello. A pesar de ello, se siguen clavando un poco en la clavícula, y tienes que volver a ajustar la extensión cada vez que vayas a ponértelos de nuevas en la cabeza.

La tercera pega es la funda, que quizás es demasiado voluminosa para llevarla de viaje (podría ser algo más baja y no tan alta, aunque es bastante difícil hacerla más pequeña de lo que ya es. Ya que es tan grande podría haber incluido una pequeña rejilla para no llevar los cables sueltos por dentro.

Conclusión

Los Energy Headphones BT Travel 7 ANC son de lo mejor que podemos encontrar en su gama de precio, e incluso pueden hacerse pasar por unos auriculares que cuesten el doble gracias a su versatilidad, funcionalidades, calidad de sonido y calidad de materiales. Si buscas unos auriculares Bluetooth para llevar siempre contigo, ya sea en casa, estudiando, haciendo deporte o estando de viaje, y que tengan una gran calidad de sonido, no te equivocarás al comprarlos.

Pros

  • Cómodos
  • Excelente calidad de sonido
  • Funda de transporte
  • Cancelación de ruido con jack y por Bluetooth
  • Precio muy ajustado para su rendimiento
  • 27 horas de batería

Contras

  • Las almohadillas parecen complicadas de extraer para lavarlas o sustituirlas, además de no ser muy transpirables
  • Aprietan algo el cuello cuando nos los colgamos ahí
  • Funda algo voluminosa para llevar de viaje

Por ello, los Energy Headphones BT Travel 7 ANC reciben la medalla de platino, y nuestra recomendación por su rendimiento y relación calidad/precio.

Podéis comprarlos en Amazon por 74,90 euros.

Compártelo. ¡Gracias!